Las 10 plazas de pueblo más bonitas de España (que te invitan a un imperdible viaje por la historia)

Esta recopilación de las plazas más bonitas de España es una oda a la arquitectura del país y un recorrido que vale la pena hacer, ya sea en persona o a través de imágenes. ¡A disfrutar!

Plaza Mayor de Vic
iStock
Aleks Gallardo
Aleks Gallardo

Periodista especializado en interiorismo y diseño

Nuestros compañeros de National Geographic son expertos a la hora de elegir pueblos de España para una escapada perfecta. Y así lo hacen mes a mes. Hoy, nosotros, desde la redacción de Arquitectura y Diseño vamos a seguir con su labor, pero centrándonos en lo que mejor se nos da: la arquitectura.

Si hay algo que define a los pueblos de España son sus plazas. Estos espacios, mucho más que simples lugares de paso, son el alma de estas pequeñas poblaciones, donde la arquitectura mezcla décadas de historia con la vida contemporánea y cotidiana. Son testigos silenciosos de la historia que reflejan en sus piedras los cambios del tiempo y conservan el legado de diferentes generaciones.

A diferencia de las grandes ciudades, donde las plazas pueden ser imponentes y abrumadoras, las plazas de los pueblos españoles ofrecen una sensación de intimidad y encanto. Son lugares donde se celebra la vida local, donde los vecinos se reúnen para charlar, y donde las fiestas y tradiciones se viven con intensidad.

Hemos destacado solo diez, pero hay muchísimas más que deberíamos incluir en este ranking. No ha sido una tarea fácil, desde luego. Aquí encontrarás desde plazas adoquinadas hasta otras rodeadas de coloridas casas. Todas con la historia como denominador común. Nos vamos de viaje.

Plaza Mayor de Pedraza

1. Plaza Mayor, Pedraza (Segovia)

En esta plaza, encerrada dentro de las murallas medievales de Pedraza, los soportales, que datan del siglo XVI sostienen casas con fachadas de piedra y balcones de madera. Durante la Noche de las Velas, la plaza se ilumina únicamente con velas, creando una atmósfera mágica. La plaza también acoge mercados y ferias medievales, manteniendo viva la tradición y la historia de la región.

 

Plaza Mayor de Vic

2. Plaza Mayor, Vic (Barcelona)

Situada en el corazón de la ciudad catalana, es un emblema de la historia y la arquitectura de la región. Lo que más llama la atención, además de su colorido, es su espacioso y armonioso diseño.

Rodeada de edificios que datan del siglo XIV al XIX, la Plaza Mayor de Vic es un testimonio vivo de la evolución arquitectónica. Lo que destaca en ella es la mezcla de estilos, desde el gótico hasta el neoclásico, reflejados en sus fachadas porticadas y en los balcones de hierro forjado. Estos edificios, que en su mayoría eran residencias de la nobleza y la burguesía, ahora albergan una variedad de tiendas, restaurantes y cafés, manteniendo la plaza como un centro vital de la ciudad.

Plaza de España, Almagro

3. Plaza de España, Almagro (Ciudad Real)

Viajamos ahora hasta Ciudad Real para hacer una parada en el corazón de Almagro, con su Plaza de España famosa por el Corral de Comedias del siglo XVII. Los soportales y el inconfundible color verde de las casas de dos pisos que la rodean, la hacen única. Es un punto de encuentro para festivales y eventos culturales, incluyendo el renombrado Festival Internacional de Teatro Clásico.

Plaza del Coso, Peñafiel

4. Plaza del Coso, Peñafiel (Valladolid)

La Plaza del Coso en Peñafiel, un pequeño pueblo en la provincia de Valladolid, es una joya histórica y arquitectónica se mire desde donde se mire. Esta plaza, única en su diseño y función como coso taurino, se remonta a la Edad Media, sirviendo como centro neurálgico de la vida social y cultural del pueblo. Está rodeada por casas tradicionales con balcones de madera, que han mantenido su estilo tradicional a lo largo de los siglos y sirven como testimonio de la arquitectura popular de la región.

Plaza de Chinchón

5. Plaza de Chinchón (Madrid)

¿Quién no conoce la plaza de Chinchón con su característica forma irregular y sus  balcones de madera? Quien no haya estado, debe apuntarla en su lista. Durante siglos ha servido como lugar de mercado, teatro y hasta como coso taurino. La plaza está rodeada de restaurantes y bares, donde se puede disfrutar de la cocina local y observar la vida del pueblo.

Plaza Mayor de Aínsa

6. Plaza Mayor, Aínsa (Huesca)

Originaria de los siglos XII y XIII, épocas de máximo esplendor y desarrollo de la villa de Aínsa, esta plaza destaca por su impresionante tamaño. La meticulosa preservación de sus edificaciones originales la eleva al rango de una de las plazas medievales más encantadoras y bien conservadas de España.

Llama la atención su forma trapezoidal, más angosto en su extremo este que en el oeste, que aún muestra vestigios de la primera muralla de la ciudad, incluyendo el majestuoso Portal Alto y el edificio que actualmente alberga el Ayuntamiento.

Sin embargo, lo que verdaderamente define a esta plaza son sus característicos porches laterales. Estos porches presentan una armoniosa secuencia de arcos, tanto de medio punto como ojivales, cada uno con un diseño único.

7. Plaza Jaume I, Monells (Girona)

Y si hablamos de tesoros medievales, Girona. Aquí, en uno de sus muchos pueblos, la Plaza Jaume I de Monells emerge rebosante de encanto medieval y el tiempo parece haberse detenido. En ella encontrarás edificios de piedra y calles empedradas que evocan una era de caballeros y leyendas. El ambiente sereno y la arquitectura bien conservada transportan a los visitantes a una época de arcos de piedra, pórticos y casonas ampurdanesas con fachadas coloridas y flores en sus balcones. Fíjate bien en su característica forma irregular.

Plaza Mayor de la Villa, Santillana del Mar

8. Plaza Mayor de la Villa, Santillana del Mar (Cantabria)

Esta plaza está rodeada de edificios históricos, como la Torre de Don Borja y la Casa del Águila y la Parra. La plaza es un punto focal para el turismo en Santillana del Mar, ofreciendo un vistazo a la vida auténtica de un pueblo cántabro. Imprescindible.

Plaza del Ayuntamiento en La Orotava

9. Plaza del Ayuntamiento, La Orotava (Tenerife)

Cogemos un avión hasta la isla de Tenerife para ver de cerca la Plaza del Ayuntamiento de La Orotava. Esta plaza, situada en el corazón del pueblo, conocido por su impresionante arquitectura colonial, sirve como tapiz de color y tradición. Es imposible  no sentirse cautivado por las fachadas elegantes y ornamentadas que rodean el espacio, especialmente el Ayuntamiento, un edificio que destaca por su exquisito estilo neoclásico y sus intrincados balcones de madera tallada.

Ribadeo, Lugo

10. Plaza de España, Ribadeo (Lugo)

Terminamos en Galicia, concretamente en el pueblo costero de Ribadeo. Con el sonido de mar de fondo y a poca distancia, esta plaza histórica en el centro del núcleo urbano destaca por su arquitectura indiana.

¿Qué es la arquitectura indiana en Galicia? En las últimas décadas del siglo XIX y comienzos del XX, Ribadeo y otras ciudades experimentaron un notable crecimiento económico, social y urbano, impulsado en gran medida por el regreso de los emigrantes que habían hecho fortuna en América, conocidos como indianos.

Estos emigrantes enriquecidos jugaron un papel clave en la modernización de Ribadeo, invirtiendo en negocios industriales y comerciales, y apoyando proyectos socio-culturales. Los indianos también dejaron su huella en la arquitectura local, edificando residencias que reflejaban las corrientes arquitectónicas de América y Europa, a menudo con estilos variados y eclécticos.

 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?