Una casa de hormigón de estilo brutalista para descansar en la Costa Brava

Camuflada entre la vegetación de la localidad de Begur, esta casa de hormigón con patio es un remanso de paz. Su gran fachada, sin ornamentos y brutalista, crea juegos de luces que invitan a la contemplación.

Camuflada entre la vegetación de Begur (Girona), se esconde Vivienda Pa, una casa de hormigón frente al Mediterráneo, obra de los arquitectos Garcés de Seta Bonet. Concebida bajo el estilo brutalista, esta casa requirió dos años de construcción y es una obra escultórica camuflada entre la vegetación autóctona de la costa Brava. , Sheila Llovet y Anna Torndelacreu, fundadoras de Crüde, firman el interiorismo de esta vivienda con exterior de hormigón y concebida para fusionarse con los elementos como la arena, la luz, el viento, el sol y el océano que se puede ver en la distancia.

1 / 10
tejado con césped casa cemento girona

En la casa, de 400 metros cuadrados, el hormigón es el absoluto protagonista a través de fachadas desnudas de todo ornamento. La construcción se funde con la naturaleza y ha sido ideada como la expresión más pura de la corriente del brutalismo.

salón casa hormigón girona

El diseño interior de la vivienda ha sido pensando en la necesidad de conseguir un espacio que combine las vistas exteriores de la Costa Brava junto con un ambiente íntimo que aporte calma y recogimiento. Todo un remanso de paz que inspira y conecta.

salón casa en girona

El amanecer y el atardecer dictan en esta casa la paleta de colores y estados de ánimo, mientras que la estructura de hormigón proyecta sombras en las paredes y en el suelo desnudo a medida que cambia la luz.

cocina y me sa comedor casa en girona

Para vestir el interior de la casa, el equipo de We are Crude ha escogido piezas de Roda, Santa&Cole, Marset, Cassina, Kendo, Rimadesio, Viavizzuno, B&B Italia, Anour y Lema.

patio con árboles casa hormigón girona

Un patio central, con un paisajismo de Joanma Roig, se encarga de distribuir las distintas estancias de la vivienda. Este núcleo está en continuo dialogo con el exterior donde la arena forma parte de la propia casa y difumina las distinciones entre interior y exterior.  

dormitorio casa hormigón girona

Cada una de las cuatro habitaciones de la planta principal cuenta con su propio baño privado y un gran ventanal que abre al patio interior y conecta todas las estancias, en las que impera la sencillez: camas sin cabeceros y armarios de madera para suavizar el hormigón.

dormitorio armario madera casa girona

Los interiores, realizados con madera de nogal americano, baldosas cerámicas de distintos colores y mobiliario escaso, suavizan el monolito brutalista que es de apariencia dura pero suave y acogedor en su interior.

mesa de madera dormitorio casa hormigón girona

La cuidada iluminación la firman Viabizzuno y Maria Güell Ordis, de La Invisible Studio. La mayoría de las lámparas escogidas para la vivienda son de  Santa & Cole, Marset y Oluce.

baño con ducha exterior casa en girona

En la planta superior se encuentran la habitación principal, el vestidor, un baño y una terraza con ducha exterior. Pocos muebles y escogidos es la premisa que sigue la filosofía de esta estancia. 

piscina casa en girona

Junto a la piscina, con vistas a la naturaleza del Mediterráneo en este rincón de la Costa Brava, la butaca Mart, de Antonio Citterio para B&B Italia, invita al recogimiento y la relajación.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?