Vistas panorámicas del skyline de São Paulo y un minimalismo cálido han sido las claves de este apartamento

Integrando los balcones en la zona común, el estudio de Marilia Pellegrini ha logrado abrir totalmente al exterior este apartamento de 250 metros cuadrados en Brasil.

Salon con grandes ventanales y mucha luz natural

Piezas de diseño llenan de personalidad este apartamento con vistas espectaculares a la ciudad de São Paulo.

Renato Navarro
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

Las transparencias se han convertido en la esencia de este apartamento de 250 metros cuadrados en São Paulo, Brasil, que se abre al exterior ofreciendo vistas panorámicas y absolutamente espectaculares del skyline. Es uno de los grandes aciertos logrados en la reforma realizada por el estudio de Marilia Pellegrini, que ha transformado por completo los espacios comunes de la vivienda integrando toda la zona de balcones.

El paisajismo, a cargo de Studio Clariça Lima, impregna de naturaleza los espacios añadiendo plantas que complementan el paisaje urbano. La guinda del pastel: las piezas de diseño entre las que destacan las sillas y butacas de Sergio Rodrigues, que encajan a la perfección con el estilo minimalista y cálido de la vivienda. 

1 /14
Salon y comedor con vistas espectaculares
Renato Navarro

Un proyecto que prioriza el área social

El estudio recibió el encargo de reforman esta vivienda en São Paulo para una pareja con un hijo preadolescente que recibe frecuentemente a amigos y familiares. El foco, por lo tanto, debía estar puesto en todo el área social, que es la absoluta protagonista de la vivienda. La solución fue integrar en un mismo espacio abierto el gran salón y el comedor, así como una espectacular barra de madera. 

Butacas de diseño junto a grandes ventanales
Renato Navarro

Espacios con vistas panorámicas

Al cerrar los balcones e integrar esa fachada acristalada, con ventanas de suelo a techo, en la zona común, se consigue integrar completamente el área social. En ella, encontramos rincones tan acogedores como este, con dos butacas de diseño del conocido brasileño Sergio Rodrigues, del que se pueden apreciar más asientos en toda la vivienda.

Barra de madera en un pilar
Renato Navarro

Una barra muy especial

Esta gran barra creada con una pieza de madera rústica e integrada a una de las vigas logra crear junto al salón un rincón perfecto para trabajar disfrutando de las espectaculares vistas y de la impresionante luz natural. 

salon comedor y cocina compartiendo espacio
Renato Navarro

Tres ambientes diferenciados

El salón y comedor se integra con el área gourmet que está comunicada pero separada por una puerta de vidrio, sin perder la transparencia e integración entre ellos, como nos cuentan desde el estudio. 

Comedor con mesa de madera y sillas vintage
Renato Navarro

Comedor con mesa de madera y sillas vintage

"La necesidad de un apoyo generoso para el comedor dio lugar al diseño de la librería donde logramos una gran zona de apoyo manteniendo la transparencia y luminosidad de estos ambientes", explican desde el estudio. Una gran mesa con sobre de piedra preside el ambiente, acompañada de sillas de Sergio Rodrigues. 

Salon minimalista calido con butacas de diseño
Renato Navarro

Un salón minimalista

"En los tejidos, se ha mantenido un equilibrio de texturas en tonos neutros y claros", comentan. Algo que encaja a la perfección con el estilo minimalista cálido de las estancias. 

Comedor desayunador con mesa redonda
Renato Navarro

Un desayunador con vistas al comedor

La puerta de vidrio separa la zona de la cocina en la que se encuentra esta coqueta mesa redonda presidida por una gran lámpara a juego con los tonos ocre y tierra el espacio. 

Cocina blanca con teselas de barro en el frontal
Renato Navarro

Una cocina con toques artesanales

La cocina responde a ese minimalismo pulcro, a excepción del frontal de teselas de barro y las figuras que enlazan con esta presencia de la tierra en ella.

Cocina blanca minimalista
Renato Navarro

Materiales artesanales

En general, se dio mucha importancia al uso de materiales artesanales. "Especialmente en el suelo del área social, elaborado íntegramente con áridos pétreos elaborados en obra y cerámica italiana Cotto Etrusco, cuyos colores se logran a través de pigmentos naturales y sin uniformidad", explican en Marilia Pellegrini.

Cocina con teselas de barro en tonos verde y tierra
Renato Navarro

Plantas creando espacios acogedores

Una de las constantes en todas las zonas comunes es la integración de plantas de interior capaces de dar vida a todos los rincones. Todo este concepto fue diseñado por el estudio de paisajismo Clariça Lima.

Recibidor sencillo con arte colorido
Renato Navarro

Arte brasileño dese la misma entrada

La base neutra de toda la vivienda es el marco perfecto "para hermosas obras de arte popular brasileño y también de artistas nacionales contemporáneos como Tatiana Blass de la colección de los residentes", señalan desde el estudio. 

 

Dormitorio con madera y ventales con vistas
Renato Navarro

Dormitorios sencillos y acogedores

"Para las habitaciones se buscó un ambiente sencillo, con pocos elementos donde la vista fuera la protagonista", nos cuentan los diseñadores. "El plan fue diseñado para tener una suite principal cómoda y acogedora, con un armario separado. Para lograrlo integramos el balcón a la suite creando buena circulación, con sofá incluido", apuntan.

Espacio de trabajo con escritorio moderno de madera
Renato Navarro

Un despacho de líneas sencillas

Una de las suites está destinada al despacho del marido y las otras dos a su hijo e invitados. 

Bano en tonos blancos y grises
Renato Navarro

Baños minimalistas

En cuanto a los baños, la funcionalidad prima por encima de todo, pasando a ser espacios prácticos que no quitan brillo al espectacular diseño del resto de la vivienda. 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?