Minimalismo cálido: cómo transformar tu casa con el estilo que arrasa esta temporada

"Menos es más" es el lema de este estilo decorativo, pero a diferencia del minimalismo clásico, los materiales naturales, los colores suaves y los detalles gustosos se hacen un hueco para crear ambientes armónicos.

Las 7 claves para practicar el minimalismo cálido

Valorar lo realmente esencial y la belleza de lo sencillo. Esta sería la máxima del estilo minimalista. Por ello, la decoración tiende a la calidad y rechaza la cantidad sin más. Sin embargo, un entorno frío y excesivamente austero no logra conectar con nuestra necesidad psíquica de sentir la casa como un refugio seguro. Y ahí entra en juego el adjetivo "cálido": belleza, utilidad y calidez se dan la mano en este estilo que elimina lo superfluo para destacar piezas y objetos que decoran por sí mismos y que no necesitan ningún otro acompañamiento. "Menos es más", pero con detalles gustosos. Con el minimalismo cálido no se trata necesariamente de tener mucho menos, sino de crear espacio para lo que amas. La calidez la aportan la sabia mezcla de materiales, los tejidos de diversas texturas, la naturaleza en forma de plantas y fibras, la artesanía con alma y algunos objetos queridos que añaden una nota de color en una paleta de colores que irradia tranquilidad.

Interiorismo de Lorna  de Santos, con sillas  CH24 Wishbone, de  Hans J. Wegner para Carl Hansen & Søn, y cuenco antiguo de Rue Vintage 74

Interiorismo de Lorna de Santos, con sillas CH24 Wishbone, de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Søn, y cuenco antiguo de Rue Vintage 74

En la naturaleza, nada sobra, todo se recicla, por eso los elementos naturales son tan apreciados en este estilo: madera maciza sin tratar, ramas en jarrones, fibras naturales... Mimbre, ratán, yute, papel o bambú son materias orgánicas que conectan con los nuevos tiempos sostenibles. Todo muy seleccionado, elegido para un lugar concreto.

El orden es otra de las claves. Si el espacio está demasiado ocupado de cosas, o se llena sin ningún criterio, agota tu mente y produce cansancio. En ese sentido, las tonalidades claras y atenuadas ayudan a crear la armonía buscada. El blanco viene acompañado de los colores de la tierra, pero muy suaves. La estridencia cansa; lo natural perdura.

Propuesta de Kave Home

Propuesta de Kave Home Foto: Kave Home

Estas son las cuatro pautas que debes seguir para inspirarte en el minimalismo cálido

  • Prioriza los espacios diáfanos, sin demasiados objetos ni distracciones visuales.
  • Busca el orden y la armonía en la decoración, dejando a la vista solo lo imprescindible.
  • Decora solo con las piezas necesarias y con diseños y materiales de calidad.
  • Decántate por una paleta de colores neutra y por tonos naturales para ganar calidez.

Mesa y sillas Aya, de los diseñadores daneses OEO Studio.

Mesa y sillas Aya, de los diseñadores daneses OEO Studio. Foto: OEO Studio

Claves del minimalismo cálido: decorar para ser feliz

Naturaleza. Las piezas y texturas orgánicas te reconectan con lo esencial y son sostenibles. La madera es la reina indiscutible de este estilo.

Materiales. Además de la madera, piedra, mármol, cerámica y alfombras tejidas aportan calidez a la estancia, creando un ambiente acogedor.

Formas sencillas. Los objetos de apariencia simple, bien pensados y diseñados, desprenden una belleza esencial y duradera que decora el espacio.

Pequeños detalles. Ilustraciones, adornos, fotografías... Lo importante es que no recarguen los ambientes y que combinen con esa austeridad esencial.

Luz a raudales. Potencia la calidez de la casa y permite que las pocas piezas elegidas luzcan más. No se prescinde de cortinas, pero se eligen muy ligeras.

Con propósito. Todo lo que está en el espacio debe tener un propósito o transmitir una emoción. Lo funcional debe ser estético y también cálido.

Arquitectura. Las vigas de madera, los arcos o los revestimientos añaden calidez instantánea e interés arquitectónico a los espacios.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?