Este pequeño piso se hace grande gracias a un virtuoso juego de contrastes

Studiotamat ha buscado el contraste entre clásico y contemporáneo a la hora de reformar un pequeño apartamento de 65 metros cuadrados en el barrio del Trastevere, en pleno corazón de Roma.

Colgantes en mesitas de noche de latón de Italia Light and Design, a medida. Al fondo, la pequeña cocina del apartamento.

Colgantes en mesitas de noche de latón de Italia Light and Design, a medida. Al fondo, la pequeña cocina del apartamento.Foto: Serena Eller Vainicher

Un pequeño piso de apenas 65 metros cuadrados, enclavado en el corazón de uno de los barrios más concurridos de la ciudad, el Trastevere, Roma, en la primera planta de un edificio protegido, es el último proyecto de Studiotamat y al que han puesto el nombre de Totem House. El apartamento, originalmente cubierto con papel tapiz de los años setenta, fue decapado, revelando una superposición de colores y esmaltes originales de la época en que fue construido. Y este fue precisamente el punto de partida de los arquitectos, que optaron por una elección cromática acorde con los revocos preexistentes, manteniendo las imperfecciones clásicas.

"El desafío era crear una intervención de diseño contemporáneo en continuidad con el pasado, para calibrar las peculiaridades históricas del apartamento y los elementos de la arquitectura contemporánea, en un juego de contrastes que permitía desarrollar ambientes heterogéneos y con carácter", explica Matteo Soddu, cofundador de Studiotamat.

El tótem en sí, un volumen multifuncional y escultórico que se eleva desde el suelo hasta el techo, actúa como una especie de pivote de fondo escenográfico que se esconde en la parte posterior, y hace de eje para la reorganización de los espacios en el centro del apartamento, dictando un orden completamente nuevo para uno de los dormitorios y el pasillo que conduce a los servicios, iluminado por una ventana de altura completa y con una pequeña cocina hecha a medida en la parte posterior.

Ahuecado y articulado de manera aparentemente casual, el volumen del tótem no solo aísla la sala de estar del dormitorio, sino que también alberga funciones internas en todos los lados, como armarios, luces, un refrigerador, una bodega y una librería. Sobre él se apoya un imponente tablero horizontal de madera lacada en negro, que se proyecta hacia las paredes de la estancia, diseñado como asiento para la mesa de comedor o como chaise-longue.

El uso informal del color es la firma estilística de todo el pied-à-terre, que alterna tonos cálidos y fríos para realzar las adiciones sin perder los colores originales. "Respetando la vocación del barrio, que siempre ha sido celebrar los comercios y artesanos que han marcado su historia, todo el proyecto está hecho a medida, desde el mobiliario hasta la iluminación, haciéndolo único y un homenaje a la artesanía olvidada". Prezioso!

 

1 /10
Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

La pared dejada rugosa con el color rayado preexistente y el techo abovedado de ladrillo caracterizan la entrada, donde un espejo circular con soporte de chapa de color burdeos hecho a mano, incorpora el globo mini Flos. Unos apliques lineales de Italy Light and Design suspendidos en el vacío, son el único mobiliario.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El blanco es el color que impera en el apartamento, permitiendo así que cada pieza se convierta en un punto de color único. Sofá Divanidea de MOSS; Consola: Connubia; mesa DEE-J; taburete de Kartell; aplique de pared tubular cilíndrico: Italy Light and Design, realizado artesanalmente sobre proyecto.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

Cocina hecha a medida. Suelo Casalgrande Padana, gres efecto resina.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El tótem es un volumen multifuncional y escultórico que se eleva desde el suelo hasta el techo, actúa como una especie de pivote de fondo escenográfico que se esconde en la parte posterior, y hace de eje para la reorganización de los espacios en el centro del apartamento. Tótem realizado en placa de yeso e integrado con piezas de madera como puertas esmaltadas en color y banco lacado en negro. Los suelos son una combinación de parquet en tablones de roble natural y Casalgrande Padana gres efecto resina.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

Ahuecado y articulado de manera aparentemente casual, el volumen del tótem no solo aísla la sala de estar del dormitorio, sino que también alberga funciones internas en todos los lados, como armarios, luces, un refrigerador, una bodega y una librería.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El tótem se apoya sobre un imponente tablero horizontal de madera lacada en negro, que se proyecta hacia las paredes de la estancia, diseñado como asiento para la mesa de comedor o como chaise-longue.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El uso informal del color es la firma estilística de todo el pied-à-terre, que alterna tonos cálidos y fríos para realzar las adiciones sin dominar los colores originales.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El dormitorio que se esconde tras el tótem mantiene la esencia del resto del proyecto, con paredes decapadas y combinando elementos y piezas contemporáneas de diseño. Cama de hierro con cabecero y mesitas de noche de chapa, realizada artesanalmente para el proyecto. Cojín de cama Bludiprussia, L'opificio. Vestidor con colgador en tubular de hierro, a medida sobre el proyecto.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El segundo dormitorio, en una posición más aislada e independiente, a primera vista parece separado del resto de la casa gracias a sus audaces elecciones estilísticas. Aparece, de hecho, como un juego de paredes de colores claros, tejidos finamente decorados y materiales elaborados geométricamente.

Un juego de contrastes para un piso (pequeño) en el corazón de Roma

El baño en suite perfectamente integrado está separado del resto por una pared de ladrillo perforado en terracota de Mutina, parte de la línea Celosia diseñada por Patricia Urquiola, que oculta parcialmente la ducha y el lavabo bajo la ventana que da al claustro interior.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?