Así ha cambiado un piso de 90 metros en Madrid adaptándose a su propietaria

Un remanso de paz que recogiera la esencia de la propietaria. Ese fue el objetivo que se marcó el estudio Backsteen y cuyo resultado habla por sí solo. En femenino, singular.

Una casa con toques femeninos
Lupe Clemente
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Un ventanal con mucha luz, cuarterones en el dormitorio, tonos blancos con toques rosados o perder una habitación para ganar un vestidor. La propietaria quería tener en su casa un reflejo de su personalidad y Backsteen, el estudio de Víctor Zorita, lo consiguió. "La idea principal del desarrollo de este proyecto de Madrid fue hacer una casa a la medida de nuestra clienta, una doctora en farmacia de 47 años que buscaba un remanso de paz y un lugar para disfrutar con familia y amigos. Nos encontramos con una vivienda de 90 metros completamente compartimentada en dos dormitorios, dos baños, salón y cocina, además de un hall de entrada con proporciones exageradas para el tamaño del apartamento. La principal acción fue derribar todas las tabiquerías interiores para lograr una reestructuración acorde a sus necesidades”. 

De esta forma, desde la misma entrada ya se adivina el estilo del resto de la casa, pues se creó una más pequeña que, sin necesidad de puertas, se convierte en zona de almacenamiento y recepción. Además, se instaló un aseo de cortesía y un gran armario. Por otro lado, la unificación de salón y cocina consigue crear un espacio continuo abierto que se diferencia por los colores y el mobiliario. Un azul lacado para la cocina y un tono blanco con toques rosas para el salón. Eso sí, sin olvidar los detalles en dorado, que son una constante en toda la casa.

Especial importancia se le quiso dar al gran ventanal de este espacio común que conforman salón y cocina, y para enfatizarlo se colocaron molduras en el techo y un cortinero con la doble función de albergar el estor y una tira de led que baña el estor y “manifiesta así el trazo del lino con el que está compuesto”.

Una zona privada muy especial

Otras de las necesidades tuvieron como protagonista el dormitorio. De los dos iniciales que tenía la vivienda, se pasó a uno con un vestidor, y se creó una zona de trabajo aprovechando la existencia de un pilar. “Con el objetivo de que no estuviera integrado en el dormitorio, se creó un cerramientos de hierro y vidrio que permitía el paso de la luz desde la ventana al dormitorio, pero que zonificaba y dividía el espacio de descanso y el de trabajo. Consideramos fundamental crear ambientes dentro de la vivienda donde se pueda trabajar pero no interfieran directamente en la vida”.

Para separar el baño se jugó con una puerta de suelo a techo que por el lado del dormitorio es un enorme espejo, que lo oculta y a su vez se convierte en una forma de ampliar la sensación de espacio, igual que en el propio baño. “Se ha planteado como un espacio sencillo, limpio y relajante, mezclando cerámicas en suelo de baño y ducha para dar una sensación de amplitud, y en el revestimiento de paredes de la zona de agua. El resto de las paredes se han realizado con microcemento, que unifica los espacios y da un acabo natural. Los tonos tierras junto a la gama de blancos, crean una gama de colores neutros que buscan esa idea buscada de relajación”. 

1 /8
Backsteen Aviador Zorita 2 57. Un espacio sencillo y relajante
Lupe Clemente

Un espacio sencillo y relajante

El baño se planteó como un espacio sencillo, limpio y relajante, mezclando cerámicas en suelo de baño y ducha para dar una sensación de amplitud.

Backsteen Aviador Zorita 2 09. Aprovechar la luz
Lupe Clemente

Aprovechar la luz

Para enfatizar el enorme ventanal y darle un toque más cálido a lasa estancias comunes, se creó un cortinero con la doble función de albergar el estor y una tira de led que baña el estor y manifiesta el trazo del lino del que está hecho.

Backsteen Aviador Zorita 2 41. Una puerta y un espejo
Lupe Clemente

Una puerta y un espejo

Para separar el baño se jugó con una puerta de suelo a techo que por el lado del dormitorio es un enorme espejo, que lo oculta y a su vez se convierte en una forma de ampliar la sensación de espacio, igual que en el propio baño.

Backsteen Aviador Zorita 2 01. Sin tabiques
Lupe Clemente

Sin tabiques

La vivienda original estaba muy compartimentada y se optó por derribar todos los paramentos verticales para unificar zonas.

Backsteen Aviador Zorita 2 26. Blanco y rosa
Lupe Clemente

Blanco y rosa

El mismo tono blanco con toques rosados de la pared del salón es el que se utilizó para el aseo de cortesía que. hay en la nueva entrada, con papel de garzas blancas y rosadas.

Backsteen Aviador Zorita 2 42. Una zona de trabajo
Lupe Clemente

Una zona de trabajo

En el dormitorio, por la existencia de un pilar, se creó una zona de trabajo. Con el objetivo de que no estuviera completamente integrado en el dormitorio, se optó por un cerramiento de hierro y vidrio que permitía el paso de la luz desde la ventana al dormitorio pero que zonificaba y dividía el espacio de descanso y el de trabajo.

Backsteen Aviador Zorita 2 39. Solo un grand dormitorio
Lupe Clemente

Solo un grand dormitorio

De los dos dormitorios iniciales se pasó a un gran dormitorio con un vestidor incorporado, que aumentó significativamente el espacio de almacenamiento existente en la vivienda.

Backsteen Aviador Zorita 2 28. Una cocina azul
Lupe Clemente

Una cocina azul

Al unificar salón y cocina las divisiones de los espacios son visuales jugando con los colores, apostando por un azul lacado para la cocina.

Loading...