7 plantas raras y caras que puedes tener en casa (si te lo puedes permitir). Y algunas son muy fáciles de cuidar

Las plantas son seres especiales, pero algunos son más especiales que otros y estas 7 variedades son la prueba de que también pueden ser un símbolo de estatus.

Plantas de interior

Estas son las plantas más raras y caras que podrías tener en casa.

Huy Phan / Unsplash
Alejandra Manzano
Alejandra Manzano

Periodista especializada en arquitectura, interiorismo y diseño

A todos nos gusta tener plantas en casa. Por un lado, está lo más evidente, su estética presencia: decorar con plantas nunca lleva a error, porque las plantas quedan bien siempre. Pero por otro lado, están sus beneficios, sus propiedades para purificar el ambiente o cómo ayuda contra las alergias.  Quizá, su presencia sea algo verdaderamente democrático, pues cualquiera, sea cual sea su nivel de ingresos o estatus, puede adquirir una sencilla planta y llevársela a casa.

 

El mundo vegetal no es infinito pero casi, y es raro que no encontremos una especie desconocida que no nos enamore por su forma o su color. Más allá de modas, lo cierto es que siempre solemos encontrar las mismas en tiendas o viveros, ¿cómo podemos estar seguros de que nuestras plantas favoritas son precisamente las que siempre están disponibles? ¿Quizá tenemos el mismo gusto que todos los demás? ¿Son las plantas de moda para decorar las más especiales de verdad?

Si te haces todas estas preguntas es por que, además de ser un esteta, probablemente buscas una planta exclusiva, una que no sea fácil de encontrar o de pagar: Aunque todo depende del lugar donde las compres, este ranking de las plantas más raras y caras que puedes tener en casa es para ti. 

 

1 /7
Monstera Variegata Thai Constellation
Red Diamond/iStock

Monstera Variegata Thai Constellation

Seguramente tengas una Monstera en casa: es la planta decorativa por excelencia. Pero la variedad Thai Constellation se sale de lo normal: sus hojas tienen toques de blanco crema y verde claro. La variedad Albina es el no va más, porque sus hojas son completamente blancas. Además, a medida que esta planta crece, las hojas se perforan cada vez más y desarrollan interesantes hendiduras, que se suman a su ya impresionante aspecto. Es una gran elección para cualquiera que desee añadir un toque exótico a su espacio interior. Pero el precio a pagar por un ejemplar de tamaño pequeño ronda los 160€.

Pink Princess Philodendron
See D Jan/iStock

Pink Princess Philodendron

Preferimos avisar, porque sabemos que es posible que después de haber visto esta foto, haya surgido el amor. Esta planta, conocida comúnmente como Pink Princess, tiene en sus hijas el color de moda: el Millenial Pink. Si alguna vez ha intentado buscar una en un vivero o en la tienda del barrio, es más que posible que no la haya encontrado, y, de ser así, se habrá sorprendido con su precio, que ronda desde los 150€ las más pequeñas, más de 500€ las de tamaño medio… Y hasta los 2.000€ por ejemplares grandes o de hojas extremadamente raras.

Unos dicen que sus toques de color rosa, gris y verde son producto de una mutación espontánea; otros, que está modificada genéticamente. En cualquier caso, las imitaciones están a la orden del día, y antes de comprar una, debes asegurarte de que se trata de la misma especie o según pasen los días, verás como el rosa de sus hojas desaparece y te quedas con una planta común de la familia de las Araceas.

Monstera  Adansonii
Andrey Zhuravlev/iStock

Monstera Adansonii

Otra Monstera, pero no la típica: esta variedad tiene los orificios de sus hojas más grandes alargados que su familiar más conocido, la Deliciosa. Recibe el apodo de "planta del queso suizo" por sus puntiagudas hojas perforadas en forma de corazón. Esta elegante planta aporta carácter y personalidad a cualquier espacio, al tiempo que requiere una atención mínima para prosperar. A veces te la encontrarás con “pintitas” blancas: cuidado, porque podrás confundirte muy fácilmente con los inicios de la Variegata, que presenta las mismas rayas blancas delatoras en el tallo que la Deliciosa. Una de tamaño XL te puede costar más de 150€.

Akchamczuk/iStock

Hoya carnosa compacta 'Hindu Rope'

Esta planta es semi rara y requiere unas condiciones de cultivo específicas. La Hoya carnosa compacta puede tardar hasta tres años en crecer, y tiene un aspecto diferente al de otras plantas de la misma especie. Este género de Hoyas tiene hojas rizadas que caen en forma de enredadera, lo que la convierte en una planta colgante ideal. Las flores tienen forma de estrella, como la mayoría de las Hoyas, y crecen en racimos más pequeños. Para que se hagan a la idea: una de 17 cm puede costar más de 100€.

Anthurium Warocqueanum
Gemma Haigh/iStock

Anthurium Warocqueanum

Originaria de Colombia y muy poco común, la Anthurium Warocqueanum es muy buscada por su hermoso e icónico follaje, que parece deformado como si le hubieran aplicado un filtro de Photoshop. Esta especie tiene hojas de color verde oscuro aunque hay variedades de otros colores. Si la quieres, puede ser tuya por el módico precio de 250€.

Musa Banana Purple Pink
Etsy

Musa Banana Purple Pink

Es una planta enana de hoja perenne, con hojas de color verde oscuro y espigas arqueadas de flores de color entre crema y amarillo, con llamativas brácteas de color rojo rosado. Puede llegar a los 1,8 metros de altura, pero si quieres un ejemplar grande (cuando es pequeño sus hojas son verdes, por lo que no es recomendable comprarla recién germinada) te puede llegar a costar unos 700 €.

Orquídea Shenzhen Nongke
PxHere

Orquídea Shenzhen Nongke

Los científicos de la Universidad Nongke de Shenzhen, de donde procede el nombre de esta orquídea, tardaron 8 años y más de 10.000 hibridaciones en desarrollar esta orquídea artificial. Y lo consiguieron después de elegir una sola planta de una reserva de 34.000 germinaciones para su producción en masa. Sus apreciadas flores de 20 cm, que sólo podrás ver cada 4 o 5 años, la hacen extraordinaria, también en el precio, siendo ridículamente cara. Para que te hagas una idea, su primera flor se vendió en 2005 en una subasta por más de 180.000 euros. Ahora puedes conseguir una sola flor, con suerte, por 3000€.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?