Los cien apartamentos sostenibles de Bjarke Ingels en Silicon Valley, cuna de Apple y Tesla

El estudio liderado por el célebre arquitecto danés colabora con el promotor Nabr en el proyecto SoFA One, un edificio residencial en el barrio más vibrante de la ciudad californiana de San José, en pleno Silicon Valley.

Por fuera, el edificio se caracteriza por una fachada facetada e irregular perforada por grandes aberturas.

Por fuera, el edificio se caracteriza por una fachada facetada e irregular perforada por grandes aberturas.

Apple, eBay, Adobe, Intel, Tesla... La nómina de gigantes de las nuevas tecnologías que tienen su sede en San José, es impresionante, y da pistas de la atmósfera dinámica y creativa que impera en la ciudad californiana en su condición de principal núcleo urbano del área de Silicon Valley. No es de extrañar, pues, que un espíritu inquieto y atento siempre a la novedad como Bjarke Ingels, al frente del estudio BIG Architects, haya aceptado el reto de levantar allí un edificio de cien apartamentos sostenibles.

Los amplios interiores se comunicarán abiertamente con las terrazas para crear una continuidad dentro-fuera.

Los amplios interiores se comunicarán abiertamente con las terrazas para crear una continuidad dentro-fuera.

Diseñado en colaboración con la promotora neoyorquina Nabr, el proyecto, denominado SoFA One, se ubica en 415 South 3rd Street, una zona que destaca por su concurrido ambiente de restaurantes, cafeterías, cines, teatros y otros equipamientos culturales. Su céntrico emplazamiento lo ubica a escasos minutos de los principales nudos de comunicaciones, instituciones y atracciones de San José.

El edificio se construirá con materiales sostenibles y con huella de carbono neutra. Las ventanas equiparán vidrios con capacidad de oscurecimiento para maximizar la luz solar a la vez que se controla la temperatura interior y el gasto energético.

Los espacios estarán amueblados con diseños a medida de los propios arquitectos. Los suelos de madera serán de la prestigiosa firma Dinesen.

Los espacios estarán amueblados con diseños a medida de los propios arquitectos. Los suelos de madera serán de la prestigiosa firma Dinesen.

Los afortunados que logren hacerse con uno de los cien apartamentos –a partir de 700.000 dólares, cerca de 620.000 euros– podrán personalizarlos a través de la plataforma de software de Nabr. El tamaño de los mismos abarca desde estudios hasta viviendas de uno, dos y tres dormitorios.

A nivel de calle el edificio contará con una plaza pública y locales comerciales.

A nivel de calle el edificio contará con una plaza pública y locales comerciales.

El equipamiento del edificio incluye plazas de aparcamiento con estaciones de carga para vehículos eléctricos, una plaza a nivel de calle con locales comerciales y una terraza comunitaria en la azotea con jardín, centro wellness y espacio de juegos infantiles. Toda la información sobre los sistemas de climatización y seguridad de cada vivienda podrá gestionarse a través de una sola aplicación.

La construcción del edificio arrancará este 2022, y se espera que culmine en 2023.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?