El interior de esta casa te sorprenderá por sus espacios fuera de lo común

Entre paneles deslizantes de cristal, con vistas al exterior en perspectivas multidireccionales y sostenida de modo escultórico por una escalera en espiral, la casa de Madeleine Blanchfield está construida con materiales en su estado puro, pero elegidos por su belleza. La función decorativa es asumida aquí por las texturas y las formas ondulantes, y una distribución no convencional favorece la fluidez

1 / 9
Fachada de una casa abierta unifamiliar en Australia

La zona de día se sitúa en el nivel superior de la casa, aprovechando la inclinación del terreno para situar la zona de dormitorios en la parte baja. La casa está inmersa en el pequeño jardín y los árboles son visibles desde todas partes. Los materiales, los volúmenes y las vistas de 360 grados del cielo y los árboles la convierten en un lugar armonioso y tranquilo para vivir

Salon con lucernario y paneles de madera

El sofá es el modelo Sanders Air, diseño de Ditre Italia para Voyager. La acogedora butaca es la Little Petra, diseñada por el arquitecto danés Viggo Boesenen 1938 y reeditada por &Tradition. La mesa de centro es un diseño de Madeleine Blanchfield Architects.

Paredes de madera y apertura en el techo

No hay “estancias” como tales. A través de una planificación rigurosa se eliminaron las compartimentaciones y los espacios de circulación innecesarios, maximizando el tamaño del jardín y centrándose en las proporciones de las habitaciones y los volúmenes.

Salon y pasillo con suelos y paredes de madera

El proyecto muestra la influencia del diseño en la vida familiar, reconsidera las normas ampliamente aceptadas para el diseño de una casa y su relación con el lugar, y muestra cómo se pueden romper los límites convencionales entre el interior y el exterior.

Libreria con mesa y lucernarios en el techo

En el estudio, la librería diseñada por Madeleine Blanchfield Architects –al igual que la mesa– encaja en un ventanal que permite que entre la luz y las vistas. Sillas SB 1901, de la firma henrytimy, realizadas a mano en Italia. Sobre la mesa, lámpara Atollo, de Vico Magistretti para Oluce.

Cocina abierta al salón con sofa de piedra y lucernarios

La cocina queda definida por la alargada isla realizada con hormigón visto. Sofá tapizado con cuero, modelo John-John, de Jean-Marie Massaud para Poltrona Frau. Mesita auxiliar Tulip, de Eero Saarinen para Knoll. Taburetes Circular, de BassamFellows.

Escalera de caracol de color blanco

Nada más entrar en el vestíbulo, la escultural escalera de caracol con peldaños de hormigón que recibe la luz desde arriba conduce a los visitantes al nivel superior, donde se encuentra la zona de día. Los materiales utilizados se muestran en “crudo” para expresar todas sus cualidades.

Dormitorio con cabecero de piel

En el dormitorio principal la paleta de color se basa en tonos grises claros que hacen que el ambiente se respire sereno. Solo el cabecero forrado de piel rompe la gama de grises, mientras que la alfombra persa antigua pone un punto de color. La lámpara de lectura es la Roy, diseño de Mario Nanni para Viabizzuno.

baño con pared de espejo y lavamanos de piedra natural

En el baño del dormitorio principal, el lavamanos es un diseño del estudio de arquitectura realizado a medida con mármol veteado que combina a la perfección con el tono gris de las paredes. La grifería es de la colección Icon, de Astrawalker. Lámpara Utzon, diseñada por Jørn Utzon y editada por &Tradition

Noticia relacionada
El efecto bungaló

Casas

El efecto bungaló

En esta casa, un proyecto del estudio dirigido por Madeleine Blanchfield para su propia vivienda, la perspectiva nunca es unidireccional. Las vistas del exterior se toman presta- das –por decirlo así– de espacios adyacentes, incluso de los baños. La casa está inmersa en el jardín y los árboles se ven desde cualquier punto del interior. Puertas deslizantes de vidrio separan las habitaciones de la planta superior. Los materiales, utilizados en su estado puro, han sido seleccionados por su belleza inherente. No sometida a los límites entre interior y exterior, la casa se constituye como un todo espacial en el paisaje, y con un fuerte “sentido de lugar”. La circulación brota del vacío de la entrada y prosigue, hacia arriba, por una impactante escalera en espiral. Los acabados, tenues pero cálidos, crean una atmósfera calma y la distribución espacial propicia alegría en los movimientos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?