¿Cuál es el mejor textil para vestir tu cama y descansar en verano?

El calor nocturno puede ser un verdadero problema para el descanso. Elegir ropa de cama adaptada a las altas temperaturas, es la mejor manera de dormir tranquilamente.

Dormitorio gris y azul con sábanas de rayas marineras
Anders Schonnemann
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Con los termómetros disparados y noches tórridas con mínimas por encima de los 20 grados, esta ola de calor estival en España deja escenarios meteorológicos similares a zonas del Sáhara que dificultan el descanso. Con este escenario, hay que poner todos los medios a nuestro alcance para conciliar el sueño por la noche sin abusar del aire acondicionado para que la próxima factura de la luz no se dispare. ¿Y cómo hacerlo? Vistiendo la cama con la ropa indicada.

 

 

En verano hay que decantarse por tejidos frescos y transpirables, como los confeccionados con fibras naturales (algodón, lino, seda, satén, bambú, etc.). En el caso de las sábanas, permiten una mayor circulación de aire, evitan el exceso de sudoración en las noches más calurosas y aportan gran suavidad al tacto. Los textiles más populares son:

Sábanas de lino de.lezo

El percal de algodón

Suave y resistente, este material cuenta con un tejido de 80 hilos/cm² y además, sus largas fibras tienen propiedades antitranspirantes. Aplicado a las sábanas, aporta una sensación de frescura durante toda la noche y s tupido tejido resulta suave y muy agradable al tacto.

 

 

Lino lavado

Ligero y natural, este tejido absorbe la humedad y ayuda a mantener el frescor. El lino es muy resistente y suave al tacto y, entre sus grandes ventajas, está que no se deforma durante el lavado. Su aspecto deliberadamente arrugado lo hace estético a la vista sin necesidad de plancha. Otra gran ventaja para los alérgicos es que su textura antibacteriana se adapta a las pieles sensibles. Tal como explican desde la firma dE.LENZO, el lino es un tejido que tiene múltiples propiedades que afectan de forma positiva al descanso. "Tiene una cualidad llamada higroscópica que significa que las sábanas son frescas en verano y te calientan en invierno".

 

Cama con textiles ligeros

Gasa de algodón

Las finas fibras de algodón con un tejido suelto hacen que este textil sea transpirable, airead, suave y termorregulador. Naturalmente arrugada al igual que el lino, la gasa de algodón no necesita planchado y se seca rápidamente.

Bambú

El textil más similar al algodón en cuanto a frescor que ofrece es el bambú de buena calidad. Es naturalmente transpirable y también absorbe bien la humedad para una experiencia menos sudorosa.

Satén de algodón

El satén de algodón, también conocido como raso de algodón, tiene una textura sedosa en el anverso y un acabado mate en el reverso gracias al tejido de al menos 100 hilos/cm², que hace que la tela sea flexible y muy suave suave. Otra ventaja de este material es que es transpirable.

Ropa de cama en tonos claros

¿Qué materiales se deben evitar?

En verano conviene huir de los materiales sintéticos como el poliéster, que aunque no se arruga y requiere de un cuidado sencillo, también retiene los olores, aumenta la sudoración y provoca el sobrecalentamiento dentro de la cama.

 

¿Qué colores se deben utilizar?

El tono escogido importa, ya que los colores más oscuros absorben el calor del sol durante el día y pueden retenerlo durante horas, incluso hasta la noche. Por eso, ante las altas temperaturas es mejor decantarse por los colores más claros, como los blancos o los pasteles.

Además, es recomendable disponer de un par de juegos de sábanas para primavera-verano y otro par más para otoño-invierno y así poder cambiarlas semanalmente y mientras unas se lavan y se secan, dormir con el otro juego.

 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?