Vuelven las hornacinas, orden y mucho estilo en el baño

Este recurso, práctico y decorativo, ayuda a mantener los cosméticos que usamos a diario a la vista, pero generando un orden visual. Las hornacinas de toda la vida son ahora, una vez más, el futuro.

Las hornacinas vuelven para quedarse.

Las hornacinas vuelven para quedarse.

No sabes cómo, pero un despliegue de botes de todas las formas y tamaños, cosméticos campan a sus anchas por tu cuarto de baño (y el orden en este espacio de la casa es una conquista al alcance de todos). En el suelo de la ducha geles, champús, mascarillas y un arsenal de cosméticos para el aseo te obligan a agacharte cada vez que quieres usarlos. Tu baño (y por extensión, todos los espacios de la casa) debe cumplir una ley básica: tener a mano lo que más uses. Y para el momento de la ducha, nada como mantener cerca tus básicos de aseo y belleza en una hornacina. Estos huecos dentro de la pared del baño se han convertido en la manera más sutil y demandada para guardar los enseres de baño de forma estilosa.

1 /5
Grifería y perfilería acabaa en negro, hornacina en gresite blanco y gris

Una de las grandes ventajas de poner las hornacinas, un recurso práctico y decorativo, es que quedan totalmente empotradas en el tabique y no sobresalen. Al ganarle ese espacio a la pared, se evita el despliegue de cosméticos por el suelo o la antiestética estantería desmontable en la que se apoyan los productos de aseo.

Zona ducha con hornacina de obra revestida de marmol, grifería acabada en blanco

Para ganar en funcionalidad, en el cuarto de baño, es importante elegir bien dónde se va a ubicar la hornacina. Lo más común es hacerlas en la zona de ducha o la bañera y los expertos recomiendan dejar suficiente distancia de separación respecto de la grifería para que su uso sea realmente práctico.

Baño de mármol Travertino con hornacina y puerta corredera

Este recurso permite numerosas opciones de composición. Aquí la imaginación (y el grosor del tabique) ponen el límite. Se puede jugar con la profundidad, con poner una o varias, cuadradas o rectangulares, con una posición vertical o apaisada, con o sin marco, iluminadas, con distintos azulejos... Las posibilidades son casi infinitas.

Cuarto de baño con suelo bicolor blanco y azul, hornacina en pared, perfilería de madera en blanco

En el momento en el que se reforma en el cuarto de baño y se hace una hornacina en la pared, es determinante impermeabilizar bien las zonas para que no aparezcan humedades. Con este trabajo, se evitarán daños posteriores.

Bañera exenta, hornacina recubierta de granito gris, escultura de piedra

Las hornacinas son elementos muy funcionales, pero permiten hacerse en cualquier rincón del cuarto de baño.  Además de para guardar cosméticos, también pueden usarse para los objetos que no pueden estar en contacto con el agua, como las toallas o incluso para adornos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?