El Feng Shui es un antiguo sistema filosófico chino que se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio para conseguir una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Hemos hablado con la interiorista Meritxell Ribé, al frente de The Room Studio, que nos da las pautas para decorar según esta práctica y "armonizar la energía con el entorno para mejorar la salud y bienestar".

La experta nos da una guía con los pilares principales para vivir con más armonía y equilibrio, desde la propia orientación del edificio hasta el diseño lumínico de los espacios para promover la energía.  

1 /7
Piedra en fachada y suelo
Ana Santl

La ubicación correcta, el gran desafío

Según Ribé, "un Feng Shui bien adaptado se empieza a plantear ya en la orientación del edificio, teniendo en cuenta la configuración del entorno y esto incluye el estudio del terreno (topografía), la orientación respecto al sol, entre otros muchos aspectos y luego el estudio de estos edificios en su interior, donde los interioristas podemos adecuar y ayudar a que este Feng Shui intente aunar un equilibrio entre las raíces asiáticas y adaptarse a las realidades europeas, que son muy diferentes", apunta.

En las situaciones donde no es posible influir en la orientación o el diseño exterior del edificio, hay opciones para aplicar esta filosofía en los hogares, como "la distribución de mobiliario, la selección de colores, la incorporación de elementos naturales o la iluminación a través de un enfoque de sostenibilidad, bienestar, armonía y funcionalidad".

salón son sofá en curva
Eugeni Pons / Proyecto: The Room Studio

Aplica el sentido común

Uno de los pilares sobre el que pivota el estilo de Ribé es el sentido común. "Debería estar presente en todos los interiores, partiendo de realizar una muy buena distribución. Eso sí, hay que respetar siempre las necesidades del cliente y ésta será la única forma para que se relacione de manera amable con su entorno. Por lo tanto, al escuchar al cliente, de manera natural se introduce el principio básico del Feng Shui: el bienestar y armonía con el espacio que se habita".

salón con sofá en L blanco
Meritxell Arjalaguer / Proyecto: The Room Studio

Permite el flujo natural

Para mejorar la experiencia dentro de la propia vivienda, la interiorista invita a diseñar los espacios de tal manera que haya un flujo natural y accesibilidad fácil entre ellos. "Conviene evitar colocar muebles o elementos de manera que obstruyan pasillos o áreas de paso", apunta.

salón con butaca color rosa y lámpara de pie negra
Eugeni Pons / Proyecto: The Room Studio

Apuesta por los colores claros

El objetivo del Feng Shui es equilibrar un espacio y convertirlo en un lugar armónico y para ello, "aprovechar la luz natural es clave", indica. "Ayuda a conseguirlo trabajar sobre una paleta de colores neutros, cálidos y claros, que proporcionen armonía y serenidad". Eso sí, la interiorista es partidaria de jugar con tonalidades con más contraste en algunas zonas determinadas "para potenciar la energía y vitalidad".

salón con sofá en L, mesa de centro y mesa auxiliar y amplios ventanales con cortinas
Mauricio Fuertes / Proyecto: The Room Studio

Busca proporciones armónicas

"El equilibrio visual va ligado a la proporción y si esto se pierde se hace difícil entender en armonía un espacio. Debe ser coherente y, para ello, desde tiempos antiguos muchas disciplinas han utilizado la Proporción Aurea. En interiorismo puede aplicarse de varias maneras para mejorar la armonía visual en un espacio, como por ejemplo determinar las dimensiones de diferentes áreas, la posición de los muebles y la distancia entre ellos, y que éstos sirvan de guía para la ubicación de diferentes objetos decorativos o lámparas, por ejemplo. La clave es buscar un equilibrio visual y proporciones que resulten agradables y armoniosas a la vista", dice Meritxell.

comedor con patas de madera y mueble aparador
Mauricio Fuertes / Proyecto: The Room Studio

Cuida la iluminación

El diseño lumínico de un espacio no solo contribuye a la estética visual, sino que también desempeña un papel crucial en la creación de un ambiente armonioso y equilibrado. "La iluminación influye en el ciclo circadiano, y por ende, en la calidad del sueño y la salud. También influye de una manera directa en nuestras emociones y en el estado de ánimo. Con la iluminación podemos favorecer el espacio según nuestro estado de ánimo. Debe haber un balance equilibrado de la luz natural con la artificial para crear un ambiente armónico", indica la interiorista para quien la luz artificial no sirve solamente para poder ver sino para iluminar.

"Según el Feng Shui hay que evitar áreas oscuras que no acumulen energía estancada y escoger iluminación que no sea potente ni blanca para crear ambientes lumínicos muy cálidos y a ser posible regulados. Un uso correcto de la iluminación indirecta nos permite crear estancias sosegadas y elegantes. Es importante tener presente que un buen proyecto lumínico debe proporcionar flexibilidad y control sobre la intensidad y tonalidad de la luz. Esto permite adaptar la iluminación a diferentes necesidades y momentos del día, y mantener la armonía en todo momento".

habitación con butaca, mesa auxiliar, alfombra y lámpara de pie
Eugeni Pons / Proyecto: The Room Studio

Apuesta por la domótica

La domótica es una parte fundamental para obtener este control e integración e incluirla en casa es el último consejo que incorpora a la lista Meritxell Ribé, que opina que "la integración de la domótica y el Feng Shui van directamente relacionados. Es una perfecta combinación para mejorar la calidad de vida en muchos aspectos, como la iluminación, la temperatura o la ventilación. Por ejemplo, diferentes atmósferas con diferentes escenas lumínicas hacen que un espacio cobre vida en función de cada gusto y necesidada puesta en escena de estos puntos garantiza ambientes relajantes para favorecer tanto el día como la noche".

En el caso de la climatización, según la directora de The Room Studio, "ésta favorece un flujo constante de temperatura adecuada en todo momento, graduando constantemente elementos no solo de temperatura sino de ventilación, como la graduaci��n de persianas, la entrada de luz natural y la circulación de aire, que son elementos muy importantes en el Feng Shui. La domótica es la automatización de los elementos más importantes en un espacio y esto conlleva al control eficiente del consumo de energía, este equilibrio energético es primordial", sentencia.