Estas son las 5 plantas que realmente evitan que te piquen los mosquitos en casa

Este verano optamos por mantener a raya a los insectos con los métodos más naturales. Toma nota de cuáles son las cinco plantas antimosquitos más populares y qué cuidados necesitan.

Dado que las temperaturas siguen subiendo, nos acercamos a la época favorita de los mosquitos. Son tan inevitables como molestos para nuestra piel. Si quieres mantenerlos a raya y no quieres bañar tu hogar con agentes químicos que los alejen, puedes recurrir a elementos naturales, como las plantas. Hay especies que son una pesadilla para estos insectos cuya picadura es tan molesta. Aquí descubrimos las cinco plantas antimosquitos más populares y cuáles son los cuidados que requieren para tenerlas siempre perfectas en casa. Un plus, además de ser un repelente natural con ellas tu casa se llenará de verde.

 

 

1 / 5
Citronela planta. Citronela

Citronela

Esta hierba aromática procedente de la India, Ceilán y Malasia es una de las opciones más versátiles pues, además de repeler a los mosquitos, el olor que desprenden sus hojas también ahuyenta a otros insectos. También se conoce como hierba limón por el aroma que desprende, que recuerda al cítrico. Este perfume es tan fuerte que no solo los mosquitos evitan acercarse a ella, las moscas tampoco lo soportan. Lo ideal es plantarla fuera de casa, pues es imprescindible que reciba luz solar directa, así como riegos frecuentes (necesita mucha agua pero sin llegar al encharcamiento). Cuanto termine el verano, cuídala dentro de casa en un espacio iluminado y protegido de fuentes de calor o corrientes de aire.

Caléndula

Caléndula

Además de ser un excelente remedio para bajar las inflamaciones, esta planta también conocida como maravilla o botón de oro también actúa como barrera que anti mosquitos. Son sus flores de color amarillo con tonos anaranjados las que desprenden el aroma tan desagradable que espanta a los insectos. Requiere cultivo exterior, ya que debe crecer expuesta al sol. Necesita abundante agua y abonos ricos en materia orgánica.

Menta

Menta

Esta es una planta originaria de Asia central y del Mediterráneo que además de ser muy demandada para elaborar infusiones, los mosquitos no toleran nada bien el aceite de sus hojas, que emiten un aroma dulce y fresco. Es trepadora y si la pones en maceta, debe ser ancha y debe contar con un buen drenaje. Además, conviene que la podes con frecuencia y la riegues mucho, pero sin encharcar.

Geranios

Geranios

El perfume alimonado de esta colorida planta de origen sudafricano es muy efectivo para combatir a los insectos. El cuidado del geranio es sencillo: mantén la planta expuesta a la luz del día y riégala al menos dos veces a la semana en primavera y verano. Cuando llegue el invierno, solo será necesaria una vez cada quince días.

Melisa

Melisa

Esta planta originaria del sur de Europa puede alcanzar hasta un metro de altura y tiene un olor que los mosquitos aborrecen. Crece en zonas húmedas y asilvestradas y para crecer requiere un suelo bien drenados y arenoso. También se le conoce como bálsamo de limón, pues está compuesta de citronelol, el cual hace que desprenda un olor que resulta muy repulsivo para los insectos. Si quieres que su perfume sea más fuerte todavía, cultívala en el exterior y en verano, riégala con constancia, pero sin que se llegue a encharcar.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?