Un apartamento de 50 metros para una familia de cinco en París

El problema de la escasez de metros en los pisos de París hacen que cada vez más estudios se especialicen en buscar soluciones de diseño en espacios pequeños. En este apartamento de 50 metros vive una pareja y sus tres hijos.

Un piso de 50 metros en París

Un piso de 50 metros en ParísFoto: Tim Van de Velde

Con un mercado inmobiliario bajo presión desde hace años y el creciente atractivo de París tanto a nivel local como global, las viviendas de tamaño reducido se están convirtiendo en una realidad innegable en la capital francesa. Los desafíos que suponen estos apartamentos pequeños se han vuelto, si cabe, más relevantes en el contexto del confinamiento cuando las personas necesitan estudiar y trabajar desde casa. Llegados a este punto, intentando esquivar el concepto de infravivienda, los estudios de arquitectura e interiorismo trabajan en soluciones dignas ante dicha problemática. La misión del arquitecto es participar activamente en los cambios urbanísticos con proyectos de alta calidad y acordes con la actualidad. Es el caso de l'atelier, que durante los últimos tres años, ha trabajado en el diseño de más de 40 pequeños apartamentos en el área de París. A partir de esta experiencia, han sabido identificar algunos proyectos recurrentes. Por ejemplo: convertir una buhardilla (o "chambre de bonne") en un apartamento, añadir un dormitorio para un nuevo niño a un apartamento ya reducido, o como en el que aquí se presenta, diseñar un apartamento familiar de 10 metros cuadrados por persona.

1 /9
Un piso de 50 metros en París

El cliente había comprado recientemente un antiguo apartamento en el sur de París y buscaba un arquitecto para trabajar en un proyecto bastante ambicioso: convertir este apartamento de 50 metros cuadrados y un único dormitorio en un hogar para una familia de cinco (una pareja y tres niños de 18, 15 y 7 años).

Un piso de 50 metros en París

El cliente había conocido a l'atelier en Internet y esperaba que pudieran afrontar el desafío dada su experiencia en viviendas pequeñas y optimización de espacios reducidos.

Un piso de 50 metros en París

L'atelier inició el proceso de diseño con la fase de diagnóstico. Según ellos, este paso es crucial ya que revela las oportunidades y limitaciones de un proyecto. Esta metodología se inspira en el proceso de diseño creativo en el urbanismo, donde utilizan el análisis del barrio como fuente de inspiración para diseñar un proyecto.

Un piso de 50 metros en París

Esta fase de diagnóstico destacó varios elementos. Primero, el plano general del apartamento era casi cuadrado, lo que es una ventaja para adaptarse a todos los espacios requeridos. Luego, a pesar de su pequeño tamaño, el apartamento se extiende desde el frente hasta la parte trasera del edificio y tiene solo siete metros de largo. Por lo tanto, todos los espacios se beneficiarán de la máxima luz natural. Finalmente, el techo de tres metros de altura ofrece muchas oportunidades para pensar en vertical. La única limitación en el proyecto era el muro de carga que se extiende a lo ancho del apartamento. Sin embargo, esta pared ya tenía tres aberturas, lo que permitía suficiente flujo entre cada lado.

Un piso de 50 metros en París

Con estos elementos, l’atelier decidió crear una sala de estar que se extendiera desde la parte delantera hacia la parte trasera del edificio para aprovechar la luz de la mañana y de la tarde. Este espacio se escalona para crear subespacios abiertos, cocina y comedor por un lado y sala de estar por el otro. La entrada está integrada como parte de la sala. 

Un piso de 50 metros en París

La elección de los materiales también jugó un papel importante en este proyecto. Para que el apartamento pareciese más espacioso, l’atelier utilizó el mismo material para todas las puertas y ventanas: madera de pino de color claro de Polonia con un patrón generoso pero bastante uniforme. También se utilizó madera de pino muy ligera para el suelo para optimizar así la luz natural.

Un piso de 50 metros en París

Otro factor importante en este proyecto fue el tiempo. Los dos hijos mayores pronto serán independientes, y el cliente pedía diseñar un apartamento que pudiera adaptarse y evolucionar para que eventualmente solo quedara un dormitorio después de que los niños se hubieran ido de casa.

Un piso de 50 metros en París

A día de hoy el apartamento tiene capacidad para cinco personas y este diseño se mantendrá como está durante los próximos tres años. Cuando los dos hijos mayores se vayan, se quitará la pared del dormitorio de los padres para crear una sala de estar más grande. Finalmente, en unos diez años, cuando el niño más joven se vaya, los dos dormitorios restantes se conectarán para hacer un dormitorio más grande para los padres.

Un piso de 50 metros en París

En el dormitorio de los niños, hay dos alcobas para dormir de un metro de altura, una ubicada encima del baño y la otra debajo del dormitorio de la hija mayor. Se puede acceder a esta última área de dormitorio a través de una escalera Donald Juddesque en la sala de estar.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?