La reconstrucción de Notre Dame se está llevando a cabo como en la Edad Media

Tras el incendio de 2019, la catedral de Notre Dame se encuentra a un año de su reapertura. Los trabajos de restauración avanzan a buen ritmo y algunas de las técnicas empleadas buscan mantener el espíritu de la construcción original.

Catedral de Notre Dame en Paris, Francia
Raquel Suárez
Raquel Suárez

Redactora web de Arquitectura y Diseño especializada en interiorismo y estilo de vida

El 15 de abril de 2019 medio mundo se quedó atónito ante las pantallas de televisión viendo derrumbarse el techo y el chapitel de la catedral de Notre Dame de París, un símbolo de Francia y de su capital. Desde entonces, se han sucedido las noticias sobre su reconstrucción. Actualmente, y tras saber cómo será el paisaje que rodeará la catedral, podemos decir que su reforma asombraría a los carpinteros de la Edad Media, teniendo en cuenta que las técnicas que se utilizaron por primera vez para la construcción de la catedral (hace más de 800 años) se están volviendo a utilizar para reconstruir su tejado.

El objetivo del uso de herramientas manuales para reconstruir la estructura superior es homenajear  la labor artesanal de los constructores originales de Notre Dame y garantizar que estas técnicas antiguas persisten en el tiempo. Sin embargo, a esta técnica tradicional, también se le ha añadido un toque moderno acompañado del diseño por ordenador y otras tecnologías que permiten acelerar la construcción. Todo ello como consecuencia del plazo ajustado de reapertura del edificio en diciembre de 2024.

Se he hecho uso de dispositivos electrónicos para crear planos detallados y garantizar que las vigas cinceladas a mano encajen perfectamente en la estructura. El armazón, que se ha elaborado con la tala de más de 1.200 árboles llegará a París en camiones y se colocará en la catedral con una grúa mecánica.

 

Propuestas sorprendentes

Pese a que la sobras de reforma han comenzado recientemente, el gobierno de Macron propuso un concurso abierto internacional durante el año 2019 y a lo largo de ese tiempo muchos estudios de todo el mundo lanzaron sus proyectos imaginando un nuevo futuro para la catedral. Entre las propuestas que más resonaban en Internet, se repitía la construcción de una cubierta acristalada, también se planteaba una reconstrucción similar a como era hasta ahora o hay quienes se aventuraron a proponer ideas más afines a nuestro tiempo.

1 /9
UN INVERNADERO Notre Dame París
Studio NAB
01

UN INVERNADERO

Siguiendo el deseo expresado por el Primer Ministro Édouard Philippe de que el futuro proyecto esté "adaptado a los ideales de nuestra época", Studio NAB, un estudio de París, incluyó la solución a importantes cuestiones actuales en la reconstrucción de Notre Dame y así la enmarcó en una reflexión medioambiental, educativa y de integración social. Propusieron "construir una nueva catedral anclada en su tiempo, mirando al futuro y representando lo que está en juego. […] La protección de la vida, la incorporación de la biodiversidad, la educación y la solidaridad representan los valores de Francia y de la iglesia, que podemos defender y valorar a través de esta obra".

Con todo ello en mente, imaginaron un invernadero gigante que ocupe toda la antigua cubierta desaparecida por el fuego y un nuevo chapitel compuesto por una plataforma de varios pisos que aloje una serie de colmenas. Su propuesta respeta la silueta original del edificio: el chapitel y el nuevo techo se imaginan en una estructura de acero dorada con paneles de vidrio, en una estética y orden similares a la techumbre original. La docena de estatuas que acompañaban el chapitel se reemplazarían después de su restauración y se integrarían en el jardín del invernadero.

UN BOSQUE PARA TODOS Notre Dame París
02

UN BOSQUE PARA TODOS

"No somos carpinteros ni arquitectos, pero visualizamos el futuro a través de imágenes sintéticas", aseguraron desde Miysis 3D Studio, un estudio belga especializado en crear gráficos para arquitectura y diseño. Su propuesta quiso ser un mensaje de esperanza para el futuro de Notre Dame. Su proyecto para la reconstrucción respetó el estilo original de este icónico edificio al tiempo que quería ser representativo de nuestra época. Con el fin de evitar un impacto sobre la estética exterior, plantearon preservar las dimensiones y volúmenes del techo previo con un discreto y sobrio exterior que no distorsionase la silueta de la catedral. La cubierta sería de vidrio y de estética muy simple.

Crearon también un espacio colmado de vegetación, "The Forest" (el bosque), accesible para los visitantes donde pudiesen caminar tranquilamente por todo el techo y cuyo suelo sería una reminiscencia de la estructura desaparecida.

El chapitel se reconstruiría de forma idéntica y fiel por los mejores artesanos pero se elevaría con materiales modernos. Ahora la aguja se iluminará por la noche para resaltar como nunca antes. Su propuesta pretendía ser inspiracional y subrayaron que para ellos "la apuesta para la reconstrucción es la sobriedad". "A través de estas imágenes, presentamos simplemente nuestra imaginación. Nuestra visión de un futuro que quizás nunca llegue, pero que queremos compartir", concluyó el equipo de Myisis.

Notre Dame París UN HAZ DE LUZ
03

UN HAZ DE LUZ

Desde Bratislava, Vizum Atelier buscaba la inspiración en el estilo gótico de la catedral para proyectar "tanta luz como sea posible desde el interior del edificio hasta llegar al cielo". Partieron de la premisa de que la renovación llevada a cabo por Eugène Viollet-le-Duc en el siglo XIX incluyó un chapitel con la misma concepción. "Nuestro propósito es hacer lo mismo con una aguja liviana que termine en un haz de luz que conecte el cielo con la tierra".

Notre Dame París CUBIERTO POR UNA VIDRIERA
AJ6 Studio
04

CUBIERTO POR UNA VIDRIERA

Desde Sao-Paulo, AJ6 Studio apostó por añadir color pensando en una vidriera. "En el gótico la vidriera significaba la conexión de la tierra y el cielo, y dentro de la catedral, la iluminación natural se multiplica en colores a través de este colorido filtro". Para Alexandre Fantozzi, socio del estudio, este elemento arquitectónico conecta con la identidad diversa de una nación moderna y considera la catedral no sólo como patrimonio histórico sino de la humanidad. "Este elemento arquitectónico es la conexión del pasado, la historia de la catedral y el gótico con el futuro", señaló Fantozzi.

Notre Dame París CRISTAL Y CHAPITEL
Alexander Nerovnya
05

CRISTAL Y CHAPITEL

Otra de las propuestas presentadas a este concurso internacional estaba a medio camino entre las anteriores. Fue la del arquitecto ruso Alexander Nerovnya que combinaba una cubierta completamente de vidrio con un chapitel tradicional. Para él esta era la solución ideal, ya que "cuando los visitantes lleguen para ver la catedral, sentirán una fuerte conexión con la historia al ver unidas el pasado y el presente".

Notre Dame París UNA NUEVA CUBIERTA
David Deroo and Visual by www.bnutsvisual.com
06

UNA NUEVA CUBIERTA

El arquitecto francés David Deroo centró su mirada en el chapitel como punto de partida para su proyecto de reconstrucción. La aguja perdida en el fuego fue un añadido de Eugène Viollet-le-Duc en 1850,y dotó a Notre Dame de una silueta específica y elegante que forma parte del imaginario colectivo. "Si bien creo que deben permanecer la idea y la proporción originales, una réplica de la aguja y el techo no es la solución", apuntó Deroo. Como dijo Viollet-le-Duc, "restaurar un edificio no es solo mantenerlo, repararlo o hacerlo de nuevo, es restablecer toda su potencialidad que podría no haber existido". Por eso el arquitecto hizo una representación idealista de lo que Notre Dame podría ser, combinando una reinterpretación mínima volumétrica del techo a partir de su forma histórica, que iría rematado por una aguja de vidrio y acero que permitiese atraer la luz a través del crucero ahora destruido. Su intención era "mantener la memoria de lo antiguo al tiempo que abrazar los avances tecnológicos de nuestra época", comentó David Deroo.

Notre Dame París UN TECHO PLANO
MoronCavallete
07

UN TECHO PLANO

El estudio brasileño de arquitectura, interiores y pasajismo MoronCavallete visualizó una nueva cubierta plana que pudiese usarse como una terraza. Se construiría en vidrio para que dote de mucha luz natural al interior de la catedral y, en las áreas opacas del techo, habrá espejos que reflejen el interior de la basílica y pantallas de alta definición que reproducirán como era antes del incendio.

Se inspiraron en la Abadía de San Galgano, una construcción cisterciense cercana a Siena en la Toscana, que, a pesar de estar en ruina, mantiene sus muros intactos.

"Respetamos profundamente a todos los ciudadanos franceses, especialmente a los que residen en París, ya que somos conscientes de que nuestra propuesta es bastante tropical. Pero creemos que el tiempo y el desgaste inevitable que este produce son importantes en la arquitectura; ningún techo podrá sustituir el gótico original", explicó Ludmila Tana Moron, la mitad del estudio junto a Tiago Toscano Cavallete.

Notre Dame París UNA PISCINA CON VISTAS
Ulf Mejergren Architects
08

UNA PISCINA CON VISTAS

El estudio de arquitectura con sede en Estocolmo (Suecia) Ulf Mejergren Architects (UMA) imaginó un proyecto rompedor con un techo insólito para Notre Dame: una piscina. Intentaron aportar una experiencia espacial completamente diferente que encaje con el descubrimiento del gran interior, ese espacio para pensar y reflexionar. En esta concepción, el chapitel desaparecía, pero las doce estatuas de los apóstoles que se salvaron del fuego ocuparían todo el perfil de la nave, como guardianes de la gran piscina pública que recorrería todo el techo. "Para nosotros una catedral no es algo aislado del tejido urbano, sino que pertenece a la ciudad y al pueblo", afirmaron. Y añadieron: "el resultado será un nuevo espacio público meditativo con vistas incomparables sobre París".

Notre Dame París SOSTENIBLE Y ESPIRITUAL
Vicent Callebautar
09

SOSTENIBLE Y ESPIRITUAL

El arquitecto belga Vincent Callebaut aúna ciencia, arte y espiritualidad. Buscaba generar una simbiosis entre el ser humano y la naturaleza, así apostó por unir la nave, el techo y el nuevo chapitel. Callebaut transformaba la catedral en un edificio ecoeficiente: el techo tridimensional de vidrio produciría electricidad, calefacción y una ventilación pasiva. ¿Cómo? Gracias a la cubierta compuesta de unos cristales tridimensionales que contendrían una capa orgánica activa, hecha de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno, que absorbe la luz y la transforma en energía.

Además, este proyecto aportaba un enfoque solidario. Las catedrales son lugares pensados para la contemplación y la meditación, por ello incluía un jardín y huerto que sería cultivado por voluntarios y asociaciones caritativas para ayudar a los parisinos más necesitados y sin hogar. Las frutas y verduras recolectadas –calculó que podrían llegar a ser 21 toneladas– se redistribuirían de manera gratuita.

Esta concepción de la catedral basada en la economía circular, la energía renovable y la solidaridad teniendo en cuenta la belleza de su arquitectura y su aspiración espiritual perfilaba la iglesia del siglo XXI.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?