Una casa en la montaña para disfrutar del entorno y las vistas de la capital sudafricana

El estudio de arquitectura SAOTA diseña esta vivienda con el objetivo de abarcar la mayor parte del entorno posible y, ya puestos, regalar unas panorámicas de infarto de la capital sudafricana y sus alrededores.

1 / 10
Exterior de vivienda, fachada de piedra y cristal, vegetación paisaje

El estudio de arquitectura SAOTA es el responsible de proyectar esta vivienda de tres niveles y techo piramidal invertido que atrae la luz hacia el interior de una construcción situada en un espectacular enclave con vista a Ciudad del Cabo y a Table Mountain.

Gran estructura de puerta de acceso negra hacia interior de vivienda con pared de piedra, suelo de granito

Entre paredes de piedra, casi oculta en un entorno de montañas y paisajes naturales, la vivienda se abre tras cruzar el umbral de una imponente puerta de entrada, dando paso una sucesión de espacios articulados en diferentes planos.

Paredes interiores revestidas de piedra y madera, cerramientos de cristal

A medida que se van subiendo niveles en la casa la elección de materiales empleados resulta más ligera. Si bien en los niveles más bajos se optan por materiales como el hormigón o la Piedra, en el superior se apuesta por la madera y el cristal, empleado para los cerramientos.

Salón-comedor con cuebierta en madera y cristal, suelo de granito, estructura en blanco con cerramientos acristalados, butacas en gris claro y puf de tejido natural

La disposición de los espacios se organiza en tres niveles. En la planta superior, rodeada de cerramientos de cristal y coronada por un tejado de madera inclinado, se encuentran el salón, la cocina y el comedor, con vistas panorámicas de la ciudad que se extienden a lo lejos rodeada de vegetación.

Cocina con mobiliario en madera abierta al salón, cerramientos superiores en cristal

La cocina abierta presenta una disposición simple y funcional que, gracias a la imponente luz natural que penetra por el techo la hace resplandecer. Armarios de madera natural a gran altura y con mucha capacidad interior copan las paredes de la estancia que se acompañan, además, de un salpicadero de mármol que aporta el toque de elegancia al conjunto.

Salón con sofá semicircular, mesa de centro blanca y negra y butacas naranjas frente a piscina asomando al skyline nocturno de la ciudad

El salón de la planta superior de la vivienda se acompaña de piezas de mobiliario de gran capacidad y formas orgánicas que consiguen maximizar el glamour y la comodidad del espacio con el entorno natural de la vecina Lion's Head y Table Mountain, situados a un lado y otro de la propiedad.

Piscina desbordante rodeada de vegetación junto a vivienda con tarima con sofá y mesas auxiliares

Cada uno de los tres niveles que conforman la vivienda tiene su propio conjunto de espacios ajardinados, que se extienden desde la superficie de la montaña hasta la casa. En la segunda planta, una terraza se extiende hacia la ciudad sobre una plataforma de madera que descansa junto a una piscina infinita.

Biblioteca con escalera de madera, mueble almacenaje central de madera, zona de estar al fondo, con vistas al exterior

Los espacios de trabajo y los dormitorios de los diferentes miembros de la familia están en el nivel intermedio de la casa, presidido por una amplia biblioteca abierta alrededor de la cual se organizan el resto de estancias.

Mesa y sillas de madera talladas sobre alfombra marrón, junto a sofá de madera y tejido turquesa, cerramientos de cristal abiertos a vegetación exteiror

La fachada exterior de la vivienda que da a cla alle se reviste de un muro de piedra que protegen de miradas indiscretas los espacios interiores. Entre este muro y la casa propiamente dicha se encuentra la entrada, conectada a un pequeño patio que comunica con la zona de estar y descansa ante las espectaculares vistas de la capital sudafricana.

Exterior vivienda a jardín con salón abierto, camino de piedra, cerramientos de cristal

La vivienda, de 850 m2 de superficie, cuenta con un impresionante proyecto de paisajismo realizado por Franchesca Watson Garden Design, mientras que el diseño interior a basa de un mobiliario functional a la vez que elegante y con ciertos toques de originalidad ha corrido a cargo de OKHA.

Situada a los pies de Lion’s Head y con vistas de excepción de Table Mountain, Signal Hill, las montañas del Boland y el skyline de Ciudad del Cabo, no es de extrañar que esta vivienda haya querido nutrirse de todo su entorno para equipar su interior. El artífice de ello es el estudio de arquitectura SAOTA, con sede en la propia capital sudafricana, que ha sabido dar en la diana en todos los requisitos planteados por sus propietarios. Para ello partía con cierta ventaja puesto que la vivienda pertenece al arquitecto Greg Truen, parte integrante del estudio SAOTA, y su familia.

La fuerte vinculación que hay del interior con el paisaje circundante se hace constante. Cada nivel tiene su propio conjunto de jardines y patios, proyectados por la paisajista Franchesca Watson. Todo ello hasta alcanzar el nivel superior donde un techo piramidal invertido con cerramientos acristalado ofrece amplias vistas de los cielos sudáfricanos al mismo tiempo que atrae la luz natural hacia el interior de la construcción, abarcando los 850 m2 de superficie. Asimismo, se ha toma como referencia el terreno montañoso sobre el que se asienta la casa para hacer uso de roca y piedra local en muros, tabiques y revestimientos que, combinados con la tabiquería de cristal, favorecen el diálogo constante entre espacio doméstico y entorno natural.

La entrada, una gran puerta de metal situada entre el muro de piedra y la casa propiamente dicha, se abre a un pequeño vestíbulo conectado a un jardín. Dividida en tres niveles, la planta baja alberga el garaje, el gimnasio, la sala de proyección y una habitación de invitados; en la planta intermedia se encuentran la zona de trabajo, así como los dormitorios y baños de los diferentes miembros de la familia; mientras que la planta superior, además de contar con vistas de película de la ciudad, aloja la zona más social de la casa con la cocina abierta, el comedor y el amplio salón. El interior de la casa, cuyo diseño es obra del estudio OKHA, se viste de piezas sofisticadas y contemporáneas con algún toque ecléctico, como “un claro reflejo del heterogéneo mundo en el que vivimos y trabajamos”, tal y como reconoce Truen, arquitecto y propietario de la casa. En esa mezcla de estilos y funciones, en esa fusión entre interior y exterior radica la esencia de esta vivienda con espectáculo incorporado, el que regala sus imponentes panorámicas.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?