Así se convierte un establo de caballos en una atractiva casa moderna

Partiendo de una construcción centenaria en plena capital danesa, el estudio Frama fusiona lo antiguo y lo nuevo de forma simple y elegante, dando como resultado una vivienda austera llena de matices y detalles de calidad.

1 / 11
Casa establo de Frama Studio con sillas de Alvar Aalto y techos inclinados

En un antiguo establo de caballos de la capital danesa, el estudio de diseño Frama Studio han proyectado una vivienda de carácter minimalista de aspecto sereno y espacios diáfanos.

Zona de estar con silla de madera, alfombra en beige, balda suspendida junto a pared con dos lámparas de sobremesa, planta en el suelo y detalles escultórico dorado

La escasa presencia de elementos ornamentales hace de las texturas y materiales del mobiliario parte misma de la decoración. El resultado: un ambiente acogedor y sereno.

Bancada en madera y gris junto a mueble ligero de madera suspendido en pared, pavimento de madera

Las estanterías modulares de madera están diseñadas a medida por el Frama Studio siguiendo las necesidades de sus propietarios. Junto a esta, una bancada de tonos grisáceos, a juego con el conjunto de la vivienda, actúa como elemento de apoyo y descanso.

Zona de estar junto a dormitorio con sofá y alfombra en color beige, suelo de madera, butaca negra con estrutura de madera junto a ventana y cama de dormitorio

La planta diáfana, donde predominan los tonos blancos y grises se acompaña de mobiliario de formas geométricas hecho a medida, complementado por silla curvilínea diseñadas por Alvar Aalto. Al fondo, la cama con estructura de madera de pino, diseño de Frama Studio.

Detalle de las ventanas doradas de una casa reformada por Frame Studio

La particular inclinación y las vigas vistas del techo dotan al conjunto de un encanto especial, enfatizado por las diferentes entradas de luz y por el juego de texturas y materiales de gran calidad y calidez.

Zona de trabajo con mesa y silla en el centro de la estancia, suelo madera, cortinas blancas frente a ventanales

El estudio encargado del proyecto libera a la vivienda de todo elemento superfluo para poner énfasis en la funcionalidad de la forma más austera posible. Buen ejemplo de ello está en el desacho o estancia de trabajo, equipado únicamente con una mesa de líneas simples y un asiento ergonómico.

Estructura de cristal y perfilería de aluminio de cuarto de baño, bañera exenta, grifería dorada, cama dormitorio al fondo

Una de las particularidades del proyecto es el baño integrado al dormitorio a través de un cerramiento acristalado y con perfilería de madera que, por un lado, aporta amplitud y singularidad, y por el otro, calidez al conjunto.

Cuarto de baño con cerramiento de cristal transparente, ducha de obra con plato de ducha y desague incorporado, estante para jabón y taburete, bañera exenta blanca

La ducha de obra y la bañera exenta, ambas con grifería de latón y revestimiento de terrazo blanco, comparten espacio que, a modo de escaparate, quedan expuestos en uno de los lados del dormitorio.

Cuerto de baño con zona de lavamanos e inodoro junto a bañera pero protegido tras tabique

Si bien el cuarto de baño se abre al dormitorio a través de los cerramientos transparentes, la zona de lavamanos y especialmente el inodoro queda protegido tras un tabique de obra para mayor privacidad.

Zona dormitorio, cama con estructura de madera, luminarias suspendidas junto a cabecero, cerramiento de cristal con cuarto de baño

La cama de grandes dimensiones y situada en el centro de la estancia comparte protagonismo con el cubículo que aloja el cuarto de baño. Se acompaña, a su vez, de luminarias suspendidas de latón, a juego con las persianas pivotantes que regulan la entrada de luz.

Dormitorio con cabecero de cama en madera, luminarias suspendidas doradas, sábana gris, suelo de madera, cerramientos ventanas dorados

El interior de la vivienda, originaria de 1878, se ha renovado por completo para dar respuesta a las necesidades y deseos de sus propietarios. Para ello, se ha abierto a partir de soluciones simples dando especial énfasi en los detalles.

No se trata del primer establo reconvertido en vivienda (ni será el último, sin duda), pero en esta ocasión llama la atención que este antiguo lugar de descanso de caballos se encuentre en pleno casco urbano, concretamente en Copenhague. Aquí el estudio de diseño interior local Frama Studio ha tomado como punto de partida esta antigua construcción de 1878, para reconvertirla en un edificio residencial, y la ha sometido a una reforma integral partiendo de las premisas de sus nuevos propietarios. Se buscaba abrir la casa, prescindir de las máximas particiones para crear espacios diáfanos y llenos de luz. Y todo ello a partir de soluciones simples, basadas en una estética muy depurada y donde se resaltaran los detalles.

Noticia relacionada
La vida en rosa

Casas

La vida en rosa

Salvaguardando la fachada originaria, con los marcos de las ventanas pintados de negro sobre ladrillo envejecido, el antiguo establo para caballos que transportaban el aguas de los lagos alberga hoy en su interior un espacio abierto y minimalista donde predominan los tonos blancos y grises y una estudiada selección de piezas de mobiliario que van desde diseños escandinavos de referencia a creaciones personalizadas, obra del propio estudio encargado del proyecto. Tal es el caso de las estantes modulares dispuestas a lo largo de la vivienda como de la cama king size, con estructura de abeto Douglas, que preside el dormitorio principal.

La superficie de la vivienda se organiza en dos niveles: en el inferior se encuentra la cocina, el estudio y un baño, mientras que en el nivel superior está el dormitorio principal con baño y un vestidor. Esta zona de noche es probablemente una de las más representativas y singulares del proyecto puesto que el cuarto de baño queda a la vista, aunque físicamente separado, al encontrarse dentro de una caja de cristal transparente con perfilería de madera. Una bañera exenta de líneas contemporáneas preside la estancia que se acompaña de ducha de obra, lavamanos exento e inodoro estratégicamente situado. Todo ello revestido de terrazo blanco y rematado con grifería de latón que aporta cierto contrapunto bucólico a la estética vanguardista predominante.

Mención especial merecen las persianas pivotantes de latón que regulan la entrada de luz natural, así como el plafón de estructura metálica y cristal en relieve presente en una de las ventanas. Son detalles que fusionan funcionalidad y estilo con mucha sutileza, y que junto a una mesurada elección de piezas y diseños modernos visten a medida un interior centenario en plena capital danesa.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?