Siente la paz de esta casa minimalista, inspirada en la filosofía zen

El estudio K2LD Architects ha diseñado esta vivienda que se integra con el entorno natural gracias a un diálogo constante entre interior y exterior.

1 / 20
Exterior fachada con piscina y paisaje del entorno natural

Situada en lo alto de la colina Astrid Hill, en Singapur, esta vivienda se abre al paisaje gracias a su sólida fachada que se combina con amplios frentes acristalados que permiten la entradada de la naturaleza circundante al interior de la vivienda.

Fachada exterior revestida en tonos crudos

Formas puras y un entorno relajado marcan las pautas de esta vivienda, diseñada por el estudio K2LD Architects, con sede en Singapur, y donde la naturaleza se convierte en un recurso arquitectónico más dentro del proyecto.

Estructura con fachada ventilada en tonos claros y oscuros.

Desde el nivel de la entrada de arriba, la casa parece una humilde escala con solo dos pisos siendo visibles desde el acceso a la vivienda, presidido por un amplio porche con estructura de madera y acero.

Vista de fachada lateral con superposición de prismas y terraza con balcón en cristal

En verdad, la composición de la vivienda consta de un enorme volumen de cuatro pisos, cuidadosamente estructurados con una serie de unidades cúbicas entrelazadas que se ensamblan a partir de la combinación de dos colores y se asientan con delicadeza sobre el terreno. 

Comedor con mesa rectangular y sillas en negro, alfombra granate y botellero en frente de pared

Elegancia, sobriedad y un claro toque personal caracteriza al comedor de esta vivienda, equipado con la mesa Evans y sillas York, de Minotti, combinados con piezas clásicas recuperadas. Remata el ambiente, un atractivo mueble botellero, diseñado por el propio estudio encargado del proyecto.

Comedor con salón al fondo, mobiliario en tonos oscuros, suelo en gris, revestimiento pared de madera

Junto al comedor, compartiendo el mismo espacio, se ubica el salón, equipado con un par de butacas Gilliam, diseñadas por Rodolfo Dordoni para Minotti. De la misma firma, son los sofás modulares y la mesa de centro Sullivan.

Salón con sofás en negro, butacas en gris, y mesas de centro con cantos curvos, cuadros en pared de colores vivos

En el salón y algunos otros espacios de la vivienda, la decoración se caracteriza por su aspecto sobria, de colores oscuros y discretos, que se ve salpicada por la intensidad cromática de la naturaleza exterior y las obras de arte expuestas en las paredes. 

Vista exterior con piscina y terraza con comedor y balcón en primera planta

Desde la terraza exterior de la planta baja, se disfruta de una panorámica que asoma sobre el borde de la piscina infinita como si la casa estuviera suspendida sobre el valle sobre el que se alza la colina.

Muro revestido de madera que separa la zona de entrada y vestíbulo, de doble altura. del salón

Los espacios entrelazados permiten que la luz se filtre en los volúmenes interiores y se crea una juguetona exhibición de luces y sombras en los diferentes niveles y ambientes que varía con el paso de las horas.

Escaleras con cerramientos de cristal transparente

La vivienda esculpe su camino alrededor del paisaje mientras juega con la permeabilidad para permitir que el exterior se fusione con el interior, ya sea en habitaciones como en las propias zonas de paso. 

Zona de paso en piso superior con hueco a doble altura y gran luminaria suspendida de diseño victoriano

El vestíbulo, junto a la puerta de entrada, se convierte en el eje vertebral a partir del cual se estructuran los diferentes ambientes y espacios compartidos. La gran altura del techo aporta teatralidad al ambiente, a la vez que se establece una comunicación fluida y visual entre la planta baja y superior.

Dormitorio con paredes revestidas de madera, estores plegables de tela frente a cerramientos de cristal

En el interior, en estancias como el dormitorio principal, las paredes se han recubierto con paneles de piedra en tonos grises y roble teñido de gris oscuro, creando una ambientación cálida y de gran limpieza visual.

Rincón de trabajo con sobre suspendido en ancho de pared y silla en tonos oscuros.

En las diferentes habitaciones, las ventanas se han cubierto con estores blancos plegables, que tamizan el sol a la vez que dejan pasar la claridad a la estancia, decorada con tonos serenos y cálidos. 

Zona de estar junto a dormitorio con estructura de madera suspendida en pared, suelo de madera.

La carpintería de todo el proyecto es de roble cepillado, con acabado en aceite, lo que otorga al conjunto un aspecto natural, que homogeniza los diferentes ambientes de la casa a la vez que armoniza con el entorno.

Cuarto de baño revestido de mármol, lavamanos a ambos lados

Una distribución en paralelo y el empleo de mármol en revestimientos, superficies y suelo, caracterizan este cuarto de baño, tan visualmente rompedor como funcional, favoreciendo el uso compartido de la estancia. 

Zona de paso entre la planta principal y la superior a través de escaleras con barandilla transparente

La escalera de cristal que comunica la planta baja con el nivel superior aporta ligereza espacial al conjunto. Cuenta con un diseño sencillo y cómodo, cediendo el protagonismo a otros elementos presentes en el espacio como el cuadro situado en una de sus paredes y que aporta la guinda decorativa a la zona de paso. 

Estudio con paredes revestidas de madera, mobiliario de madera, alfombra en tonos lila, obras de arte de vivos colores

La zona de trabajo estña presidida por dos coloridas pinturas de Botero que cuelgan sobre paredes forradas de madera oscura. El equipamiento de la estancia cuenta con mesa y sillas en madera y acabados en cuero que aportan dosis de sobriedad frente a la frescura aportada por las obras de arte y la naturaleza exterior.

Zona de ocio con billar y sofás y poufs en tonos oscuros, revestimientos de madera

Las aperturas acristaladas de suelo a techo, sin elementos perimetrales, características del sistema Panoramah!, enfatizan a la presencia del entorno natural exterior a las diferentes estancias interiores de la casa, aportando luz y color al conjunto.

Lateral con escaleras exteriores con vegetación y zona ajardinada

La tierra se inclina unos ocho metros hacia la calle de abajo y se observa un una vista dominante de los alrededores, rodeada de árboles y zona ajardinada de un intenso verdor.

Vista exterior de la vivienda con jardín zen

El ambiente zen imperante en el proyecto también está presente en el diseño minimalista del jardín que rodea a la casa, en el que algunos bonsáis toman protagonismo junto a rocas de basalto de diferentes tamaños.

Construida sobre una superficie de 1.500 m2, en la colina Astrid Hill, en la ciudad de Singapur, esta vivienda se asienta sobre un terreno elevado y se asoma hacia el valle mientras parece abrazar al paisaje natural contiguo. Los arquitectos Ko Shiou Hee, KJ Phua y Vanessa Ong, del estudio local K2LD Architects han sido los artífices de diseñar este proyecto que juega con un desnivel de 8 metros y que se estructura a partir de un conjunto de volúmenes cúbicos interconectados. Rodeada de un jardín de estética zen, la vivienda presenta una fachada aplacada en piedra natural, que combina dos totalidades diferentes que enfatizan, más si cabe, los diferentes volúmenes que le dan forma.

Noticia relacionada
Amor por los bonsáis

Casas

Amor por los bonsáis

La luz y el paisaje que regala el lugar están presentes en las escaleras y elementos de conexión vertical. Las ventanas de aluminio de estética minimalista y grandes dimensiones, de Panoramah!, se utilizan para minimizar la interferencia visual con respecto a las atractivas vistas del valle. Los espacios interiores están revestidos con piedra de tono gris neutro, a base de travertino, y madera, tanto en carpintería hecha a medida como en suelos y paredes con paneles de roble. La distribución apuesta por estancias abiertas, que facilitan un estilo de vida tranquilo y sin prisas, con cierto aire a los tradicionales patios chinos. Con altos techos, la entrada ofrece una bienvenida majestuosa que se adentra hacia la zona de día a la vez que da paso al nivel superior, reservado a dormitorios y baños. La sala de estar se convierte en el epicentro de la casa, un espacio diáfano que aglutina también comedor y cocina, que además se abre al exterior a través de grandes cerramientos correderos de suelo a techo que rompen los límites entre dentro y fuera. De este modo, se fusiona con el jardín y la piscina infinita en un espacio común ideado para disfrutar. Junto con algunos preciados bonsáis, las rocas de basalto grandes y pequeñas están dispuestas en puntos estratégicos, percibiéndose desde el interior, dando al espacio una sensación de calma y un carácter zen.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?