La tendencia 'natural' es la protagonista de la decoración en 2024: cocinas verdes, paredes de piedra, formas curvas (y apta para pisos pequeños)

Desde el gusto por el estilo costal a las plantas de interior y los materiales recuperados, algunas de las principales tendencias en la decoración en 2024 tiene la naturaleza como elemento protagonista

La decoración se rinde ante la naturaleza como la gran tendencia de 2024.

La decoración se rinde ante la naturaleza como la gran tendencia de 2024.

Eugeni Pons
Rafael F Bermejo
Rafael F. Bermejo

Periodista especializado en interiorismo, diseño y arquitectura. 

La pandemia incorporó la naturaleza al interior del hogar. Echábamos de menos salir a disfrutar de nuestro entorno y, así, vivimos un bum del estilo costal, la decoración primó los espacios volcados al exterior y usamos más materiales naturales y plantas de interior para decorar. En 2024, la sostenibilidad, el reciclaje y el mayor gusto por las líneas orgánicas están también entre las tendencias de decoración que buscan ir incorporando la naturaleza al hogar.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en Arquitectura y Diseño suscríbete a nuestra newsletter.

1 /7
dormitorio armario verde

Armario de dormitorio en verde oliva.

Mikhail Loskutov

El verde oliva será uno de los colores de moda en 2024

Uno de los mejores ejemplos sobre cómo impacta la naturaleza en la decoración del hogar se percibe a través del color. Los tonos tierra, de moda en 2023, y que en todo caso llevan siendo populares en el hogar desde la pandemia, seguirán usándose en la decoración de la casa a lo largo de los próximos meses.

Beige, arena, tierra, dorados, terracota, y especialmente el verde oliva, van a ser protagonistas de espacios acogedores, confortables y relajantes. De hecho, que la gama de los verdes esté tan de moda para decorar el hogar no es ninguna sorpresa en un momento en el que el diseño biofílico, en forma de ricos patrones botánicos, sigue siendo muy popular.

Casa verde gante comedor

Comedor de formas orgánicas en una vivienda en Gante.

Eugeni Pons

Las formas orgánicas y redondeadas definirán nuestros interiores

La naturaleza es de todo menos rígida y lineal. Inspirándose en su exuberancia, las formas y texturas orgánicas también serán una de las grandes tendencias a lo largo de los próximos meses. Los muebles con curvas dan forma a entornos más reconfortantes que consiguen que nos sintamos casi abrazados y más protegidos y seguros. Por eso, términos como cocooning, que vivieron su momento de gloria hace una década, vuelven a hacerse un hueco en la decoración del hogar y en el diseño de muebles. Lo hemos visto en las colecciones de Roche Bobois, por ejemplo, pero también en piezas mullidas y enormes, como las que presentaba Moooi hace unos meses en la Feria del Mueble de Milán, por ejemplo.

La Zambra: el guiño costero de ratán

Una habitación de estilo costero en tonos arena.

La Zambra

La naturaleza ha inspirado el éxito del estilo costal

El estilo costal va a hacerse con un hueco destacado en la decoración del hogar en 2024. Los colores arenosos, rosas suaves y azules oscuros contribuyen a dar forma a espacios naturales, agradables y frescos que nos recuerdan a los veranos en el mar. Los muebles versátiles, aptos para interior y exterior, y el mayor interés por los muebles de madera oscura también tienen que ver con el impacto de la naturaleza en la decoración.

Comedor rústico con artesanía

Comedor rústico con artesanía.

Javier Bravo / Estilismo: Bea Aparicio

Lo artesanal nos devuelve a texturas tradicionales y naturales

Accesorios y muebles artesanales y telas tejidas a mano están de moda. ¿Por qué? Son sostenibles, nos remiten a las tradiciones, y nos relacionan con nuestro entorno –en muchos casos el pueblo de nuestros padres o abuelos–, su naturaleza e historias.

baños de piedra y madera

Baños de piedra y madera.

ALTO INTERIORISMO

Texturas naturales para dar forma a espacios imperfectos y llenos de fuerza visual

Piedra, madera, terracota, mármol; todos estos materiales están conquistando el hogar. Desde el salpicadero de la cocina pasando por la ducha, muebles y muchos objetos decorativos, la naturaleza cruda, imperfecta o porosa de los materiales mencionados aporta textura y fuerza visual –eso que los anglosajones definen como ‘carácter’– a nuestros interiores. Además, los materiales naturales también contribuyen a replicar en nuestros interiores algunas de las características propias del exterior, como, por ejemplo, su espíritu reparador, amable y relajante.

Se acabó el llorar y el estornudar con estas plantas antialergia que purifican el aire de tu casa.

Dormitorio con plantas de interior.

Tatiana Buzmakova / iStock

Las plantas de interior (y árboles como el olivo) nos conquistan

Finalmente, y lo más importante, las plantas de interior van a seguir siendo las grandes protagonistas de nuestros interiores. Como ya hemos contado en alguna ocasión, las de gran porte son las más populares, como la kentia o la mostera. En todo caso, este impacto de la naturaleza en la decoración del hogar ha hecho crecer el interés por decorar con árboles grandes en casa, como olivos o magnolios.

salón comedor abierto en color blanco con madera minimalista

Salón-comedor abierto en color blanco.

Mercè Gost

La naturaleza influye en una mayor demanda por espacios abiertos y luminosos

Sobre cómo impacta la naturaleza en la decoración del hogar, uno de los mejores ejemplos es la moda por los espacios abiertos, conectados y en los que la luz natural es protagonista. El diseño biofílico promueve la integración de la luz en los interiores. La luz natural, por ejemplo, permite que reduzcamos de manera importante el consumo de energía en el hogar, reduciendo así nuestra huella de carbono.

 

 

Loading...