Las piezas de cerámica de este joven catalán están conquistando el mundo desde La Bisbal

Cerámica Sampere hace uso de la tecnología para crear nuevos prototipos y buscar nuevos materiales sostenibles, aunque todas sus piezas están elaboradas a mano, respetando la tradición artesanal. Ubicado en La Bisbal d’Empordà, Girona, en el kilómetro cero de la industria cerámica tradicional de Cataluña, el taller crea pequeñas obras de arte en gres para las mesas de todo el mundo, particulares o afamadas.

Las piezas de cerámica de este joven catalán están conquistando el mundo desde La Bisbal
David Quesada
David Quesada

Redactor jefe de Arquitectura y Diseño

Diego Sampere (Barcelona, 1988) es uno de esos jóvenes entusiastas –y tan necesarios– que han visto en la tradición artesana un vehículo para expresar su creatividad y de paso mantener viva una actividad, la de ceramista, que lejos de languidecer como algo obsoleto tiene todavía mucho que aportar dándole un giro actual. Graduado como diseñador industrial en la prestigiosa escuela Eina de su ciudad natal, y con un Máster en Diseño Sostenible por el IED, el gres le llamó la atención desde el principio. "Básicamente porque es un material muy maleable, que te permite crear cualquier forma a través de tus propias manos", apunta.

Mirada mediterránea

Fundó su empresa en la Ciudad Condal en 2015, pero en 2019 la trasladó a La Bisbal d’Empordà, la población gerundense en la que pervive el oficio gracias al tesón de un puñado de firmas y artesanos. Un cambio con el que también quiso resaltar la cercanía del Mediterráneo, una de sus mayores influencias. El lugar donde instaló su taller tenía pedigrí, porque anteriormente había sido una tienda de cerámica. En sus 250 m2 se lleva a cabo todo el proceso de producción, desde la conceptualización, pasando por la elaboración de las piezas, hasta la comercialización, con un espacio para venta en la parte anterior que se prolonga en su tienda online.

 

Piezas ya acabadas y expuestas en la tienda

La manufactura utiliza la tecnología para crear prototipos, buscar nuevos materiales más sostenibles o medir la resistencia de los mismos, pero al mismo tiempo el taller fabrica todo a mano, respetando la tradición de los talleres artesanos. "Seleccionamos un gres de máxima calidad. Trabajamos tanto con gres líquido como sólido, y el proceso de preparación es diferente según sea uno u otro –comenta Diego–. Para el líquido, lo mezclamos con agua hasta conseguir la densidad ideal. Por su parte, el sólido lo pasamos por una extrusora para homogeneizar el cuerpo y eliminar las partículas de aire".

Paso a paso

Moldeado, pulido y esponjado, secado, primera hornada a 1.000 grados, esmaltado, segunda hornada a 1.260 grados, alisado... Cada pieza que nace en Cerámica Sampere lleva su tiempo, y en todo el proceso las manos de los operarios son la herramienta fundamental. Seguir la tradición no significa limitarse a reproducir una misma carta de tonalidades y acabados: "Siempre estamos probando nuevos colores. Elegir un nuevo esmalte tarda unos seis meses ya que requiere mucha prueba y error para conseguir tonos únicos y que sean estables".

Con esta curiosidad incansable, Cerámica Sampere ha conseguido la fusión perfecta entre tradición y vanguardia y logrado que sus objetos luzcan en los espacios gastronómicos más reputados, y también en las mesas de quienes aprecian el valor del trabajo pausado.

1 /11
Mónica García

Jesús, uno de los operarios, puliendo la línea de partage –unión de las partes de una pieza– de la salsera

Mónica García

“Trabajamos tanto con gres líquido como sólido, y el proceso de preparación es diferente según sea uno u otro”

Se consigue la fusión perfectamente tradición y vanguardia
Mónica García

Se consigue la fusión perfecta entre tradición y vanguardia

Mónica García

“Elegir un nuevo esmalte tarda unos seis meses ya que requiere mucha prueba y error para conseguir tonos únicos y que sean estables"

Mónica García

El taller fabrica todo a mano, respetando la tradición de los talleres artesanos

Mónica García

La manufactura utiliza la tecnología para buscar nuevos materiales sostenibles

Mónica García

Pruebas de esmalte con la misma forma del logo de la marca y de la herramienta con la que pulen las piezas

Mónica García

Salseras y platos de la serie Niu ya pulidos y esponjados. Una vez estén secos completamente irán a la primera hornada

Mónica García

Platos hondos esmaltados en gris piedra

Mónica García

Extracción de la pieza del molde, en este caso un plato Niu. Los moldes de yeso también se fabrican a medida en el taller

Mónica García

Tazas en estado bizcocho –con una primera cocción, pero sin esmaltar– listas para la segunda hornada

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?