Decorar tu dormitorio siguiendo el Feng Shui te ayudará a tener un sueño profundo

Siguiendo la filosofía milenaria, la iluminación natural, los colores claros y los cabeceros contra la pared ayudan a crear una atmósfera de descanso.

Según el feng shui, el dormitorio es el espacio de la casa que se destina a la intimidad personal, un santuario dentro de la vivienda en el que retirarse para entregarse al descanso físico a través del sueño reparador, pero también es la estancia en la que podemos lograr la desconexión más profunda, esa que también se consigue a través de la meditación y la práctica espiritual. Siguiendo las pautas de esta práctica milenaria para crear el bienestar, Luis Delgado decorador de Estudio Delier nos guía para configurar un dormitorio en el que crear la atmósfera que pueda acoger esas actividades de descanso y reposo interior.

1 / 10
Dormitorio de madera hecho a medida

Al norte

Según cuenta Delgado, "las habitaciones interiores son las más indicadas para conseguir descanso placentero, de ahí́ que el dormitorio encuentre su situación correcta hacia el norte, en el fondo de la casa".

Dormitorio con armarios blancos empotrados

El reposo

La elección de la cama en la que entregarse a los brazos de Morfeo es determinante.  "Según el Feng Shui lo ideal es que sea de madera y alta porque de esta manera se atrae el éxito y se favorece la autoestima. Para vestirla, apuesta por sábanas de colores neutros y materiales naturales, como algodón o lino, que favorecen la creación o la renovación. Si son de raso se activa nuestro lado apasionado y alegre", explica el interiorista.

Dormitorio con suelos de madera y cabecero de tela en color blanco

La protecciónn

"El Feng Shui funciona a nivel consciente e inconsciente así que apostar por un cabecero es muy importante, ya que transmite  una sensación de protección y por tanto, mejor descanso. Lo ideal es que sea de madera o tapizado y debe estar siempre apoyado en la pared", dice Delgado.

Dormitorio en buhardilla

Sin reflejos

"Los espejos se utilizan para curar muchos males y pueden ayudar a equilibrar una estancia, pero según el Feng Shui no se aconseja poner uno en el dormitorio y menos en frente o los lados de la cama, pues podría dificultar el sueno", cuenta el especialista y añade que, en caso de querer poner uno, "lo mejor es ubicarlo detrás de una puerta o en el interior de los armario".
 

Dormitorio con cojines en la cama de color azul

Adiós tecnología

"Los aparatos electrónicos se consideran contaminantes en el dormitorio, ya que emiten radiaciones que podrían perturbar el sueño", cuenta Delgado. Por eso, evita en esta estancia televisores, radiodespertadores, ordenadores y demás gadgets que requieran de cables.

Dormitorio con balcon de madera

Tras el cristal

Según advierte Delgado, a la hora de decidir dónde ubicar la cama, "nunca debe ponerse debajo de una ventana, pues podría provocar una sensación de falta de protección y en el lugar de descanso por excelencia debe primar la paz y la serenidad".

Dormitorio con cabecero con estantes hechos a medida

De paso

El interiorista asegura que la casa es un organismo vivo "que vibra por y para nosotros. Las puertas deben permitir que circule la energía, sin tener elementos, que interrumpan este flujo tras ellas, ya que podrían hacerla circular de manera negativa. Es importante cuidar la posición de la cama con respecto a la puerta de entrad y nunca tiene que alinearse con nuestros pies o nuestra cabeza".

 

Dormitorio de una casa de campo con vigas de madera

Energía solar

"Luz natural ante todo", insiste Delgado. "Con la luz en el dormitorio queremos trasmitir relajación, por lo tanto es muy importante que sea cálida y nunca excesiva. Es mejor apostar por la luz indirecta o tamizada a través de una pantalla de tela y evitar poner una lámpara colgante encima de la cama".

Dormitorio con cabecero de tela en color gris

Decoración

"Los objetos son capaces de darnos o quitar energía, en función de la relación que tengamos con ellos", analiza el interiorista que recomienda no sobrecargar la habitación y crear un ambiente ordenado y libre de objetos que no se utilicen "ya que  podrían provocar estrés o nerviosismo. Poner una alfombra de lana ayuda a conseguir una atmósfera creativa y un jarrón con agua y flores contribuye a atraer la riqueza, prosperidad y crecimiento representados por el líquido". Cuando se comparte el dormitorio con la pareja, Delgado incide en la importancia de tener elementos pares en piezas como mesillas, lámparas… "para no crear un inconveniente en la armonía de la pareja", advierte. "Tampoco se deben poner fotografías de uno solo, ya que podría invitar a una vida por separado".

 

Dormitorio con pared de piedra y cuadros en el cabecero

Tonos sosegados

"Los colores influyen en la buena marcha de nuestra vida y en la búsqueda del bienestar, que es la salud y el amor", sentencia Delgado. "Los tonos neutros, como crema, beige claro o marfil en el dormitorio ayuda a conseguir un ambiente equilibrado".

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?