La esencia mediterránea se apodera de esta vivienda diáfana y personal en Menorca

Formas compactas y espacios diáfanos caracterizan a esta vivienda diseñada por el arquitecto Gabriel Montañés en Mahón.

1 / 15
Vista general exterior de fachada con cerramientos de madera y casa abierta

El arquitecto Gabriel Montañés, con sede en Menorca, ha diseñado esta vivienda de 530 m2 de superficie, de formas compactas, para una familia en un enclave privilegiado, en pleno paseo marítimo de Mahón. 

Zona de día con cocina, comedor y salón, apertura hacia exterior

Una amplia zona diáfana concentra los diferentes ambientes de día como son salón, comedor y cocina. El mobiliario de la cocina, como el resto de la carpintería de la vivienda, ha sido diseñada a medida por Gabriel Montañés, y realizado por la empresa local Francisco Gomila. La madera de los interiores es de roble y la encimera de Corian negro.

Chimenea de hierro junto a comedor y cocina, con techo de vigas en blanco

En el centro del área más social de la casa, la chimenea de hierro es de Chemineé Philippe Poele. Tras ella está la zona de comedor, con mesa diseñada a medida y sillas de Ethnicrfat. Al fondo, junto a la isla de la cocina, los taburetes son de Sancal.

Porche cubierto entre jardín y salón interior

En el interior de la vivienda, la pared de la sala de estar, pintada en azul, está presidida por la obra Dos anclas, del artista Kiku Poch. Se acompaña de una librería hecha a medida, en madera natural, junto con dos sofás grises de la firma Carmenes y la silla Butterfly.

Porche cubierto junto a cocina y office, comedor exterior y pisicina

La madera exterior del porche semicubierto laminado es de iroko y cedro. Entre la cocina de la casa y la piscina se ha habilitado un comedor informal con mobiliario exterior de Unopiu.

Porche cubierto con suelo y techo  de laminado de madera, cerramientos de ventanas en madera abatible, correderas hacia interior

Amplios cerramientos correderos en cristal transparente separan la zona interior de la exterior y que, una vez abiertos, unifican ambos ambientes, desdibujando los límites entre una y otra.

Carpintería hecha a medida en acabado natural junto a paredes en blanco

La carpintería a medida, en acabado natural, combina con las paredes en blanco que tiñen el conjunto de la casa a la vez que aportan calidez y singularidad al conjunto. 

Estructura de hormigón con vigas en blanco, escaleras de madera entre paredes en blanco

La comunicación entre la planta baja y el nivel superior se produce a través de una escalera con barandilla de obra y escalones revestidos de madera, con apertura cenital en el techo.  

Hueco escalera con lucernario y ventilador bajo cubierta.

El núcleo de comunicación vertical de la casa es un espacio de doble altura que introduce luz gracias a un gran lucernario y genera corrientes, función para la que se ayuda de un gran ventilador. 

Zona de paso de obra con librería en la parte baja, ventilador en techo, lucernario, columna de chimenea

La primera planta presenta una distribución totalmente racional, con cuatro dormitorios de crujías idénticas orientadas al este, sobre el jardín y la piscina, y tres dormitorios dispuestos en el lado oeste.

 

Cuarto de baño con suelo, puerta corredera y mobiliario en madera, pilas en gris

En línea con la estética general de la casa, con la madera como elemento unificador, el cuarto de baño está equipado con mobiliario hecho a medida del mismo acabado que puertas correderas y perfilería. La zona de tocador cuenta con dos lavamanos sobreencimera de hormigón de Gravelli y grifería, acabada en negro, de Icónico.

Detalle fachada exterior con listones de maera y hormigón

La estructura de la vivienda está realizada a base de hormigón y madera natural, en una equilibrada combinación donde prima la simplicidad y la pureza formal.

Zona de paso lateral en extremo de porche hacia interior, revestimiento de madera

En la zona de porche, el sofá y la mesa de exterior son un diseño propio del responsable del proyecto, en madera y con tapicería en tonos crudos. Frente a la casa, uno zona ajardinada se abre para aportar mayor profunidad a los espacios habitables.

Porche cubierto iluminado al anochecer con iluminación en murete de hormigón e interior

La carpintería exterior ha sido diseñada por el arquitecto responsable del proyecto, y realizada conjuntamente por las empresas locales Francisco Gomila, la madera, y Tot Inox, el acero. Los cerramientos correderos son de Home of horizon.

Vista de la conexión entre interior y exterior de vivienda

Una amplia pérgola corredera permite controlar y tamizar la entrada de luz solar en la zona de terraza. Contigua a ella está la piscina natural, nutrida de plantas autóctonas y que apura los límites de la parcela para aportar frescor y color en verano.

El estudio del arquitecto Gabriel Montañés, con sede en Mahón, se ha encargado del diseño de esta vivienda para una familia que desde el inicio, tenía muy determinado el programa de distribución interior. Esta consistía en una planificación a tres niveles, cuya planta baja se ha convertido en el epicentro social de la casa. Para ello, se ha planteado como una planta totalmente diáfana, donde se ubican las estancias comunes, como salón, comedor y cocina abierta, orientadas a Levante con aberturas máximas. En contraposición, los servicios orientados a poniente, presentan aberturas mínimas.

Los cerramientos correderos acristalados permiten, una vez abiertos, aunar la zona diurna con la terraza y la piscina situada junto al jardín, a la vez que, con el buen tiempo, se convirtierte en un porche ampliamente ventilado. A su vez, estos, aún cerrados, mantienen una comunicación visual con el exterior, dotando al interior de una gran entrada de luz natural.

El sótano se ha reservado al lavadero, garaje y un patio ingles que aporta iluminación, y se completa con un aljibe de 35 toneladas que recoge las aguas pluviales que caen sobre el edificio. La escalera de acceso se une a la galería de circulación en la primera planta, aportando así continuidad a los dos niveles superiores. En el nivel superior se concentra la zona nocturna con dormitorios asomando al este, y cuartos de baño al oeste. La carpintería de madera en las habitaciones componen ventanas compuestas, ventanas que permiten ventilar sin temer la entrada de mosquitos, permitiendo, a la vez una visión directa del puerto de Mahón. El deseo por ventilar de forma natural la vivienda ha llevado al autor del proyecto a diseñar persianas coplanarias con la fachada para accionarse mediante pistones eléctricos descentrados.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?