De terraceo por Barcelona sin salir de casa

En pleno barrio de Sant Gervasi, este apartamento sereno y con carácter se abre al exterior para hacer de su terraza de 80 metros cuadrados la joya de la casa.

1 / 11
Comedor, mesa de madera, bancada, exterior patio interior, butaca madera, sofá blanco. Tanto la sala de estar como los dormitorios se abren por completo a la terraza consiguiendo gran amplitud visual. La dominante cromática de tonos neutros que impera en la zona de día permite que la vegetación exterior focalice la atención.

Tanto la sala de estar como los dormitorios se abren por completo a la terraza consiguiendo gran amplitud visual. La dominante cromática de tonos neutros que impera en la zona de

Comedor, mesa rectancgular madera, suelo de madera, sillas retro, banco corrido. Piezas antiguas y modernas se combinan con acierto en los diferentes ambientes de esta vivienda barcelonesa donde impera la calidez y la funcionalidad.

Piezas antiguas y modernas se combinan con acierto en los diferentes ambientes de esta vivienda barcelonesa donde impera la calidez y la funcionalidad.

Salón, sofá blanco, butaca madera, estanteria de obra, cerramientos regilla vegetal. La rejilla vegetal se convierte en un elemento común en las diferentes estancias adoptando diferentes funciones. En el salón, se ha empleado para el mueble hecho a medida que integra una librería y oculta el televisor y otros aparatos electrónicos.

La rejilla vegetal se convierte en un elemento común en las diferentes estancias adoptando diferentes funciones. En el salón, se ha empleado para el mueble hecho a medida que inte

Sofá blanco, espejo vintage en pared blanca, baúl auxiliar, suelo madera. La propietaria también tenía piezas antiguas de gran valor sentimental pertenecientes a su madre que se han ido integrando en los diferentes espacios.

La propietaria también tenía piezas antiguas de gran valor sentimental pertenecientes a su madre que se han ido integrando en los diferentes espacios.

Cocina semi-integrada comedor, taburetes de office en península, lámpara suspendida. La cocina está semintegrada al salón-comedor a través de una península que hace las veces de zona de 'office', acompañada de dos taburetes de suaves líneas. El diseño de la lámpara de suspensión juega con la rejilla vegetal, material omnipresente en el proyecto.

La cocina está semintegrada al salón-comedor a través de una península que hace las veces de zona de 'office', acompañada de dos taburetes de suaves líneas. El diseño de la lámpar

Cocina en forma de L, zona de aguas y cocción, dobme nivel mobiliario superior. La cocina en forma de L se vuelca sobre un patio privativo que le brinda de claridad y buena ventilación. El mobiliario, en línea con el resto de la vivienda, se tiñe de tonos grises y beiges.

La cocina en forma de L se vuelca sobre un patio privativo que le brinda de claridad y buena ventilación. El mobiliario, en línea con el resto de la vivienda, se tiñe de tonos gri

Cerramiento baño cristal esmerilado, sanitario suspendido, lavamanos sobre encimera piedra. En los baños, todo se apoya en los materiales utilizados: la piedra San Vicente, el microcemento beige y el cobre acaparan todo el protagonismo. Eso sin hablar del cerramiento en cristal esmerilado que deja pasar la luz procedente del exterior, preservando la intimidad de la estancia.

En los baños, todo se apoya en los materiales utilizados: la piedra San Vicente, el microcemento beige y el cobre acaparan todo el protagonismo. Eso sin hablar del cerramiento en

Dormitorio, lámpara auxiliar aplique, mesilla suspendida, cabecero cama tapizado. Detalle del dormitorio principal con mesilla suspendida y aplique Tolomeo, de Artemide. La fuerte presencia de telas en la decoración de la estancia favorece la sensación de calidez.

Detalle del dormitorio principal con mesilla suspendida y aplique Tolomeo, de Artemide. La fuerte presencia de telas en la decoración de la estancia favorece la sensación de calid

Dormitorio, cojines sobre cama, cerramiento acristalado, terraza exterior celosias. Se ha potenciado la iluminación natural volcando todas las estancias a la terraza pero sin comprometer la privacidad a través de un juego con las celosías y la vegetación.

Se ha potenciado la iluminación natural volcando todas las estancias a la terraza pero sin comprometer la privacidad a través de un juego con las celosías y la vegetación.

Patrio interior con celosía, mobilario exterior, mesa comedor blanca, gran macertero arbol. La terraza exterior, verdadera joya de la casa, se ha tratado con celosías de antracita y vidrio acanalado para jugar con la ventilación, la luz y la privacidad.

La terraza exterior, verdadera joya de la casa, se ha tratado con celosías de antracita y vidrio acanalado para jugar con la ventilación, la luz y la privacidad.

Terraza exterior vivienda, mobiliario exterior, tumbonas, vegetación. Junto con las celosías, la vegetación es una gran aliada en la gran terraza de este apartamento para preservar la privacidad frente a las viviendas vecinas.

Junto con las celosías, la vegetación es una gran aliada en la gran terraza de este apartamento para preservar la privacidad frente a las viviendas vecinas.

Este coqueto apartamento situado en un tranquilo barrio de la capital catalana puede presumir de contar con una terraza interior de 80 m2. Se trata de un auténtico tesoro urbano que, teniendo en cuenta el clima templado de la ciudad, se convierte en una preciada zona de estar. Además, conecta física y visualmente con el resto de estancias interiores, proporcionando una buena dosis de luz natural. Para los 100 m2 interiores, los arquitectos e interioristas Jesús Díaz Osuna y Mercedes Gonzalez Ballesteros, de Febrero Studio, responsables de la reforma, tuvieron que hacer frente a la voluntad de la propietaria de no sacrificaran metros cuadrados de la zona de día. El salón, el comedor y el office de la cocina comparten espacio aunque cada ambiente queda claramente delimitado, complementándose uno con otro dentro de la máxima funcionalidad.

Una estudiada optimización de los metros cuadrados ha permitido obtener la disposición con la que cuenta hoy la vivienda e integrar, junto con la zona de día y la terraza, dos habitaciones, dos baños y una cocina. Se han eliminado falsos techos y se han abierto los dormitorios a la terraza para que tuviesen ventilación, gran dosis de luz natural y acceso a la joya de la casa, la terraza. Para preservar la privacidad de los dormitorios y evitar miradas indiscretas de viviendas vecinas, se ha creado una celosía frontal que además acota exteriormente estos espacios.

Para el interiorismo se quiso jugar con piezas sencillas y de líneas limpias, con un predominio de los tonos cálidos y acogedores con la voluntad de que la terraza y la vegetación tuviesen el protagonismo. Con el objetivo de dotar de personalidad y carácter a los espacios se han utilizado algunas piezas más especiales que resaltan dentro de la paleta cromática general. La generosa presencia de textiles en los dormitorios ayuda a que estas estancias resulten más acogedoras, dotándolas de mayor calidez. En la cocina, por su parte, se juega con cortinas de terciopelo para tomar distancia con la entrada de la vivienda y con la salida al patio. Gracias a ella se consigue definir mejor el espacio y se dota al espacio de un singular carácter.En el conjunto de la casa se ha empleado rejilla vegetal, un elemento común denominador, empleado tanto para cubrir radiadores como para el mueble a medida de la sala de estar, en el que se oculta el televisor, los radiadores y otros aparatos, y hace las veces de librería. La propietaria ha querido incluir en el proyecto de interiorismo piezas antiguas de gran valor sentimental. Combinar estos objetos de ayer con un mobiliario de hoy ha supuesto un reto para Febrero Studio, cuya resolución se ha basado en mantener una misma línea estilística en todo el nuevo mobiliario para que el punto diferenciador lo aportaran las piezas recuperadas.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?