Un refugio de serenidad en la sierra madrileña

En un entorno donde la topografía abrupta y la exuberante vegetación definen el paisaje, Ábaton propone un proyecto arquitectónico que abraza y respeta su paisaje. Un mar de tranquilidad.

Interior y exterior se fusionan para aprovechar los espacios.
Belén Imaz
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Esta casa, resultado de dos elementos determinantes del lugar como la topografía y la vegetación que la rodea, se ha convertido en una elegante fusión entre diseño y naturaleza. El objetivo principal era aprovechar la mejor orientación y vistas hacia la majestuosa sierra de Madrid. "El primer desafío fue trabajar con el terreno existente sin alterarlo drásticamente, preservando el arbolado característico de la zona", explican desde Ábaton, el estudio al frente del proyecto. "Por esta razón, la vivienda se asienta en la parte este de la parcela, aprovechando el área más elevada y con menor vegetación, garantizando así las vistas más impresionantes".

La estructura de la casa se conforma en un volumen longitudinal, que adopta una planta alta en la zona más elevada del terreno y se transforma en planta baja a medida que desciende, dando lugar a un nivel adicional de menor tamaño. Este diseño ingenioso distribuye los espacios de manera eficiente y aprovecha al máximo el terreno disponible.

 

 

El volumen superior alberga los espacios más públicos, como la cocina, el comedor y la sala de estar, además del dormitorio principal y un área de estar familiar. Justo debajo se encuentran las áreas de servicio, los alojamientos para invitados y los dormitorios de los niños, que tienen acceso directo a la piscina y a la zona de barbacoa. Esta distribución inteligente garantiza una convivencia armoniosa y funcional para toda la familia.

 

En la cocina, la contundencia de la mesa comedor de Heerenhuis y las sillas CH24 de Carl Hansen contrastan con la ligereza de los muebles y las lámparas de ratán.


Garantizar las vistas

Otro objetivo primordial del proyecto era permitir que la casa se abriera al oeste, donde se encuentran las vistas panorámicas de la sierra, y al sur, para aprovechar al máximo la luz solar. Por lo tanto, mientras la casa se extiende longitudinalmente hacia el este, los volúmenes que la componen se asoman estratégicamente para captar la orientación sur.

En cuanto a su materialización, el proyecto destaca por su simplicidad y elegancia. Tres volúmenes de cubierta a dos aguas definen la estética de la casa, ofreciendo un esquema de circulación fluido que brinda comodidad en el día a día.

El diseño interior se centra en crear un espacio cálido donde los materiales nobles, como la madera, la piedra y los tejidos naturales, son los protagonistas. La mezcla de texturas, como la madera, el hierro, la cuerda, la lana y el lino, aportan riqueza y contraste al diseño. Por su parte, en el exterior y la zona de barbacoa, se ha buscado crear un ambiente funcional y relajado. Aquí, la naturaleza se convierte en el mejor aliado, brindando un escenario donde la arquitectura y el diseño se fusionan con el entorno.

 

1 /8
Espacios públicos
Belén Imaz

Espacios públicos

El volumen superior alberga los espacios más públicos de la casa, como la cocina, el comedor y la sala de estar.

Atmósfera acogedora
Belén Imaz

Atmósfera acogedora

La iluminación general de la casa, a cargo de marcas como Santa & Cole, Lumina Italia y Rue Vintage, se suma a la atmósfera acogedora y confortable.

un ambiente funcional
Belén Imaz

Un ambiente funcional

En el exterior y la zona de barbacoa, se ha buscado crear un ambiente funcional y relajado, ideal para disfrutar en familia.

En contraste
Belén Imaz

En contraste

En la cocina, la contundencia de la mesa comedor de Heerenhuis y las sillas CH24 de Carl Hansen contrastan con la ligereza de los muebles y las lámparas de ratán.

De diseño
Belén Imaz

De diseño

La mesa de centro con madera recuperada de Rue Vintage, la lámpara de mesa de cerámica antigua y las butacas de cuerda de Flexform, se combinan de manera armoniosa con la alfombra de Nordic Knots, la mesa Clay de Desalto y los sofás de Rabadán en el salón, creando un ambiente acogedor y sereno, tal como se pretendía desde el principio.

A dos aguas
Belén Imaz

A dos aguas

Tres volúmenes de cubierta a dos aguas definen la estética de la casa, ofreciendo un esquema de circulación fluido que brinda comodidad en el día a día.

Selección cuidadosa
Belén Imaz

Selección cuidadosa

Seleccionar cuidadosamente piezas atemporales que se fusionen con la arquitectura de la construcción fue crucial.

Espacios cálidos
Belén Imaz

Espacios cálidos

El diseño interior se centra en crear un espacio cálido donde los materiales nobles, como la madera, la piedra y los tejidos naturales, sean los protagonistas.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?