Casa Aguacate: brutalismo que demuestra que lo esencial puede ser extraordinario

Práctica Arquitectura ha diseñado “El Aguacate”, una vivienda con reminiscencias brutalistas que, inmersa en una gran parcela, resulta tan deliciosa como el sabor de la fruta que le da nombre.

Vivir en plena naturaleza respetando el entorno y haciendo del interior una deliciosa prolongación del paisaje.
César Béjar
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Imagina vivir en un espacio donde los límites entre interior y exterior se desdibujan, como el suave abrazo de la pulpa de un aguacate. Así es esta vivienda de 165 metros cuadrados ubicada en el corazón de El Barrial, Nuevo León, México, rodeada de una parcela de cinco mil metros cuadrados y que ha diseñado por el estudio Práctica Arquitectura con David Martínez Ramos al frente, quien la ha bautizado con el nombre de nuestra fruta verde favorita.

El diseño, concebido a partir de un esquema de cuadrados concéntricos, crea una danza armoniosa entre los espacios, permitiendo que la luz solar y la brisa fluyan sin restricciones, como una sinfonía magistral de líneas geométricas y formas naturales, un juego que cautiva los sentidos y redefine la relación entre la arquitectura y su entorno.

 

La luz cenital, que se filtra a través del techo del espacio central, otorga un toque mágico a la casa.

Una extensión natural

La luz cenital, que se filtra a través del techo del espacio central, otorga un toque mágico a la casa "El Aguacate" Desde aquí, los residentes pueden contemplar el paisaje circundante a través de ventanales estratégicamente ubicados que se abren hacia patios perimetrales y una amplia terraza. Estos espacios exteriores se convierten en extensiones naturales de la vivienda, con plataformas que conectan a sus habitantes con la tierra que los rodea.

 

 

La distribución interior sigue el ritmo de la naturaleza, con las habitaciones y servicios dispuestos en tres células alrededor del espacio central. Esta disposición no solo crea una experiencia visualmente armoniosa, sino que también contribuye a mantener una presencia discreta y compacta."El Aguacate" no es simplemente una casa, sino una interfaz armoniosa entre sus habitantes y su entorno.

 

Madera, gris, sencillez y vistas al exterior, el mantra de menos es más tiene aquí todo el sentido.


La teoría del menos es más

Los espacios públicos y privados que se adosan alrededor de la sala y comedor central, sostienen el alto techo de 4,5 metros de altura con sus muros de block gris protegidos con un acabado rústico de afine pulido. La sobriedad y solidez exterior junto con el diseño de paisaje en piedra aparente acentúan la apariencia pétrea y monolítica de la casa, dialogando por medio del color y las texturas con el intenso color verde del jardín y el extenso carácter del sitio. Así, su arquitectura demuestra ese secreto a voces del menos es más. Esta simbiosis entre materiales naturales y diseño moderno es un tributo a la dualidad de la humilde fruta, el aguacate, que encierra en su interior un tesoro de nutrientes y sabor.

"El Aguacate" va más allá de ser solo una casa; es un recordatorio viviente de cómo la arquitectura puede abrazar la simplicidad, la funcionalidad y la estética con elegancia. En un mundo donde las fronteras entre el entorno urbano y rural se desvanecen, esta casa se erige como un faro de compromiso ambiental y belleza consciente. Al igual que la fruta que le da nombre, demuestra que lo esencial puede ser extraordinario y que una idea bien ejecutada puede hablar con elocuencia a través de la pureza del diseño.

 

1 /11
CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 09
César Béjar

Una salón afuera

Una zona exterior que bien podría ser el salón de casa.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 01
César Béjar

Sin distorsión

No hay nada en el aspecto exterior que distorsione el entorno, ni siquiera la propia entrada.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 06
César Béjar

Cuadrados concéntricos

El diseño ha sido concebido a partir de un esquema de cuadrados concéntricos.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 03
César Béjar

Pura relajación

Un columpio y un porche, todo invita a la relajación.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 12
César Béjar

El ritmo de la naturaleza

La distribución interior sigue el ritmo de la naturaleza, con las habitaciones y servicios dispuestos en tres células alrededor del espacio central.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 11
César Béjar

Grandes ventanales

Ventanales de suelo a techo introducen el exterior en los espacios comunes.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 05
César Béjar

Un lugar para disfrutar

Ventiladores de techo, una gran mesa y sillas en el porche exterior, todo pensado para disfrutar de la parcela.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 13
César Béjar

En un mismo espacio

Cocina y salón se funden en el mismo espacio, donde la decoración es mínima.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 04
César Béjar

Diálogo en gris y verde

La sobriedad y solidez exterior dialogan por medio del color y las texturas con el intenso color verde del jardín y el extenso carácter del sitio.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 15
César Béjar

Un tesoro en el interior

Esta simbiosis entre materiales naturales y diseño moderno es un tributo a la dualidad del aguacate, que encierra en su interior un tesoro de nutrientes y sabor.

CasaElAguacate Pra´cticaArquitectura 17
César Béjar

Funcional y elegante

"El Aguacate" va más allá de ser solo una casa, es un recordatorio de cómo la arquitectura puede abrazar la simplicidad, la funcionalidad y la estética con elegancia.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?