Ruta por las 10 bodegas más bonitas del mundo diseñadas por arquitectos famosos

Muchos de los mejores arquitectos del globo han construido a lo largo de los últimos años algunas de las bodegas más espectaculares y vanguardistas. Estas diez que hemos seleccionado, sin duda, deberías conocerlas si no puedes vivir sin una buena copa en la mano.

Pocas cosas hay más placenteras en estos meses de verano que tomarse una copa de vino. Los arquitectos más prestigiosos del mundo bien lo saben. Y, por ello, a nadie le ha extrañado que a lo largo de los últimos años nombres tan populares como los de Frank Gehry o Norman Foster se hayan animado a construir algunas de las bodegas más sorprendentes del mundo. Independientemente de que seas un enófilo de pro, o justo lo contrario, te damos a conocer aquellas diez que arquitectónicamente más nos llaman la atención. Indiscutiblemente, todas ellas son unas piezas de arte por méritos propios.

1 / 10
Château Cheval Blanc de Christian de Portzamparc

Château Cheval Blanc, de Christian de Portzamparc

El arquitecto Christian de Portzamparc, galardonado con el Premio Pritzker, se inspiró en las cubas de fermentación de hormigón utilizadas por los viticultores para crear esta estructura rematada con un tejadillo de hormigón blanco. Desde la lejanía el Château Cheval Blanc, gracias a su fisionomía ondulada, parece una escultura flotante.

Bodega CVNE de Ábaton

Bodega CVNE, de Ábaton

El prestigioso estudio madrileño Ábaton fue el encargado de idear el centro de operaciones de CVNE (Compañía Vitivinícola del Norte de España), coincidiendo con los 140 años de su fundación. Pese a contar con geometrías sencillas propias de las naves industriales, en realidad las instalaciones están cubiertas por un abrigo que estabiliza las temperaturas, algo fundamental en el proceso de producción del vino y que confiere al conjunto un aspecto neutro.

Bodegas Portia de Foster Partners

Bodega Portia, de Foster Partners

El estudio Foster + Partners proyectó una sorprendente estrella de tres puntas en el corazón de Ribera del Duero. Inaugurada en 2010, esta construcción de acero, madera, hormigón y vidrio aúna el equilibrio de los materiales con un paisaje de una gran fuerza visual. Además, incorpora un sistema de vinificación por gravedad a la antigua.

Antinori nel Chianti Classico de Archea Associati

Antinori nel Chianti Classico, de Archea Associati

Más allá de que esta bodega que lleva la firma de Archea Associati se camufla en el paisaje de la Toscana, también destaca por su llamativa escalera de caracol y su fachada de acero corten. En el interior, asimismo, luce unas grandes claraboyas que dotan de dramatismo el conjunto. 

Petra Winery de Mario Botta

Petra Winery, de Mario Botta

Situada cerca del antiguo pueblo toscano de Suvereto, fue diseñada por el arquitecto suizo Mario Botta y terminada en 2003. La estructura exterior, revestida de piedra rosa tosca de Verona, tiene características arquitectónicas que recuerdan a otras obras de Botta. Por ejemplo, un núcleo cilíndrico que puede apreciarse en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, así como una cubierta vegetal parecida a la que corona la francesa Catedral de la Resurrección de Évry. 

Bodega cueva en Texas de de B. K. Architects

Bodega privada en Texas, de B. K. Architects

En efecto, este proyecto de B. K. Architects recupera la esencia de aquellas primigenias bodegas que se valían de las cuevas para conservar el vino. Excavada en la cara norte de una ladera de piedra caliza sólida de Texas, esta estructura revestida de hormigón está protegida al este y al oeste por altos robles y olmos, lo que le permite casi desaparecer dentro del paisaje.

Mission Hill Winery de Tom Kundig y Olson Kundig

Mission Hill Winery, de Tom Kundig y Olson Kundig

En la cima de la colina de Kelowna, en la canadiense Columbia Británica, se halla este complejo vinícola con ínfulas de catedral. De hecho, sus edificaciones, revestidas de hormigón armado, rodean un patio central con un campanario de 2,5 metros de altura. Sus campanas, precisamente, han surgido de la fundición de las campanas de la Catedral de San Patricio de Nueva York y la Basílica del Sacré Coeur de París.

Marqués de Riscal de Frank Gehry

Marqués de Riscal, de Frank Gehry

No cabe duda de que se trata de una de las bodegas más populares del mundo. Frank Gehry recibió el encargo de diseñar la Ciudad del Vino, una iniciativa de las bodegas Marqués de Riscal que, entre otros, alberga servicios como restaurantes, un hotel o un spa. El ganador del Premio Pritzker, valiéndose en el exterior de un titanio de color rosa que evoca a la cinta que envuelve un regalo, terminó el proyecto en 2006.

Bodegas Ysios de Santiago Calatrava

Bodegas Ysios, de Santiago Calatrava

Finalizada en 2001, la bodega Ysios de Santiago Calatrava, en La Rioja, luce un fotogénico tejado ondulado de aluminio y cedro que se hace eco del paisaje montañoso de la zona.

Bodega Les Davids de Marc Barani Architectes

Bodega Les Davids, de Marc Barani Architectes

Monolítica y camuflada en el paisaje de la región montañosa francesa de Luberon. Así es la bodega Les Davids, de Marc Barani Architectes. La estructura, de 2.130 metros cuadrados y construida con hormigón macizo ocre, ha sido expresamente diseñada para seguir el proceso gravitacional de elaboración del vino. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?