Cracovia en estado puro

Un nuevo hotel aglutina a los diseñadores del momento, con nombres españoles como Javier Martín y Kettal

1 / 13
Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

Hotel Puro, Cracovia (Polonia)

El Soho de la pintoresca ciudad polaca de Cracovia, o lo que vendría a ser su Montmarte, su Trastevere, su Malasaña, está en el antiguo barrio judío de Kazimierz: una zona muy deteriorada durante la Segunda Guerra Mundial y casi abandonada durante todo el periodo comunista, que hoy es refugio de artistas, diseñadores y creativos de todo el mundo; cafés, galerías de arte, hubs para la innovación y también nuevos hoteles boutique florecen entre sus callejuelas.

En este marco, el grupo polaco Puro Hotels, caracterizado por el estilo vanguardista e informal de sus propuestas, ha querido crear un establecimiento (su quinta apertura y la segunda en Cracovia) que encarne la personalidad bohemia y audaz del barrio. En el proyecto de ASW Architects y Conrad & Partners, un hotel de 228 habitaciones (clásicas, Deluxe, suite y suite ejecutivas), cada detalle cuenta.

Del mural futurista que, firmado por el gratifero local Nawer, da la bienvenida en recepción a las alfombras anudadas a mano de la firma italiana Golran 1898, de la instalación luminosa del español Javier Martín (cuyos neones sobrevuelan a los nuevos huéspedes) a los collages urbanos de Mateusz Szczypinski, el hotel está cuidado con el esmero de una galería de arte y cada estancia se concibe así, con un proyecto creativo individual, contemporáneo y moderno, a menudo a cargo de artistas del propio barrio pero, también, con guiños internacionales.

En este sentido marcas con pedigrí como la española Kettal, la sueca Fogia, los daneses Carl Hansen & son o las italianas Moroso y Baxter contribuyen con sus creaciones al esmerado interesiorismo del Puro Cracovia Kazimierz.

El spa del hotel, Prisa, es otro de los highlights del establecimiento, tanto en cuanto al diseño como a la carta de tratamientos y la selección de productos, de la veterana marca polaca Alba1913. En cuanto a la oferta gastronómica, Puro Krakow Kazimierz ofrece el gastrobar Halicka, especializado en recetas polacas, y la cafetería MAK, con un menú muy goloso en el que destaca las variedades de pan artesanal.

Más Sobre...
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?