Una casa en la Costa Daurada para disfrutar de ella los 365 días al año

Espacios abiertos, luminosos y ricos en texturas caracterizan a esta vivienda, diseñada por Tinda's Project en el municipio tarraconense de El Vendrell.

1 / 20
Vista exterior desde piscina hacia porche

Esta vivienda unifamiliar, ubicada en una localidad de la Costa Daurada, ha sido proyectada por el estudio Tinda's Project, con la diseñadora de interiores Eva Mesa y Manuel Maíllo, responsable del paisajismo.

Porche exterior con zona ajardinada, rincón de barbacoa y piscina

El jardín de la casa se ha proyectado, en palabras de la responsable del proyecto, Eva Mesa, con "una línea muy de hotel", un espacio de disfrute donde se han habilitado diferentes zonas para el ocio y el descanso.

Salón a doble altura. sofás en marrón, mesa central con sobre de espejo, cerramientos a gran altura, luminaria suspendida de colores

La doble altura creada sobre la zona del salón enfatiza el espacio de la estancia, acompañada de cómodos sofás para fomentar su carácter social. Las cortinas de siete metros visten de espectacularidad los ventanales que miran al jardín.

Sofás en marrón en acabao aterciopelado hacia comedor y escaleras

El tejido elegido para el tapizado de los sofás del salón, de aspecto aterciopelado, va a juego con las sillas del comedor, un material lavable muy resistente, antimanchas y suave al tacto.

Salón con sofás en marrón y mueble en tonos crudos y revestido de espejos

El mueble tipo tótem del salón, suspendido y hecho a medida, combina almacenaje con estantes para exponer objetos decorativos. Además, su fondo tipo espejo aporta profundidad visual. 

Comedor con mesa rectangular con sobre de cristal, sillas en marrón, suelo de madera, hueco bajo escaleras

El foseado del techo, dotado de tres tipos de iluminación, enmarca la mesa del comedor con sobre de cristal cuya ligereza contrasta con el tapizado de tonos tierra de las sillas.

Cocina con isla central con mobiliario en negro y encimera en ocre, luminarias suspendidas cromadas

Contiguo al comedor, a través de un acceso amplio y fluído, se llega a la cocina que, gracias a los amplios cerramientos acristalados, disfruta de una gran entrada de luz natural, tamizada con cortinas, y acceso directo al exterior.

Cocina con isla central con zona de cocción, fregadero y office

En el eje central de la cocina se encuentra una amplia isla que se convierte en el corazón de la estancia. En ella se incluye zona de aguas, de cocción con extracción integrada en el techo y zona de office para comidas informales.

 

Vista lateral de isla de trabajo, mobiliario en negro y blanco

En la cocina se combinan dos frontales de muebles. Por un lado en negro, de suelo a techo, donde se integran todos los electrodomésticos. Y por otro en blanco, a media altura, delimitados por la ventana y habilitado como zona de trabajo.

Cuarto de baño con cerramiento acristalado, suelo de madera, mobiliario suspendido

La separación visual entre el dormitorio principal y el baño integrado se ha hecho con paredes de cristal transparente con la idea de conectarlos visualmente y ganar en amplitud.

Cuarto de baño con mobiliario suspendido y cerramiento de cristal

La sensación de amplitud y ligereza se optimiza con el empleo de un mobiliario de lavabo suspendido. Para el inodoro, se ha buscado el rincón más íntimo para preservar al máximo la privacidad. 

Dormitorio principal con papel pintado en relieve, frente de armarios, zona de trabajo

En el dormitorio principal, la cama ocupa la parte central con un equilibrado juego de textiles que alcanza gran protagonismo. Frente al revestimiento en papel pintado con relieve, está el cabecero hecho a medida de capitoné picado.

Zona de trabajo con butaca tapizada y mesa con sobre de cristal, espejo de pie.

En el extremo de la estancia, junto al acceso al jardín, la interiorista responsable del proyecto ha habilitado una zona de trabajo que hace las veces también de tocador. 

Dormitorio infantil con paredes en rosa y cabecero con forma de casa

Los tonos rosas protagonizan esta estancia donde destaca el cabecero hecho a medida, a juego con las casitas decorativas de la pared.

Dormitorio infantil con paredes en rosa, armario con puertas correderas

Para optimizar el espacio de almacenaje del dormitorio infantil se ha incluido un armario de suelo a techo con puertas correderas en blanco. 

Vista elevada de la piscina con tumbonas y zona e chill out

Para el paisajismo, proyectado por Manuel Maíllo, se eligieron plantas autóctonas con las que decorar y lograr privacidad en el jardín. Junto a la piscina se han colocado tumbonas y camas balinesas para crear un ambiente evocador y de descanso.

Porche con mesa de comedor exterior, piscina acompañada de tumbonas

El porche amplio y diáfano, invita a disfrutar del buen clima del lugar gran parte del año. La tarima de madera que delimita la zona aporta calidez al conjunto. 

Piscina con tumbonas con zona de barbacoa y porche

Junto a la piscina y en un enclave destacado del jardín estaca la pequeña construcción destinada como zona de barbacoa, en simetría con la vivienda y utilizando los mismos materiales.

Piscina con zona de barbaco al fondo

Con vistas a la piscina, el frontal abierto de la barbacoa incluye zona de aguas, barra, electrodomésticos panelados y un cristal fijo central que permite ver la parte posterior del jardín donde está el área de juegos de las niñas.

Zona de comedor y estar exterior bajo porche de vivienda

En el porche se ha situado una zona de comedor y una de estar con mobiliario para exteriores. A su vez, junto al área de relax se ha creado un espacio a modo de vestuario, uya construcción en forma de cubo independiente se integra en la estética exterior de la vivienda.

Bajo una estética moderna y rodeada de vegetación autóctona, se levanta esta vivienda familiar, situada en la localidad de El Vendrell, en la Costa Daurada. La casa, obra del arquitecto Joan Urgell, ha contado con el estudio Tinda's Project para el diseño y desarrollo de todo el proyecto. Eva Mesa y Manuel Maíllo, alma mater del estudio, con sede en Barcelona, han sido los encargados, junto con los propietarios de la elección de los materiales, la distribución de espacios, incluyendo el diseño de los muebles, los textiles que visten cada estancia, los colores escogidos y las plantas más recomendadas para el jardín, entre otras cuestiones.

La vivienda, de casi 350 m2 de superficie, se distribuye en tres plantas. A pie de calle se encuentra la principal, donde hace vida toda la familia, formada por un joven matrimonio con dos hijas pequeñas. En la segunda planta se ha habilitado un amplio despacho con baño que incluye un sofá cama para acoger algún invitado ocasional y en el sótano está previsto que se ubique el gimnasio y la bodega.

Su estética moderna está marcada por las líneas rectas y simples de su estructura con claras connotaciones mediterráneas, propias del lugar en el que se emplaza. En la parte exterior de la planta baja se enmarca una zona cubierta que actúa de porche frente a la piscina, la barbacoa y la zona ajardinada. Una vez en el interior, se ha separado la zona más social, como son cocina, salón y comedor, de la de descanso, dejando la primera en contacto directo con el jardín exterior. Una paleta de colores neutros garantiza la armonía entre los diferentes ambientes de la casa con ciertas excepciones como el dormitorio infantil, en rosa, o los acabados del mobiliario de cocina en negro, dando como resultado final unos acabados elegantes y con carácter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?