Un remanso de paz en medio de la ciudad

En la calle Muntaner de Barcelona, las interioristas de Scala Studio han provocado una pequeña revolución al trasladar todas las áreas privadas de una residencia a la caseta situada en el jardín. El resultado no puede ser más orgánico y acogedor, porque de esta forma todos los espacios tienen vistas privilegiadas a la naturaleza.

Esta casa estaba en pleno proceso de remodelación para convertirse en una oficina. Pero un cambio de planes a última hora hizo que acabara con el aspecto que tiene en la actualidad. 

Gracias a la reforma de Antonio Spalleta y al interiorismo de Scala Studio, esta vivienda ubicada en la calle Muntaner de Barcelona luce su mejor cara. Las áreas sociales están en en área principal, mientras que las áreas íntimas (dormitorios y baños) se ubican en la caseta que hay en el jardín. 

Una original distribución para una vivienda en la que no ha habido que tirar ningún tabique porque ya disponía de un espacio diáfano que se ha querido respetar en todo momento. 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA SEGUIR VIENDO LAS MEJORES CASAS MODERNAS

1 / 11
salon con chimenea de madera y sofas de color crudo

Desde el principio se tuvo claro que se aprovecharía la propia arquitectura del edificio para seccionar las dos zonas principales de la vivienda. La zona más social, que se encuentra en la casa principal, y la zona más íntima, situada en la caseta que se ubica en el jardín. La butaca es la CH07 Shell Chair, de Carl Hansen

salon con pared de color gris oscuro y suelos de madera en espiga

Techos altos, molduras, ventanales... El piso prometía, antes de la reforma. No hizo falta tirar ninguna pared porque el espacio ya era muy diáfano. El banco de colores es de Joao Bruno Videira (Portugal). La lámpara es la Snoopy, de Flos

Cocina de estilo industrial con muebles de acero y suelos de madera de espiga

Se usaron materiales nobles, como en el caso del pavimento del suelo, que es un parqué de madera rescatado de un antiguo aserradero croata de los años 60 y que no se había llegado a colocar nunca en ningún espacio. Las sillas son el modelo Cesca, de Knoll

Piso en barcelona cocina con suelo de madera de espiga y paredes de color gris oscuro

Para la cocina se eligió el aluminio porque el propietario trabaja en el mundo de la restauración, y es un guiño a una parte importante de su vida y de su día a día. 

 

Salon con cocina tipo industrial

En todo momento se quiso mantener la idea romántica de usar materiales y elementos que contaran su propia historia y tuvieran un porqué. Es por ello que también estuvo claro desde el principio que se usaría el acero inoxidable para el acabado de la cocina. 

cocina con frontal de baldosas de color azul

Se ha querido dar a la vivienda una estética mediterránea, que conecta con el carácter del propietario. 

Baño con encimera de madera y ventana con lamas de madera

La casa principal estaba en medio de un proceso de obras para convertirse en una oficina. Pero un cambio de planes derivó en esta reforma orientada a crear una nueva casa más confortable y moderna. 

Baño con encimera de madera y lavamanos de piedra

 El suelo del baño se dejó en hormigón pulido, y para dar calidez, se usó la madera para el armario, los estantes y el mueble principal. 

Dormitorio en varias alguras con armarios hechos a medida

La parte más íntima del hogar, la encontramos en la caseta, ubicada en el jardín. Se escogió este espacio para los dormitorios porque se encuentra en un lugar más resguardado y recogido. Las lámparas de la mesita de noche son de Natura. La silla de la esquina es de un anticuario de Mallorca. 

Patio interior con suelo de piedras y cactus

Un remanso de paz en medio del bullicio de la ciudad condal. 

Pasillo con muebles hechos a medida en color gris oscuro

En total, la vivienda cuenta con una superficie de 200 m2, distribuidos en tres dormitorios y tres baños completos. En el pasillo, la lámpara azul es la AJ Mini de Louis Poulsen.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?