En esta casa, hasta el sótano está inundado de luz natural

El estudio holandés HofmanDujardin ha ideado esta vivienda con piel de ladrillo, madera y cristal donde todo fluye con la misma facilidad que la luz del sol, originando una atmósfera cálida e íntima.

1 / 20
Fachada de piedra y cristal vista desde la calle

El estudio de arquitectura y diseño HofmanDujardin, con sede en Ámsterdam, es el responsable del proyecto de esta casa señorial, reconstruida en el distrito sur de la capital de los Países Bajos.

Zona ajardinada y camino de grava junto a patio vivienda

El nuevo diseño está relacionado con la forma de la antigua casa señorial a la que se han abierto grandes huecos en la fachada para integrar cerramientos acristalados. 

Porche junto a cocina y cerramientos de cristal a jardín

Esta nueva piel de cristal, junto con el ladrillo visto, de la fachada, se rodea de una zona ajardinada con vegetación floral que invita a la evasión y a olvidarse del emplazamiento urbano en el que se encuentra la vivienda. 

Salón con sofás en tonos grises, alfombra en tonos piedra y butaca y pouf en rojo

En todos estos espacios familiares hay un sutil equilibrio entre la privacidad y la transparencia.

Zona de paso entre salón y jardín

Los espacios de la planta baja tienen una relación impresionante con el jardín, cuyo proyecto de paisajismo ha sido diseñado por Piet Oudolf.

Mesa de madera y taburetes negros, junto a sofá color pistacho

La planta baja está presida por una gran cocina proyectada alrededor de una amplia isla de trabajo. Una zona de office, acompañada de taburetes altos, y un amplio frente de armarios en acabado madera natural completan el programa de cocina. 

Cocina con amplia isla de trabajo blanca y office

Junto con la cocina diáfana, en el nivel inferior de la vivienda se emplazan el comedor y sala de estar, todos ellos conectados física y visualmente con el exterior y protegidos a través de holgados cortinajes. 

Mesa de comedor con encimera de mármol y sillas rojas

Ciertas pinceladas de color, como es el caso de las sillas del comedor, ponen el contrapunto a un interior dominado por los tonos claros y neutros. 

Zona diáfana con pavimento de madera, puertas abatibles en cristal y madera, zona de estudio

En el primer y segundo piso están los dormitorios, los baños y el estudio, todos ellos equipados con suelos de madera y dispuestos en espacios limpios y diáfanos.

Zona de paso con revestimiento de madera y aperturas de cristal transparente

Los diferentes niveles crean una hermosa conexión que asoma de forma constante hacia el corazón verde de la casa.

Cuarto de baño con bañera exenta de formas ovaladas y estantería de madera

El último piso tiene un fabuloso dormitorio principal y un gran baño con hermosas vistas sobre Ámsterdam.

Mobiliario suspendido y estantería de madera, bañera ovalada exenta

El cuarto de baño está presido por una amplia bañera exenta de líneas curvas que contrasta las formas rectas del mobiliario de madera suspendido. 

Zona exterior junto a piscina interior semienterrado

La casa consta de 1000 m2 de superficie repartidos en cuatro niveles, uno de ellos subterráneo, y es donde se emplaza la gran piscina interior.  

Piscina interior con revestimiento en tonos crema, zona acristalada

Este nivel se transforma en un exquisito espacio luminoso con patios exteriores situados al final de la piscina y la sala de juegos.

Piscina interior con butaca y pouf de fibras

La luz natural del sol transforma el sótano y todo el área de la piscina interior en un lugar totalmente utilizable y excitante.

Revestimiento en tonos crema, estantería con barra para servir copas, con la piscina de fondo

Los cerramientos transparentes empleados alrededor de la piscina permiten mantener una comunicación visual con la zona annexa y a la vez favorecer el paso de luz natural por todo el sótano.

Ducha junto a zona de piscina interior subterránea

Puertas sin marcos, correderas o de cristal abatibles se suceden a lo largo de todo el proyecto, optimizando el espacio disponible de la forma más depurada y minimalista posible. 

Zona de vestidor con mobiliario en madera de acabado

En la zona de vestidor contigua a la piscina, se ha revestido parte de la pared de espejo para dotarlo de funcionalidad y mayor sensación de amplitud. Se completa con mobiliario suspendido de madera, de aspecto liviano sin prescindir de gran capacidad de almacenaje. 

Cerramientos acristalados del piso de comedor y cocina

El hermoso ladrillo de color se combina con la madera natural y grandes aberturas transparentes.

Vista nocturna de porche semicubierto junto a zona de comedor y cocina

El refinado trabajo del ladrillo visto de la fachada es un guiño de HofmanDujardin que se relaciona directamente con la arquitectura histórica local.

Una cuidada combinación de ladrillo rojo y cristal da forma a esta pequeña villa situada en Ámsterdam. El proyecto de restauración es obra del estudio de arquitectura local HofmanDujardin, encargado de abrir la vivienda al exterior y, a su vez, dar entrada a la vegetación y la luz natural a todas las estancias de la casa. Para ello, se ha contado con el sistema Panoramah!, el denominado como ah! 38, un concepto moderno de la ventana panorámica que brinda la posibilidad de proyectar grandes superficies acristaladas con perfiles verticales de aluminio de dimensiones mínimas y gran elegancia.

Noticia relacionada
Simetría perfecta

Casas

Simetría perfecta

Tal innovación aporta a la vivienda una gran sensación de ligereza pese a la presencia del ladrillo visto y las grandes piezas de mobiliario que visten las diferentes estancias. Con una superficie de 1.000 m2, la reforma llevada a cabo por el estudio encargado del proyecto, se organiza en cuatro niveles: sótano, planta baja, nivel intermedio y superior. En el sótano se encuentra uno de los tesoros de la vivienda, la imponente piscina interior que, al igual que los cerramientos acristalados que se abren en la fachada, queda acordonada por paños de cristal que cubren todo el perímetro. En la planta baja se encuentran las zonas más públicas como cocina, comedor y salón, todos ellos conectados directamente con el cuidado exterior, proyectado por el paisajista Piet Oudolf. En la planta intermedia se encuentra el estudio, junto con los dormitorios de los niños. Y finalmente, en el último piso, se da cabida a un fabuloso dormitorio principal con baño y con hermosas vistas a la capital de los Países Bajos.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?