Los 15 edificios más feos de España (ordenados de más a menos)

Cada cierto tiempo, los internautas lanzan en redes sociales la cuestión, y una lluvia de opiniones inunda la red. Hemos querido ponernos serios en este asunto y elaborar el ranking definitivo de monstruosidades arquitectónicas a la española.

Los 15 edificios más feos de España (ordenados de más a menos)
Alejandra Manzano
Alejandra Manzano

Periodista especializada en arquitectura, interiorismo y diseño

El ya desaparecido filósofo, semiólogo y escritor Umberto Eco destinó parte de su tiempo en este mundo a desentrañar la "Historia de la belleza" en un afamado libro que llegó a nuestro país en 2004. Tres años más tarde, hacía lo propio con la otra cara de la moneda, la "Historia de la fealdad", y nos proponía no sólo un recorrido por las obras de arte más feas de la historia, sino también por el significado de esta palabra como antítesis de lo bello, y por sus distintas manifestaciones, sean del tipo que sean. 

Torres JMC en Murcia, "los Lapiceros"

La tarea de definir qué es lo feo no es fácil, aunque uno se puede poner vehemente y categórico argumentando, con mayor o menor acogida, meras opiniones basadas en el gusto personal. Pero no nos engañemos: no todos estamos cualificados para semejante labor. La RAE nos echa una mano, y dice que la fealdad es "la cualidad de lo feo", y la equipara con "la torpeza, la deshonestidad, una acción indigna y que parece mal". Entonces, ¿es lo feo malo por naturaleza? Intentemos aclararnos. Para la Academia, lo feo también es aquello que está "desprovisto de belleza y hermosura, que causa desagrado o aversión, o que tiene aspecto malo o desfavorable". Incluso puede ser un "desaire manifiesto y grosero".

Aunque la fealdad lleve implícita el desdén o la descortesía, recomendamos encarecidamente no tomarlo nunca por el lado personal. Porque romper, y en algunos casos, pisotear el canon clásico ha traído alguna que otra alegría al mundo, especialmente en lo referente al arte, al diseño o a la arquitectura. La asimetría, la deformidad, la falta de armonía y equilibrio en las proporciones también tienen su lado bueno. Incluso las propuestas indecentes y casi imposibles conducen a un ignominioso éxtasis en unos (y a la queja machacona en otros). Pero es de justicia reconocer que, al menos en estas disciplinas, lo feo nos ha hecho en muchas casos cuestionarnos nuestro gusto, nuestro propio sentido estético. Diana Vreeland, la mítica editora de moda y belleza, lo tenía claro: "Un poco de mal gusto es como un buen toque de picante. Tener demasiado buen gusto puede ser aburrido, pero lo que es intolerable es no tener gusto en absoluto". 

Edificio In Tempo en Benidorm, conocido como "la Peonza"

Hechas las disquisiciones necesarias, nos preguntamos cuál es el edificio más feo de España y por qué. ¿Es la opinión general la que condena a una obra a este deshonroso título, o por el contrario, es responsabilidad de la crítica especializada? ¿Es debido a su aspecto formal o a su función, que nos complica la vida y hace que le cojamos manía? ¿Están bien hechos los edificios feos? ¿Hay algo que se nos escapa, que no entendemos, y que los demás han captado al vuelo? Sea como fuere, en los rankings anuales de los edificios más feos de nuestro país siempre hay algunos que tienen la plaza asegurada a perpetuidad. Pasen y vean, y si viven en uno de ellos, nuestras más sinceras felicitaciones: lo bueno de vivir en uno es que desde dentro no lo ves. 

 

1 /15
Edificio Mirador en Sanchinarro (Madrid): el del Minecraft
Luis García / Wikipedia

Edificio Mirador en Sanchinarro (Madrid), "el del Minecraft"

El estudio de arquitectura neerlandés MVRDV, en colaboración con la arquitecta madrileña Blanca Lleó, tuvo la gran idea de llevar una manzana de edificios a la verticalidad con un hueco en medio,  un marco incomparable con vistas a la sierra de Guadarrama. Terminado en 2005, es todo un ejercicio de posmodernidad que se ha ganado el título de edificio más feo de España. Pero ahí no se acaban los honores: en 2012, The Telegraph lo incluyó en su lista de edificios más feos del mundo. Pero lo peor es uno de sus motes... Tras los atentados de 11S, los vecinos lo bautizaron como “edificio Bin Laden". Adivinen por qué.

Torre de la Rosaleda en Ponferrada, "el Tetris"

El edificio residencial más alto de Castilla-León está en la localidad de Ponferrada (León). 107 metros y 30 plantas diseñadas por el arquitecto Juan Francisco Álvarez Quirós, que se terminaron de construir en 2009. Para muchos no es sólo el más alto, sino que además es el más feo, y además es visible desde cualquier parte de la ciudad. Mejor suerte corren los los viajeros de la autopista A6 a su paso por la localidad, que pueden distinguirlo a lo lejos, que es como mejor luce.

MAQLA

Edificio Sol en Castellón

Construido por el estudio MAQLA y con una gran escultura hecha con cristal de Murano molido de Jaume Ripollés en la fachada, el edificio pretendía ser un homenaje al mediterráneo, a su luz, a su buen clima. Calificada de "obra modernista", se inauguró en 2008 por el alcalde Alberto Fabra, que dijo que "Ripollés es como José Tomás, que se arrima a la cultura, que genera sentimiento entre la gente con su arte y su obra, que a nadie deja indiferente y que deja su obra para la historia de Castellón". Ostenta un récord desconocido por muchos: el gran sol está considerada la escultura más grande española adosada a un bloque de viviendas. El saber no ocupa lugar, pero en este caso, la fealdad ocupa exactamente un ancho de 38 metros y una altura que supera los 15 metros. Los castellonenses nunca han estado muy contentos con este edificio, pero también es cierto que muchos afirman "que todo Castellón es fea", así que tampoco desentona mucho.

Edificio Montreal en Alicante, "la Pirámide"

Edificio Montreal en Alicante, "la Pirámide"

Uno de los edificios míticos de Alicante, obra del arquitecto Alfonso Navarro Guzmán, que da cabida a 180 viviendas de distinta tipología repartidas en 25 pisos. La construcción, de 1968, es una de las más reconocibles de la ciudad. Para algunos es "la  Vela", para otros, un "Tetris mal jugado" pero para la gran mayoría, el edificio es conocido como "la Pirámide"  por su color ocre claro y su forma triangular.  Si les gusta Egipto, esto es lo más cerca que van a poder estar de vivir (no se aceptan enterramientos) en una pirámide, aunque sea en un piso en la costa levantina.

Edificio Los Ficus

Edificio Los Ficus, en Tenerife

En el verano de 2022, este edificio se hizo viral gracias a unos vídeos de unos turistas que no daban crédito a lo que vieron cuando se acercaron a las piscinas naturales de Mesa del Mar en Tenerife: un edificio con una carretera por tejado. Lo definieron como "terrorismo urbanístico". Ahora bien, ¿cómo es esto posible? y sobre todo ¿es legal? La Ley de Carreteras es de titularidad estatal, por lo que no se permitiría algo así si fuera de nueva construcción. Pero el edificio se construyó en los sesenta, y al parecer, la responsabilidad es del Cabildo. Lo cierto es que hay poco tráfico, y que es más una rampa de acceso al complejo que otra cosa. La circulación de camiones está prohibida, aunque pasan autobuses dos veces al día, y los habitantes de los pisos inferiores dicen que "no se oye un ruido". Es como el "ande yo caliente ríase la gente" pero en versión arquitectura: con las vistas al mar que tienen sus terrazas, seguro que les compensa vivir en uno de los edificios más feos de España.

Asamblea Regional de Murcia

Asamblea Regional de Murcia (Cartagena), una copia mala de Gaudí

No imitar a Gaudí debería ser una de las enseñanzas básicas de cualquier arquitecto: ni lo intenten, porque el resultado será nefasto. Sin embargo, la obra del arquitecto catalán fue el punto de partida para el  diseño de la Asamblea Regional de Murcia un "ecléctico" edificio construido por Rafael Braquehais cuenta una columnata florentina en el cuerpo superior, coronado por un grupo escultórico en mármol blanco. En la parte de abajo, unos murales con los nombres de los 45 municipios que conforman la región están decorados con diversos motivos alegóricos de la Comunidad. Y eso es todo lo que tenemos que decir porque ya saben que una imagen vale más que mil palabras.

El Corte Inglés

Todos los edificios de El Corte Inglés, sin excepción

Es algo incomprensible que este gigante del comercio tenga presencia en casi todas las ciudades de España y ninguno de sus edificios sea relevante a nivel arquitectónico. No se libra ni uno.

IAACC PabloSerrano, en Zaragoza: "el Transformer"

IAACC PabloSerrano, en Zaragoza: "el Transformer"

El Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACCes para muchos uno de los edificios más feos de España por su extravagante diseño, que algunos califican de "pretencioso y poco afortunado". Su estructura metálica descansa sobre una antigua fábrica de ladrillo, es obra del arquitecto José Manuel Pérez Latorre y abrió sus puertas en 1994. Por suerte, sobre el contenido la opinión es unánime y positiva, y todo el mundo está de acuerdo en que es una suerte poder disfrutar de su fabulosa colección de arte, que incluye obras de Emil Nolde, Pablo Picasso, Alexander Calder, Andy Warhol o Jean Tinguely.

Edificio del Banco Santander en Granada

Edificio del Banco Santander en Granada

Edificio del Banco Santander en Granada

Parece mentira que en una ciudad tan bella como Granada se encuentre uno de los edificios más feos de nuestro país, pero así son las cosas. Situado en la Plaza de Isabel La Católica, el edificio que fue sede del Banco Santander es obra de Mariano Bayón, arquitecto galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura en 1996. Mucho antes de recibir tal honor, tuvo la ocurrencia de revestir con espejos la mitad de esta fachada, con la intención de reflejar la plaza. Pero ay!, con el paso del tiempo se han deteriorado, desluciendo el entorno de edificios históricos que le rodean. César Girón, presidente de Granada Histórica, lo calificó como "el más grave atentado a la ciudad en su historia reciente”y dijo de él que era "el último gran atentado de la época del franquismo contra Granada». Un diseño vanguardista que nadie comprendió cuando se inauguró (el Consejo Provincial de Bellas Artes de Granada declaró la fachada «antiestética» ya en 1975) y que sigue sin comprenderse a día de hoy. 

Palacio de Congresos de Oviedo

Palacio de Congresos de Oviedo, "el Centollo"

En este ranking no podía faltar un edificio del valenciano Calatrava, no porque nos parezca feo, sino porque los que lo tienen que ver a diario así lo consideran. Quizá le tengan manía. Y la cosa viene de lejos, porque ocupa el solar que dejó el antiguo estadio Carlos Tartiere, derribado en 2003, que era un auténtico dolor para la vista. Actualmente alberga un hotel, y en la parte superior, oficinas regionales y un Palacio de Congresos y exposiciones que se usa para diferentes actos de la ciudad. Ademas había un centro comercial, pero está cerrado. Después de quintuplicar el precio inicial, parte de sus funcionalidades no se pudieron terminar por errores de diseño, y el techo debería abrirse y que costó una  millonada, no se abre. Lo típico.

Ruedo Oiza M-30
Asqueladd, CC BY-SA 3.0 / Wikipedia

El Ruedo de Moratalaz (Madrid), "el Gueto"

Mucho se ha hablado de este edificio, el Ruedo, construido por Saénz de Oíza junto a la autovía de circunvalación M-30, una de las más transitadas de Madrid. El complejo urbanístico de viviendas sociales fue inaugurado en el año 1989, y desde el principio fue denostado por asemejarse a una cárcel. El interior tampoco mejora, con un colorido alicatado en la fachada centrípeta. Pero la polémica vino dada cuando se produjo la ocupación de los pisos por parte de sus nuevos habitantes a los que nos les cabían los muebles y las discusiones que protagonizaron con el arquitecto, que forman parte de uno de los desastres más sonados de la arquitectura

Edificio In Tempo en Benidorm

Edificio In Tempo en Benidorm, "el Pebetero"

Al edificio más alto de la Comunidad Valenciana le han llamado de todo: peonza, pebetero, guarida de villano de Marvel y edificio satánico. También se ha dicho de él que es "un horror de estilo soviético". Sin embargo, pese a todas las críticas recibidas, se ha convertido en un símbolo de Benidorm, y quienes han subido a las plantas más altas (tiene 47) dicen que las vistas son tan espectaculares que se lo perdonan todo. Habrá que subir para comprobarlo.

 Palacio de Festivales de Cantabria
Alamy Stock Foto

Palacio de Festivales de Cantabria, un monumento al desatino

¿Es Saénz de Oíza un genio incomprendido por las muchedumbres? Puede ser. La verdad es que nos duele en el alma que dos de sus edificios formen parte de este infame ranking, pero el pueblo ha hablado. Se quejan de su mala acústica, de que solo hay baños en la planta baja, de que el parking está lejos del edificio principal y de que siempre hace frío. Hay quien se ha desahogado sin complejos diciendo que es "un espantajo por fuera, y horrible por dentro, sin la menor elegancia en nada, cero detalles, frío, sintético, mole sin sentido, afea la calle, afea la bahía, el entorno... Es un verdadero monumento al desatino... Espero que algún día se haga justicia y se borre del mapa este engendro". Otros santanderinos han dicho de él que es "un perro boca arriba". Pero a otros les parece maravilloso, todo un acierto, y le ven el lado positivo: "el edificio es feo con ganas aunque va mejorando con los años gracias a las nuevas aberraciones que se construyen". Terminado en 1990, la verdad es que no entendemos que estaría pasando por la cabeza del arquitecto cuando lo ideó.

torre sevilla

Torre Sevilla, "el Pintalabios"

Este rascacielos es motivo de orgullo para algunos sevillanos y todo lo contrario para la gran mayoría. Los primeros llevan a gala que fuera el primero realizado en la ciudad y que sea el edificio más alto de Andalucía, así como el séptimo rascacielos más alto de España. Para los segundos, se trata de "un edificio de diseño de mal gusto, agresivo con el entorno y sin ningún interés salvo la altura". Su construcción contó con una fuerte oposición ciudadana, lo que ocasionó un debate político con posturas encontradas que desembocó en la amenaza de la UNESCO de incluir el patrimonio histórico local en la lista de patrimonio en peligro por el impacto visual causado por el edificio, aunque finalmente decidió no seguir adelante con la iniciativa. ?

Edificio Walden 7

Edificio Walden 7 en Barcelona

Su creador, Ricardo Bofill, dijo del Walden 7 que contrastaba "con la mediocridad de su entorno”y que“incorporaba el concepto de magnitud arquitectónica con la ambición de ennoblecer el entorno suburbano que rodea el edificio”. Grandes palabras para un gran edificio, uno de sus  proyectos más ambiciosos. Se empezó a construir en el 73, y 50 años más tarde, se calcula que más de mil personas viven en alguno de los 446 apartamentos distribuidos en 14 plantas. Puede que los problemas en su ejecución le creara mala fama entre los vecinos, que sea una pesadilla para los carteros y estamos seguros de que habrá a quien no le guste, pero para nosotros es una obra maestra de la arquitectura en España.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?