Paso a paso para pintar tú misma un mueble de Ikea con chalkpaint

La pintura a la tiza abre un mundo de posibilidades estéticas incluso para los muebles de melamina como los de Ikea.

"Las cosas no son difíciles de hacer, lo que es difícil es ponerse en situación de hacerlas", sentenció Constantin Brâncuși, pionero del arte moderno, en una frase en la que todos en algún momento podemos reconocernos, especialmente cuando requiere que echemos a volar toda nuestra creatividad e imaginación. Y redecorar nuestra casa demanda una dedicación que, sin duda, merece la pena. A veces, el cambio a nuestro hogar puede llegar a través de detalles, como cambiar el color de un mueble que se ha quedado desfasado o queremos que encaje armónicamente con el resto de piezas de otra estancia. Y para hacerlo, sin necesidad de ser expertos en restauración, la pintura a la tiza se presenta como una técnica rápida, fácil y económica que no necesita barnizado. ¿Te animas?

Experta en materia es Neus, Iserte, al frente de chalkpaint.es, que nos da las pautas para cambiar el aspecto de los muebles de Ikea fabricados con melamina.

1 / 6
Mano de una mujer limpiando un mueble antes de pintarlo
1

El primer paso es limpiar bien la pieza para que no queden restos de suciedad o grasa y el producto pueda adherirse bien. Yo utilizo Omniclean que es muy fácil de usar: 1 de producto por 10 de agua. Una vez limpiada la pieza, desmontamos cajones y quitamos tiradores.

Lija con un mueble pintado en chalkpaint
2

Antes de pintar se puede abrir el poro con una lija fina, pero una opción más rápida e igualmente efectiva es aplicar una capa de Primer, que permite pintar muebles sin lijar gracias a su gran adherencia, es el producto perfecto para ahorrarnos el engorroso proceso de lijado para abrir el poro. Si la superficie es lisa puedo usar un rodillo flocado para no dejar grumos como de piel de naranja y una gaveta en la que no poner mucho producto. Es preferible ir rellenando para no desperdiciar si sobra.

Mujer pintando una silla con rodillo
3

Pintar con rodillo es muy rápido y yo comienzo pintando el frontal de  los cajones. Para que no queden grumitos hay que dar varias pasadas suaves con el rodillo para intentar igualarlo y que no queden marcas. Después, sigo con el resto de la pieza. Es importante que en los laterales no se acumule exceso de pintura. Después de imprimar, dejar cuatro horas hasta que seque.

Pinturas en colores pastel
4

Una vez seco, aplicamos la pintura a la tiza de la línea Versante con un rodillo flocado siguiendo las mismas pautas que con el Primer. El gran truco es vigilar que no queden grandes excesos de pintura en los rincones. La elección del color es muy personal.

Rodillos y pinceles para pintar un mueble
5

Una vez pintado, acariciamos la pieza con el rodillo para intentar disimular al máximo la piel de naranja. Después, dejar secar cuatro horas entre capa y capa. Es imprescindible hacer al menos, dos capas, para que no se vea el color blanco del Primer. Ten en cuenta que los colores muy pigmentados necesitan que demos tres capas de pintura chalk paint.

Mueble de Ikea pintado con chalk paint
6

Después puedes tanto pintar los tiradores como cambiarlos, y ya tienes el mueble listo.

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?