Según National Geographic, este pueblo de Álava es el mejor destino para una escapada en noviembre

Rodeado por viñedos y una muralla, la historia que rodea este pueblo de la provincia de Álava se remonta más de 5.000 años. Descubre todos sus secretos de la mano de National Peographic

RBA

Laguardia, el pueblo más bonito del mes de noviembre según National Geographic
RBA

El otoño es una de las mejores épocas del año para realizar cortas escapadas que nos permiten conocer mejor la arquitectura española y nuestra historia. Y es que la cantidad de puentes que hay en el último trimestre del año es todo un aliciente para viajar y descubrir nuevos pueblos y enclaves. 

Y uno de los mejores guías con el que nos podemos encontrar es con la experiencia de National Geographic, quien ya lleva varios meses recomendando los mejores destinos nacionales para un viaje de fin de semana. Si en junio visitamos Valldemossa, en Mallorca; en julio nos trasladamos a Cudillero, en Asturias; en agosto estuvimos en uno de los pueblos más conocidos de Cantabria, Comillas y en septiembre nos fuimos a Hondarribia en el País Vasco; este mes nos toca un pueblo vasco de La Rioja Alavesa conocido por su tradición vinícola y su historia, Laguardia.

 

laguardia getty

Este es el mejor destino para visitar en noviembre según National Geographic. 

Getty Images

 

El mejor destino de noviembre

Laguardia se revela como un destino perfecto para visitar en noviembre. La paz que se respira en este lugar invita a explorarlo con calma, sin prisas. Sus calles empedradas esconden un secreto: una auténtica ciudad subterránea de calados se extiende bajo sus casas y calles.

Con más de doscientos calados, esta villa es completamente peatonal (se ha prohibido la entrada de vehículos), ya que sus suelos, que también son techos, no podrían soportar su peso. Además, durante todo el año, el aroma a vino impregna el aire, invitando a disfrutar de un pintxo pote tradicional y a recargar energías para descubrir más.

¿Qué ver en Laguardia?

Un recorrido por sus emblemáticos edificios

Si entrar en Laguardia ya es un completo viaje en el tiempo, lo cierto es que su belleza arquitectónica e histórica se revela a medida que exploras sus calles. Nuestro primer destino es la Iglesia de Santa María de los Reyes. Aquí encontramos una de las mayores sorpresas de toda la localidad. Y es que tras una puerta que casi pasa desapercibida se encuentra el Pórtico de Santa María de los Reyes, de estilo gótico, y ue, aunque parece de madera, es de piedra arenisca tallada.

Gracias a que este increíble pórtico está protegido por un porche, su conservación es exquisita, convirtiéndolo en uno de los pocos pórticos policromados que se conservan en España.

 

portico santa maria de los reyes istock

Después continuaremos, encontrando la Torre abacial, una torre castillo que también sirve de campanario y que alguna vez protegió la villa.

Por la calle principal, llegamos al ayuntamiento, que en el siglo XVI hacía las veces de carnicería y cárcel. En esta plaza, puedes disfrutar del reloj de carillón y observar las figuras del Cachimorro y los dantzaris, importantes figuras del folklore local.

>Seguimos nuestro paseo y nos encontramos con la Iglesia de San Juan y la Casa Palacio Samaniego, donde vivió el famoso escritor Félix María Samanigo. En esta zona se encuentra también la bodega El Fabulista, que ofrece visitas teatralizadas.

Otra bodega peculiar es Casa Primicia, que se ubica en el edificio más antiguo del pueblo y se considera la primera bodega de la comarca de la Rioja Alavesa. No debes olvidar explorar las cinco puertas de la muralla y descubrir su historia, dejando para el final la Puerta de Paganos, que ofrece vistas panorámicas del valle bajo la Sierra de Cantabria.

La historia escondida

Pero Laguardia tiene más secretos. Y es que, bajo sus calles, no solo entramos los famosos calados, sino que también hay un estanque construido hace 2100 años.

Tras encontrar restos del cementerio del cercano Convento de los Capuchinos y un aljibe, los arqueólogos continuaron investigando hasta dar con los restos del mayor estanque de la Edad de Hierro en Europa, con una capacidad de hasta 300.000 litros de agua. Su objetivo era el de recoger las aguas de un manantial que nace en la zona alta del cerro, donde actualmente se ubica esta villa medieval.

Pero lo más significativo es su historia ritual, ya que según los hallazgos arqueológicos este estanque se empleaba para funciones rituales del culto a las Matres celtibéricas. Todo un viaje a la historia del norte de España.

No dejes de visitar las cercanías de Laguardia

Antes de llegar a Laguardia o ya al salir del pueblo, a tan solo 10 minutos en coche encontramos uno de los dólmenes más grandes y mejor conservados de Álava. Se encuentra al final de una pequeña carretera que conecta LaGuardia con Elvillar.

Se trata de una estructura de piedra descubierta en 1935 y con un gran aire de misticismo. El dolmen se componen de nueve losas que crean una figura poligonal. Aquñi se encontraron tambiénrestos de hachas, cerámica, otras herramientas y joyas que se pueden ver en el Museo de la Sociedad de Amigos de Laguardia.

 

dolmen laguardia shutterstock

Este peculiar dolmen, que según los científicos se data de hace más de 5.000 años, recibe el nombre de La Chabola de la Hechicera y responde a una leyenda popular según la cual, durante la mañana de San Juan, se escuchaba cantar a una mujer que convertía en piedra a quienes que se acercaban a curiosear. Para los amantes de este tipo de construcciones, desde National Geographic recomiendan también una ruta que recorre nueve dólmenes de la Rioja Alavesa. ¡Imprescindible!

De tradición vinícola

Uno de los motivos que más atrae a la gente para visitar Laguardia es su tradición vinícola y sus deliciosos caldos. Si hay una actividad imprescindible en las cercanías de Laguardia es el proyecto Beber Entre Líneas, que combina la cultura del vino con la literatura.

A través de una visita guiada podrás degustar los caldos de la bodega Solar de Samaniego, así como disfrutar de su singular interior, diseñado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán y el estudio Zooco. Tambiém conocerás el espacio Espacio Medio Millón. Allí el artista Guido van Helten plasmó sus dibujos en unos viejos depósitos de hormigón de más de diez metros de altura. Gracias a una visita guiada podrás visitar esta obra monumental mientras escuchas la historia tras las pinturas.

 

bodegas solar de samaniego

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

                        Loading...

                        ¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?