Más sencillo y relajante no se puede: así se transformó una casa de los años 70 en Madrid

Sutiles cambios de altura, volumetrías de aristas convergentes, colores empolvados y la necesidad de crear un hogar cálido. El estudio Maximale da una vuelta a una antigua casa de los 70 en Madrid.

Una gama cromática de tonos suaves aporta calma en la vivienda

Una gama cromática de tonos suaves aporta calma en la viviendaFoto: David Zarzoso

Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Una sensación de tranquilidad y calidez envuelve este proyecto del estudio Maximale, que tenía como objetivo convertir una antigua casa de los años 70 en Madrid, en un hogar funcional pero bonito. La distribución tan compartimentada de los 115 metros cuadrados, hacía necesario adoptar soluciones que se ajustasen a las necesidades de la familia que la iba a habitar, lo que se traducía, en palabras, del estudio "en abrir los espacios, comunicar las zonas de día y separarlas claramente de las habitaciones y baños para una mayor privacidad. Es un proyecto que requería de soluciones prácticas por la naturaleza del cliente, pero no por ello renunciar a la belleza de la simplicidad y los materiales y tonos cálidos y acogedores".

 

Las puertas de metal y vidrio que separan la cocina de la sala son correderas y fabricadas a medida por un herrero para que estas queden completamente ocultas en sus cámaras.

Las puertas de metal y vidrio que separan la cocina de la sala son correderas y fabricadas a medida por un herrero para que estas queden completamente ocultas en sus cámaras. Foto: David Zarzoso

 

Así, se redistribuyeron los espacios, haciendo menos dormitorios (de cuatro a tres) pero de mayor tamaño. Se unificó toda la zona de entrada, salón, comedor y cocina, y no hizo falta llevar a cabo intervenciones estructurales. De esta forma, los diferentes usos particulares de las zonas comunes, como la cocina, el salón y el comedor, se interrelacionan mediante el uso de la geometría y la luz formando un conjunto. Mientras, la zona que alberga usos más privados, como las habitaciones y los baños, queda separada por un paño sólido que compacta necesidades auxiliares. 

 

Un juego de alturas y volumetrías

Los espacios de la zona de día, diferenciados por sutiles juegos de cambios de altura y volumetrías de aristas convergentes, dialogan entre sí. La luz natural penetra por el este atravesando los espacios gradualmente: primero un gran ventanal, luego un pórtico que filtra la luz a la zona central, más alta que los laterales, para volver a dar paso a un segundo pórtico que se abre a la cocina y que conduce, finalmente, a la luz del oeste. El paso del espacio central a la cocina queda integrado de manera natural, pero ofrece la posibilidad de separarse y delimitarse con un panel corredero de vidrio

"Las puertas de metal y vidrio que separan la cocina de la sala son correderas y fabricadas a medida por un herrero para que queden completamente ocultas en sus cámaras. Esta solución garantiza una continuidad total entre ambos espacios principales en la vivienda, mientras permite aislar la cocina en las ocasiones que lo requieran". Además, los clientes solicitaron no ver el televisor cuando no estuviera en uso. Para ello, el estudio diseñó el mueble de estantería en la sala el cual oculta el televisor tras él. "El panel vertical inferior, está equipado con unos raíles que permiten desplazarlo verticalmente y dejar visible el televisor. El banco que queda debajo unifica y cierra el salón, siendo el sitio perfecto para reuniones improvisadas". 

Suelos de madera en la mayor parte de la vivienda para aportar calidez y confort, material porcelánico de grandes dimensiones en baños para una mayor continuidad y una gama cromática de tonos suaves para aportar calma en la vivienda, completan un oasis de paz en el corazón de la gran ciudad. 

1 /11
11 MAXIMALE

Cambios de altura

Los espacios de la zona de día, diferenciados por sutiles juegos de cambios de altura y volumetrías de aristas convergentes, dialogan entre sí.

16 MAXIMALE

De suelo a techo

Las puertas están hechas a medida por un carpintero, de suelo a techo y con bisagra oculta para que queden las uniones más limpias. Se lacaron en el mismo código de color que las paredes para mayor integración. 

14 MAXIMALE

Integra pero también aísla

Esta solución de las puertas correderas garantiza una continuidad total entre ambos espacios principales en la vivienda, mientras permite aislar la cocina en las ocasiones que lo requieran.

19 MAXIMALE

Materialidad y cromatismo constantes

Para enfatizar la simplicidad de la estrategia que estructura la vivienda, la materialidad y cromatismo se mantienen constantes: suelos de madera y paredes neutras con tonos armónicos y envolventes, incluso en dormitorios.

02 MAXIMALE

Juego de luces

La luz natural penetra por el este atravesando los espacios, primero un gran ventanal, luego un pórtico que filtra la luz a la zona central, para volver a dar paso a un segundo pórtico que se abre a la cocina y que conduce, finalmente, a la luz del oeste.

03 MAXIMALE

Geometrías

Los diferentes usos particulares de las zonas comunes, como la cocina, el salón y el comedor, se interrelacionan mediante el uso de la geometría y la luz formando un conjunto

22 MAXIMALE

Lenguaje arquitectónico claro

Atendiendo a las necesidades particulares de sus habitantes y uniéndolo a un lenguaje arquitectónico claro y sencillo, trata de plasmar un conjunto de espacios sucesivos cálidos, confortables y amables.

12 MAXIMALE

Minimalista y funcional

Partiendo de una antigua vivienda en el centro de Madrid, la familia propietaria buscaba que fuera minimalista a la vez que funcional, que cumpliera con las necesidades del día a día a la vez que incorporara detalles singulares.

08 MAXIMALE

Calidez y confort

Se utilizaron suelos de madera en la mayor parte de la vivienda para aportar calidez y confort.

06 MAXIMALE

Televisión oculta

Los clientes solicitaron no ver el televisor cuando no estuviera en uso. Para ello, el estudio diseñó el mueble de estantería en la sala, el cual oculta el televisor tras él. El panel vertical inferior está equipado con unos raíles que permiten desplazarlo verticalmente y dejar visible el televisor. El banco que queda debajo unifica y cierra el salón, siendo el sitio perfecto para reuniones improvisadas. 

01 MAXIMALE

Tonos suaves

La gama cromática de tonos suaves aporta calma en la vivienda.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?