Cinco obras maestras de la arquitectura hechas por mujeres que fueron revolucionarias

En sus obras rompieron los límites de la arquitectura como la conocemos y cambiaron la historia para siempre. Repasamos la vida y obra de cinco arquitectas imprescindibles.

Arquitectas famosas

Arquitectas famosas

Todas hicieron historia y fueron injustamente tratadas durante décadas. Sin embargo, el legado y la influencia de estas cinco arquitectas era demasiado importante como para pasar desapercibido. Por eso, repasamos las obras maestras y la vida de cinco arquitectas a las que la historia ha hecho justicia. Porque sin ellas la arquitectura mundial no sería lo que es hoy. 

Cini Boeri

Nacida en 1924 en Milán y fallecida en 2020, Cini Boeri fue una de las pioneras en el siglo XX en hacerse un hueco en el mundo del diseño y la arquitectura y de lograr éxito a nivel internacional. Su estilo, funcional y eficaz no pasó desapercibido para maestros como Gio Ponti o Marco Zanusso y en poco años supervisó obras del segundo, como el Istituto delle Carline hasta que en 1963 abrió su propio estudio. De allí salieron piezas icónicas del diseño de mobiliario como la butaca 'Ghost' para 'Fiam' o el sofá Strips para Arflex (con el que ganó el Compasso d'oro). 

Su obra maestra: Casa Rotonda, Cerdeña (1966-67)

Aunque muchos libros se queden solo con su sobresaliente faceta como diseñadora industrial Boeri firmó proyectos con su propio estudio a la misma altura que sus piezas de mobiliario. Entre ellos destaca su Casa Rotonda en la isla de La Maddalena, al norte de Cerdeña. Construida entre 1966 y 1967 la casa se diseñó para que volumétricamente se una a la fuerte pendiente del terreno creando un equilibrio gracias a su forma circular. El patio central funciona para unir la zona familiar a la de invitados y parte de la construcción se encuentra insertada en la roca. Curvilínea, funcional y que se integra con el espacio, igual que sus muebles. 

 

Casa Rotonda

Casa Rotonda Foto: Paolo Rosell

 

Casa Rotonda

Casa Rotonda Foto: Paolo Rosell

Denise Scott Brown

A sus 90 años la estadounidense nacida en  Zambia Denise Scott Brown es una leyenda viva de la arquitectura. Esposa durante décadas del arquitecto Robert Venturi, su nombre ha sido injustamente silenciado, especialmente cuando en 1991 Venturi, su socio y marido, recibió el Premio Pritzker. Ella no tuvo ninguna mención. Y eso que llevaban 26 años firmando conjuntamente los edificios y en 1977, junto a Steven Izenour, habían firmado Aprendiendo de Las Vegas, uno de los grandes manifiestos de la  arquitectura posmoderna. En 2013 surgió una iniciativa con miles de firmas para que le fuera concedido el premio de manera retrospectiva. Todavía no ha surtido efecto. 

Su obra maestra: Sainsbury Wing en la National Gallery, Londres (1991)

Hablar de Scott Brown es hablar de arquitectura posmoderna y de atrevimiento y ruptura. Junto a Venturi puso las bases de lo que después continuarían arquitectos como Ricardo Bofill, Kengo Kuma o hasta Frank Gehry y Zaha Hadid. Un estilo  artificioso con el ornamento y el ingenio como banderas, en respuesta al formalismo del Estilo Internacional del movimiento moderno. Entre sus  numerosas obras cabe destacar la  Sainsbury Wing, una ampliación para la National Gallery de Londres concluida en 1991. Alejándose de la espectacularidad de algunos de sus edificios, fue una de sus mejores obras al mimetizarse con el edificio existente y tomar como referencia la imagen de las casas victorianas o los templos antiguos de Egipto. Venturi y  Scott Brown añadieron grandes aberturas, cristaleras, ventanas ciegas y columnas metálicas y utilizaron la misma piedra con la que se erige la fachada del edificio del siglo XIX.

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres)

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres) Foto: Venturiscottbrown.org

 

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres)

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres) Foto: National Gallery

 

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres)

Sainsbury Wing (National Gallery de Londres) Foto: National Gallery

Eileen Gray

Arquitecta, interiorista y diseñadora de muebles Eileen Gray (1878-1976) pasó por el movimiento Art Decó y fue una de las pioneras del movimiento moderno, experimentando con tubos de aluminio y vidrio en muchas de sus piezas. Entre ellas destacan la Bibendum Chair, la alfombra Wendingen o la mesa E-1027. Otro de sus logros fue abrir su propia galería en París en 1922 Galerie Jean Désert, donde exponer sus propias creaciones. 

Su obra maestra: Villa E-1027, Cap Martin (Francia) (1926-29)

La villa E-1027 en Cap Martin (Francia) construida entre 1926 y 1929 fue su primer trabajo como arquitecta. Convertida en un icono del movimiento moderno, la diseñó como casa de vacaciones para compartir con su pareja Jean Badovici. Aunque el nombre suene impersonal es  resultante de combinar sus iniciales: E de Eileen, 10 por Jean, 2 Badovici y  7 por Gray. Tras la separación de  Badovici y en una de las ausencias de Gray, Le Corbusier la llenó de unos murales que la arquitecta consideró directamente vandalismo y nunca volvió a visitarla. Concebida como un rectángulo blanco al borde del acantilado y construido sobre pilotes, la casa ofrece soluciones como armarios que se convierten en muros y una colección de mobiliario que ha tomado vida de manera independiente.

Casa E-1027

Casa E-1027 Foto: Tim Benton

 

Casa E-1027

Casa E-1027 Foto: Tim Benton

 

Casa E-1027

Casa E-1027 Foto: Manuel Bougot

Lina Bo Bardi

Nacida en Roma en 1914 comenzó siendo la editora de la revista Domus en Milán y se formó como arquitecta  junto a Gio Ponti. Se mudó a Brasil en 1946 y allí es donde se encuentran sus obras más significativas en las que la italo-brasileña trata de humanizar la arquitectura fusionándola con el arte y la cultura popular. Sin la influencia de sus obras, entre las que también destacan piezas de mobiliario como la silla Bowl, sería imposible entender la arquitectura latinoamericana sin Lina Bo Bardi. 

Su obra maestra: Museo de Arte de Sao Paulo, Brasil (1956-68)

Aunque rivaliza con el SESC Pompéia, una antigua fábrica de tambores que Bo Bardi convirtió en un centro de ocio en São Paulo, el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) es una de sus mejores obras. Bo Bardi se encontró ligada al proyecto desde su inicio, apostando por una sede propia para el museo que dirigía su marido, Pietro Maria Bardi,  y que finalmente fue erigida en 1968. Con más de 10.000 metros cuadrados es un proyecto basado en una arquitectura simple: un volumen suspendido apoyado sobre cuatro pilares y hecho de hormigón y vidrio. Al estar elevado permite que las personas circulen bajo él uniendo las diferentes calles en las que se ubica. Desde su construcción se convirtió en una de las mejores obras de la arquitectura moderna de Brasil.

 

MASP (Museu de Arte de São Paulo)

MASP (Museu de Arte de São Paulo) Foto: MASP

 

MASP (Museu de Arte de São Paulo)

MASP (Museu de Arte de São Paulo) Foto: MASP

 

MASP (Museu de Arte de São Paulo)

MASP (Museu de Arte de São Paulo) Foto: MASP

Zaha Hadid

Nacida en Bagdad en 1950 Zaha Hadid fue la primera mujer en obtener el premio Pritzker. Lo hizo en 2004 con todavía pocas obras construidas pero una concepción de la arquitectura totalmente novedosa. Antes de formarse como arquitecta en la prestigiosa Architectural Association (AA) de Londres estudió matemáticas, algo que quizá le ayudo a concebir los impresionantes edificios paramétricos que llevan su sello y su estudio sigue desarrollando.

Su obra maestra: Centro Cultural Heydar Aliyev de Bakú, Azerbaiyán (2013)

Aunque resulte difícil elegir una única obra (más todavía cuando su estudio sigue firmando algunas de sus obras póstumas), si tuviéramos que elegir el edificio que mejor refleje el estilo 100% Hadid ese sería el Centro Heydar Aliyev de Bakú, inaugurado en la capital de Azerbaiyán en 2013. Aunque Hadid firmó edificios mucho más espectaculares, como la póstuma sede de la autoridad portuaria de Amberes , la ópera de Guangzhou o el complejo Galaxy Soho de Pekín, este es uno de los que mejor resume sus obsesiones, sobre todo las de la segunda parte de su carrera. El edificio, que alberga biblioteca, auditorio y museo,  nace de los pliegues del propio paisaje, se asemeja a unas dunas llevadas por el viento (una de sus constantes) y apenas cuenta con una línea recta en toda la construcción. “La vida no tiene lugar en una cuadricula. Un paisaje natural nunca es uniforme o regular, y las personas se sienten bien en ellos”, contaba sobre ese amor por lo curvo en 2012. 

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú)

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú) Foto: ZAHA HADID ARCHITECTS

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú)

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú) Foto: ZAHA HADID ARCHITECTS

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú)

Centro Cultural Heydar Aliyev (Bakú) Foto: ZAHA HADID ARCHITECTS

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?