Esta casa es un remanso de paz gracias a su patio inspirado en los jardines chinos

El proyecto del estudio Wittman Estes en Clyde Hill, Washington, fomenta la privacidad en medio de la ciudad orientando la vivienda hacia un patio interior de estética oriental.

¿Cómo debe responder el diseño de las típicas casas unifamiliares norteamericanas de las áreas suburbanas ante la creciente densidad de las ciudades? Deben mirar hacia su interior. Este es el punto de partida del proyecto Yo-Ju Courtyard House –que en chino significa "vida recluida"– diseñado por el estudio Wittman Estes. A través de una serie de umbrales que van de lo opaco a lo transparente, la casa responde al futuro de la densidad urbana creando una experiencia privada a pesar de ubicarse junto a una arteria muy transitada en el barrio de Bellevue de Clyde Hill, en el estado de Washington. El diseño se basa en tres elementos: el patio de entrada, protegido por una pantalla de la calle; el volumen de la casa propiamente dicho, y el jardín interior, con una zona cerrada donde los tres hijos de los propietarios pueden jugar libremente. La influencia oriental no solo se evidencia en la composición de este jardín interior, sino también en la percepción espacial de todo el conjunto. Los arquitectos han aplicada la técnica de "perspectiva atmosférica" propia de la pintura paisajística china para crear espacios visualmente más grandes de lo que son. Esta eficiencia espacial ayuda a crear un nuevo modelo de vivienda suburbana con una huella más reducida que potencia el ahorro energético, la privacidad y una conexión más estrecha con la naturaleza.

1 / 11
Fachada casa de madera

En el lado que da a la calle la casa se muestra opaca, protegida por una valla y una fachada de cedro rojo punteada por escuetas aberturas. 

Cocina abierta a un patio casa moderna con fachada de madera

En contraste, la fachada posterior se abre generosamente al jardín interior por medio de grandes vanos acristalados.

Vista nocturna casa moderan con paredes de cristal

Creando la ilusión de espacios amplios que se conectan con el exterior sin solución de continuidad, la casa ocupa un tercio de la superficie que tenía asignada por el tamaño de la parcela.

Comedor con vistas al patio interior

Los suelos son de baldosas de cemento de gran formato.

Comedor con sillas de madera y hierro

En el comedor, la lámpara de suspensión Stix LED, de Sonneman Lighting. Mesa Dylan, de CB2.

Cocina y comedor con paredes de madera

En la isla de cocina, grifería de la serie Tara Ultra, de Dornbracht. Luminarias suspendidas Micro Cone LED, de Sonneman Lighting.

Escalera de madera con butaca de color negro

El revestimiento de la escalera es de roble gris.

Salon con suelo de cemento pulido y vistas al patio

La carpintería de las ventanas que dan al patio interior es de madera de sapele maciza, con acabado ébano, de la firma Quantum Windows.

Zona de salon con armarios de madera

En el estudio, la lámpara de suspensión Umleiter, diseño de Veronika Gombert.

Dormitorio con vistas al exterior

Los dormitorios se distribuyen en dos niveles en la parte frontal de la casa.

Baño con bañera y plato de ducha con mampara

Bañera exenta Napoli, de Victoria+Albert. La grifería de la ducha y la bañera es de la serie Purist, de Kohler.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?