Todo el mundo se fija en esta moderna casa de Valencia cuando pasa por delante: geometría y cerámica son las claves de este increíble proyecto

Obra del estudio de arquitectura Horma, esta vivienda en Sagunto (Valencia) llama la atención por sus llamativas formas geométricas y su uso de la cerámica. En su interior, todo está pensado para vivida al máximo

En el suelo se ha instalado un terrazo continuo que toma toda la vivienda.
Mariela Apollonio
Eduardo Infante
Eduardo Infante

Periodista especializado en decoración, diseño e interiorismo

Gracias a su revestimiento de cal blanca y cerámica y a sus formas geométricas, esta vivienda de nueva construcción en Puerto de Sagunto (Valencia), es uno de esos edificios a los que cuesta dejar de mirar. Además, el proyecto conecta de manera magistral su amplio jardín con piscina con el interior y aprovecha la globalidad de su parcela para uso y disfrute de la familia que lo habitan.

Según explican desde el estudio de arquitectura Horma, responsables del proyecto, la vivienda se concibió como una casa familiar de 400 metros cuadrados para cuatro personas y sus originales formas obedecen a una necesidad que planteaba el  propio espacio y su orientación, protegiéndolo del sol. "Había requisitos de privacidad respecto a vecinos y por eso la casa se cierra en su fachada norte donde linda con futuros vecinos, articulando su volumen y geometría para captar luz desde el sur, quedando el norte como un lienzo dinámico pero poco relacionado con vistas", cuentan desde Horma. Para enfatizar sus formas, se recurrió a un revestimiento continuo de cal blanca y un lienzo cerámico rojizo que conversan entre sí.

 

En su exterior, la casa obra del estudio Horma combina formas curvas y rectas. Una imagen llamativa y atractiva.

En su exterior, la casa obra del estudio Horma combina formas curvas y rectas. Una imagen llamativa y atractiva.

Mariela Apollonio

 

En su interior consiguieron solucionar una de las principales demandas de los propietarios: querían que todo su día a día familiar tuviera lugar en una sola una planta. Así, la planta cero cuenta con el salón, el comedor y la cocina, en las que resalta su conexión con el exterior y con los dormitorios principales, uno de ellos con vestidor. "Su arquitectura interior consigue fragmentar los espacios dependiendo de sus usos sin perder la unidad del conjunto y define los espacios interiores y exteriores estableciendo transiciones entre ambos con límites algo más que difusos, casi inexistentes", señalan desde el estudio.

 

 

Tanto en esta planta como en las otras dos (la superior alberga las habitaciones de invitados y un estudio) el vínculo con el exterior también se ha hecho a través de los tonos cromáticos con una paleta de colores que van del blanco al rojizo de la cerámica. "Ambos tonos se combinan en el terrazo continuo que define el ámbito público de la planta baja y también en el diálogo de maderas de arce y cerezo", resaltan desde el estudio que también se ha hecho cargo de la mayoría del mobiliario.

Para diseñar todo el mobiliario integrado, bebieron del mundo del arte y de la arquitectura mediterránea de los años 50 y 60, prestando especial importancia al lugar, la luz y los materiales elegidos. "Nos parece importante poder habitar la casa conjuntamente con los clientes para acabar de dar sentido a cada espacio", concluyen desde Horma.

1 /9
2
Mariela Apollonio

Geometría en la fachada

Su revestimiento de cal blanca y cerámica rojiza fomentan sus formas geométricas.

22
Mariela Apollonio

Un refugio en la ciudad

Para una mayor privacidad, la casa se cierra en su fachada norte donde linda con los vecinos.

3
Mariela Apollonio

Armonía entre los espacios

En su distribución se ha tratado de fomentar la conexión entre exterior e interior.

4
Mariela Apollonio

Contorno envolvente

En la piscina se apostó por una original forma curva que enmarca la vivienda.

Piscina interior
Mariela Apollonio

Reflejo cromático interior

En el interior se replican los tonos rojizos de la cerámica de la fachada.

6
Mariela Apollonio

Diseño mediterráneo en mobiliario

Vista general de la cocina, con mobiliario diseñado por el mismo estudio.

Para diseñar todo el mobiliario integrado, bebieron del mundo del arte y de la arquitectura mediterránea de los años 50 y 60.

7
Mariela Apollonio

Vida familiar

Aunque la casa cuenta con tres plantas, todos los espacios de vida se encuentran en la planta calle para mayor comodidad.

8
Mariela Apollonio

Continuidad en toda la vivienda

"Su arquitectura interior consigue fragmentar los espacios dependiendo de sus usos sin perder la unidad del conjunto y define los espacios interiores y exteriores estableciendo transiciones entre ambos con límites algo más que difusos, casi inexistentes", señalan desde el estudio.

En el suelo se ha instalado un terrazo continuo que toma toda la vivienda.

9
Mariela Apollonio

Hacia nuevas alturas

Patio interior de la vivienda, con una escalera metálica que conduce al piso superior.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?