6 clichés decorativos que quieren ser estilosos, pero resultan aburridos (y un poco horteras)

Tenemos algo que decir sobre clichés decó. Exceso de almohadones en la cama, el color wengué o las cocinas de color blanco nuclear son tendencias de decoración que se han quedado completamente obsoletas

Cojines apilados
Photos courtesy Neal Ward Properties
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Cómo tenemos nuestra casa refleja nuestro estilo personal y la forma en que vivimos. Y como estamos en constante cambio, pocas cosas duran para siempre. También en el mundo de la decoración, aunque a un ritmo más sosegado que el de la moda, apostamos por cambiar y explorar nuevas ideas que se amoldan a nuestras necesidades, a nuestros gustos cambiantes y a las tendencias.

La decoración, como la moda, es cíclica y cada cierto tiempo regresan ideas que jamás pensaste que podrían volver y, con su llegada, destierran a otras que se quedarán en el olvido. Si estás pensando dar una vuelta a la decoración de tus estancias, presta atención a estos seis clichés decó que practica mucha gente porque parecen estilosos, pero cuya fecha de caducidad ya ha pasado.

No porque no nos gusten, sino porque se ha abusado tanto de ellas que han perdido su originalidad. Por supuesto, es solo una opinión, porque como decía Gianni Versace: "No dejes que la moda te domine, tú decides quién eres y qué quieres expresar". ¿Cuál de estos clichés decó quieres sacar de tu casa?

1 /6
Adiós a la recta
Zac Gudakov

Adiós a la recta

En su momento causó furor porque daba sensación de elegancia y orden en las casas, pero la tendencia de las líneas perfectas y los muebles cuadrados tiene que ser olvidada lo más rápido posible para abrazar las formas orgánicas, que son las nuevas estrellas del hogar.

Papel pintado Jardin Botanique, de la colección So Wall 2 de Casadeco
Casadeco

Estilo tropical, para las vacaciones

Palmeras, grandes hojas de plantas exóticas, coloridas flores con pájaros de vibrantes colores… Especialmente en forma de papel de pared, el estilo tropical se coló en nuestras cocinas, dormitorios e incluso en los salones y los llenó de alegría y exotismo. Pero ha llegado el momento de dejar de utilizar esta selvática tendencia en cualquier espacio porque, se ha abusado tanto que se ve poco original e incluso un poco pasada de moda.

Mesa de centro con libros y figuras
Pere Peris

Sin montañas de coffee table books

No cuestionamos que estos libros de gran formato y generalmente de tapa dura son un deleite sensorial. Da gusto tocarlos, abrirlos y disfrutar del olor que desprenden sus páginas y de ver la belleza que atesoran. Pero lejos de convertirse en útiles para consultar, se convirtieron en clichés decorativos que reposaban sobre las mesas o mesitas del salón dispuestos con la misión captar la atención de los invitados. Hoy nos siguen fascinando, pero no su abuso como objeto de adorno.

cocina blanca

La frialdad del blanco

Aceptamos colores suaves o muy intensos –siempre y cuando las características de la cocina lo permitan-, pero las cocinas, con los muebles panelados en blanco, tienen tan poca personalidad que parecen frías o asépticas. Invitamos a divertirse entre fogones rodeados de color.

Cojines de Designers Guild

Cojines invasores

Si alguna vez te han invitado a sentarte en el sofá de un salón y no encuentras hueco por la proliferación de cojines, es que estos complementos sobran. Ponerlos perfectamente alineados en el asiento, ordenados por tamaños y colores era una tendencia que en su momento pudo parecer estilosa, pero debe desaparecer por incómoda tanto en los sofás como en las camas del dormitorio. ¿Para qué necesitas más de tres o cuatro almohadas? La vida es demasiado corta como para estar quitando y poniendo la sobreabundancia de cojines sobre la colcha o el sofá.

Zona de paso hacia comedor, con mueble en blanco y wengue´, baldas de madera con vajilla
CLAUS BRECHENMACHER

Ya no se lleva el wengué

En el baño y en el comedor, no había casa bien que no tuviera un mueble en madera wengué, esa que tiene un tono oscuro similar al marrón chocolate casi negro que tiene el don, además, de reflejar toda mota de polvo que se pose sobre ella. Hoy, aunque ha resistido en muchos hogares, es una de las tendencias old-fashioned. Ahora se busca la luz y la claridad que ofrecen otros materiales y otras tendencias, como la hygge.

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?