Estas exclusivas joyas están inspiradas en destacadas obras arquitectónicas

La colaboración entre el artista Chus Burés y el arquitecto Juan Herreros da vida a tres piezas únicas, diseñadas con influencias de la obra distintiva de Herreros

Chuso Burés y Juan Herreros

Chus Burés y Juan Herreros han creado estas piezas selectas que toman su inspiración de obras arquitectónicas  

Juan Carlos Vega

Chus Burés destaca como uno de los artistas y orfebres más reconocidos en la escena contemporánea. Su talento se ha manifestado en colaboraciones con artistas de renombre como Louise Bourgeois, Le Parc, Miquel Barceló y Zaha Hadid, estableciendo con cada uno de ellos conexiones profesionales profundas. 

No es la primera vez que Burés colabora con un arquitecto. Su primera alianza con un profesional de este campo fue con Zaha Hadid, con quien mantenía una estrecha relación. Sin embargo, este intento fue interrumpido y, a pesar de haber invertido muchos meses de trabajo, diseño y pruebas, la colección no llegó a materializarse. Pero este inconveniente no detuvo a Chus, un gran amante de la arquitectura, y el artista siguió estudiando cómo fusionar su oficio con la construcción. 

Diseño exclusivo y arquitectura

En esta ocasión, se une al arquitecto Juan Herreros para concebir tres piezas únicas: dos brazaletes y un collar. Se trata de obras muy exclusivas, ya que tan solo se fabricarán ocho unidades de cada una de ellas. Además, el uso de la plata como material principal de las joyas y los acabados a mano las convierten en unas de las piezas más selectas del panorama.

Este proyecto marca la incursión de Herreros en el diseño de objetos de dimensiones tan diminutas, demostrando así su versatilidad en nuevos territorios.

Juan Herreros y Chus Burés

La fuente de inspiración de las obras

Las piezas seleccionadas están inspiradas en las texturas de las fachadas de los proyectos del estudio de Herreros y en su pasión por las superficies metálicas y onduladas. Estas formas reflejan conceptos como la ligereza, el control de la luz natural o la síntesis entre lo natural y lo artificial, elementos distintivos de los proyectos del arquitecto.

Herreros comenta la gran implicación con la que ha vivido cada fase del proceso creativo. "Cada visita al fundidor a recoger las pruebas era una aventura. Sin embargo, voluntariamente me he mantenido en el terreno del diálogo como instrumento de diseño sin realizar dibujos. Al ser un trabajo referido a mis diseños arquitectónicos, la palabra me ha permitido alejarme de su presencia y pensar en la pieza no como un fin sino como un proceso que implica moldes, colado, pulido, grabado... algo que me ha permitido revisitar las ideas arquitectónicas originales desde una nueva cadena de producción que tiene otras posibilidades y demandas".

El collar cloud, modelado a partir del lugar de reunión de la juventud en Wangju

Collar Cloud

Esta innovadora pieza, el único collar que ha surgido de la fusión de los talentos de Chus Burés  y Juan Hereros, se inspira en una imponente macrolámpara que marca el punto de encuentro de los jóvenes en la ciudad de Wangju, en Corea del Sur.

Macrolámpara en Corea Estudio Herreros

Confeccionado en plata, el collar Cloud ha sido cortado con láser y terminado meticulosamente a mano.

El brazalete Brise Soleil como una oda a los diseños de Herreros

Brazalete Brise Soleil

Ambos brazaletes de la colección se destacan por su versatilidad, ya que se trata de piezas únicas que exploran diversas formas y expresiones creativas. Es una réplica del revestimiento del Centro de Control Satelitasl

Centro de Control Satelitasl Estudio Herreros

El brazalete Brise Soleil, por su parte, cuenta con ángulos más rectos y recrea el concepto de celosía como una segunda piel de los edificios ideados por Juan Herreros. Realizado en plata, este brazalete es moldeado y con un acabado a mano de lo más cuidado.

El brazalete Sieve, de edición limitada

Brazalete Sieve

El segundo brazalete de la colección recibe el nombre de Sieve y se distingue de las demás piezas por la presencia de una plancha perforada que da forma a esta singular joya, inspirada en el Museo Munch, en Oslo.

Museo Munch Estudio Herreros

Elaborado en plata, como las demás obras diseñadas por Chus Barés y Juan Herreros, el brazalete es fundido en plata y minuciosamente terminado a mano.

 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?