La tintorería en casa: trucos para desinfectar la ropa

Ya estamos confinados, hecho el primer paso. Ahora, ¿qué medidas debemos tomar dentro del hogar? Una de ellas, y de las importantes, es esterilizar correctamente.

Más allá del llamamiento de la comunidad médica a la responsabilidad social y la petición de que nos quedemos en casa, hay un tema que surge, de repente, como fundamental.

Todas las infecciones que se contagian por gotas de aire pueden propagarse a través de las manos y las superficies que se tocan con frecuencia. Por ello, algunos investigadores siguen evaluando el tiempo que pueden persistir (se baraja que desde unas pocas horas hasta varios días).

Las telas acumulan ácaros y gérmenes que pueden originar enfermedades infecciosas. De allí que nuestra lista sea más trascendente de lo que parece. Así que te mostramos cómo eliminar las bacterias que se puedan quedar adheridas a los tejidos.

Lo primero, la ropa de la calle debe lavarse de inmediato o dejarla en la puerta de entrada, sobretodo los zapatos. Hay más:

No sacudas las prendas de ropa antes de meterlas en la lavadora

Es algo común. Pero debes evitarlo, ya que este sencillo movimiento puede hacer que el virus vaya a parar a otras superficies, como el suelo, el tendedero o la propia lavadora. El fin es minimizar el riesgo de dispersar las bacterias a través del aire.

Utiliza agua -muy- caliente

Lava la ropa de hogar y las prendas que lo soporten a 60º. A esa temperatura te asegurarás que cualquier germen desaparece.

Para las prendas que no se pueden lavar, ventílalas al sol y plánchalas con vapor.

Para las prendas que no se pueden lavar, ventílalas al sol y plánchalas con vapor.

Para el resto de prendas que no soporten temperaturas altas...

Es decir, superiores a 30º, añade en el cajetín del suavizante 50 ml. de vinagre. Seca en la secadora y, si no dispones de una, al aire y al sol. Deja que las telas pierdan la humedad por completo.

Haz uso de los productos desinfectantes

La ropa está en contacto directo con virus, bacterias, hongos y gérmenes. Existen productos y detergentes específicos para tratarla, eliminando todos los microorganismos dañinos.

La lejía, siempre con agua fría y sin perfume

Con agua caliente, el cloro se evapora y no sirve como desinfectante. Ventila la estancia durante y después de su uso.

Hay opciones naturales para desinfectar, toma nota.

Hay opciones naturales para desinfectar, toma nota.

Si te has leído nuestro Número del Planeta y prefieres la desinfección natural…

Puedes agregar productos como el vinagre, esto ya lo hemos visto. Sin embargo, también sirve el agua oxigenada, el bicarbonato, el limón o el árbol de té al lavado, incluso algunos son blanqueantes y quitamanchas.

Cambia y lava con regularidad la toallas y sábanas

Más que de costumbre, y si hay alguien con síntomas, es recomendable que tenga sus propios artículos para uso personal.

Uno de los vehículos de contagio más comunes es la ropa.

Uno de los vehículos de contagio más comunes es la ropa.

En orden, como Marie Kondo

Los expertos recomiendan mantener la casa limpia y en orden para evitar la transmisión de patógenos. Además, es un perfecto pasatiempos mindfulness.

¡Ah! Los pañuelos deben ser de papel

Y no de tela. El motivo es que nos desaceremos de ellos en cuanto lo hayamos usado. Así evitamos la acumulación de bacterías.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?