ESTA ES MI CASA: Así es vivir en una casa prefabricada

Hemos hablado con Jorge García, una de las (todavía) pocas personas que han apostado por hacerse con una casa industrializada en España. ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Tiene inconvenientes? ¿Por qué renunciar a una casa tradicional? Resolvemos todas las dudas de primera mano.

Paco Marín
Eduardo Infante
Eduardo Infante

Periodista especializado en decoración, diseño e interiorismo

Hace apenas unos meses que Jorge García se hizo con una vivienda industrializada (también conocida como prefabricada) de la firma española tini®. Se estima que en nuestro país poco más del 1% de las viviendas son de este tipo por lo que la decisión de Jorge no es habitual. En Arquitectura y Diseño ya hemos podido ver su casa al detalle pero hemos decidido hablar con Jorge para inaugurar nuestra nueva sección "Esta es mi casa" en la que hablaremos con habitantes de moradas poco convencionales sobre cómo es habitar un espacio que se sale de la norma. Hoy, es el turno de Jorge, un inquilino de una casa prefabricada.

¿Tenías la idea previa de contar con una casa industrializada o es algo que surgió?

Lo primero que hicimos fue acudir a un arquitecto para que nos hiciera un proyecto tradicional, compramos la parcela y en el proceso de solicitar presupuestos a los constructores surgieron los problemas... Te quedas con la sensación de que vas a tener desavenencias porque hay cuestiones que quedan al azar. Empecé a ver posibilidades en las casas industrializadas, pero no me gustaba su diseño hasta que vi las de tini y contacté con ellos.

¿Y qué fue lo que os decidió a ello?

Pues me llamó la atención la seriedad y concreción, los plazos de respuesta y todo ese tipo de cuestiones. Mandabas un correo y te contestaban, pedías un dossier y te lo remitían... Esa seguridad hizo que nos fuéramos decantando por esta opción.

¿Cómo fue el proceso de diseñarla? ¿Tenías claro lo que queríais u os fueron guiando desde el estudio?

Me sorprendió que sueles tener la percepción de que son modelos muy rígidos y te tienes que acostumbrar eso. Pero les mandé un pequeño plano hecho a boli de lo que queríamos y la adaptación fue total.

¿Cuánto tiempo tardó en construirse? ¿Qué destacas de ese proceso?

Destaco que la encargamos en primavera y en verano ya la hemos podido disfrutar. Nos garantizaron por contrato 90 días hábiles para entregártela y me sorprendió que no tiene comparación en cuanto a plazos con lo tradicional. También en concreción porque tienes el coste real de la casa (que no dista mucho del de una tradicional) pero cerrado con céntimos y toda clase de información de materiales y detalles.

¿Qué usos le das a la vivienda? ¿Es de fin de semana, pasas épocas en ella, todos los veranos, vives ahí...?

Está alejada de la ciudad pero solo a 15 minutos y es de uso recreativo. Es para juntarnos con nuestro hijo, la familia, hacer barbacoas... Le hemos dado un uso intensivo en verano y en ocasiones especiales porque es una vivienda para disfrutarla en el exterior.

¿Cómo es en el interior? ¿Cómo esta distribuida?

Es una casa de 60 metros con dos dormitorios, uno para nosotros y otra para el niño y con más camas para invitados y algún mueble.
 

¿Cuándo la gente la visita qué es lo que te suelen decir? ¿Cuál es la opinión general de tu entorno?

Se quedan impresionados y sorprendidos con el diseño. A veces hablan de que es una casa de revista o de película, gusta bastante por su diseño. Creo que cuando hablas de industrializada o prefabricada la gente piensa que es otro nivel de calidades.

¿Le has encontrado a este tipo de casa algo de negativo?

Pues no he tenido nada, solo que en esos momento iniciales en que tienes miedo de si una empresa va a responder o no, si los pagos que haces están asegurados... Pero claro, yo ya hice las averiguaciones necesarias para cubrirme las espaldas. Quizás la parte negativa puede ser la incertidumbre de que todo se plasme. Pero todo se ha cumplido.

¿Cómo es vivir en ella a efectos prácticos?

Tiene buena orientación con toda la casa abierta al sur. En verano puede estar protegida por toldos y en el resto de estaciones esa orientación sur es muy agradable. Desde tini hicieron mucho hincapié en que el nivel de aislamiento sea bueno. Tampoco hemos tenido falta de espacio porque queríamos disfrutar el exterior y la zona de salón y cocina es suficientemente amplia, además como tiene un gran cristal también parece más amplia.

Cocina de la casa.

¿Se puede cambiar de sitio?

Nosotros queríamos una parcela con lo que la idea era una casa como una tradicional. Pero si quitas la cimentación entiendo que si vienes con una grúa y separas los módulos se puede mover. Aunque no está pensada para ello.

¿En qué veis que se diferencia más con una casa tradicional?

En el interior no se diferencia en nada y en la fachada sur tampoco. Lo que más dudas nos generó es que el resto de planos son de chapa metálica porque buscábamos algo sin mantenimiento, en bruto y no excesivamente recargado. No es habitual una fachada de minionda metálica en una casa pero tiene una solución fácil porque podemos quitar la chapa y poner otro tipo de terminación.
 

¿Qué mejora habéis hecho en la casa?

Como la recibimos este verano no nos hadado mucho tiempo y que además venía equipada con todo. Lo único que hicimos por nuestra cuenta fue la cocina por una cuestión más de diseño y porque ya nos habían hecho la cocina de otras casas. Pero al margen de eso, solo lo hemos amueblado.
 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?