500 metros de mansión que reviven entre clasicismo y moderninad

El interiorista Jim Dierckx ha devuelto el esplendor a esta mansión aristocrática en el centro de Amberes recuperando el lustre de sus fachadas e interiores y dotándola de una confortable atemporalidad.

En la sala de estar provista de chimenea, tanto el sofá como las butacas, que se asientan sobre una alfombra realizada con cáñamo de Nepal, están hechos a medida. La mesa baja es parte del tronco de un álamo, y la lámpara de suspensión la firma Stilnovo.

En la sala de estar provista de chimenea, tanto el sofá como las butacas, que se asientan sobre una alfombra realizada con cáñamo de Nepal, están hechos a medida. La mesa baja es parte del tronco de un álamo, y la lámpara de suspensión la firma Stilnovo.Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

Quien acude al estudio de Jim Dierckx busca vestir su vivienda de sencillez, materiales cálidos y puros y funcionalidad. Especializado en diseños residenciales de alta gama, dota a sus proyectos de una atemporalidad manifiesta, como demuestra esta mansión de tres pisos y 500 metros cuadrados ubicada en el centro de Amberes, cuyos dueños decidieron rehabilitar por completo para rescatar su gloria perdida.

Dierckx se encargó de devolverla a sus orígenes y de recuperar el esplendor de sus fachadas interior y trasera. Restauró molduras en algunas estancias, como en el gran vestíbulo de la entrada, y añadió otras a la mayoría de las habitaciones, que se transformaron notablemente. También cambió todos los suelos y conectó la cocina con el primer piso con una escalera de caracol. La escalera preexistente se mantuvo, si bien la barandilla estaba abierta y se cerró.

De techos altísimos y poca profusión de muebles y de piezas decorativas, la residencia está pensada al detalle. Los pisos, por ejemplo, son prácticamente diferentes en cada habitación. Y hay un amplio abanico: terrazo en la cocina y el recibidor, parquet de espiga en el comedor, en la sala de estar y en el despacho, tarima punta Hungría en la habitación principal…

Llama la atención la sobriedad cromática. Dominan la paleta los blancos, los castaños, los grises y negros. Fuera, el verde de los árboles que circundan la casa, y que se cuelan en ella gracias a unos ventanales muy generosos que invitan a la luz a irradiarlo todo.

1 /11
jim-dierickx-photo-cafeine-be--5

Jim Dierckx restauró molduras en algunas estancias, como en el gran vestíbulo de la entrada, y añadió otras a la mayoría de las habitaciones, que se transformaron notablemente. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--35

Como tantos elementos presentes en la vivienda, las butacas tapizadas con terciopelo se han confeccionado por encargo, al igual que las alfombras de cáñamo, provenientes de Nepal. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

 

jim-dierickx-photo-cafeine-be--14

Con vistas a la piscina exterior se ha colocado una mesa de tadelakt, con sillas Capitol diseñadas por Pierre Jeanneret y editadas por Cassina. El aplique de pared se ha hecho a medida. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--37

Los dos apliques a ambos lados de la escalera, realizados con once bandas de metal curvas, son un diseño de finales de la década de 1960 del interiorista belga Jules Wabbes. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--11

Una mesa de madera de pino maciza y realizada a medida preside el comedor. A su alrededor, más sillas Capitol. Al fondo, una chimenea de mármol del espacio original. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--20

En la cocina, la zona de fuegos es el modelo Cluny 1800, dotado de placas de inducción, del fabricante Lacanche. La isla con la zona de aguas se ha hecho a medida con madera de roble, y se le ha colocado una encimera de piedra azul belga. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--22

El antepecho de la zona de cocción se ha revestido con azulejos holandeses. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--38

Puertas de espejo con bordes biselados se suman al blanco imperante para multiplicar la sensación de amplitud espacial. Los apliques son el modelo Mercer N119, de Tekna. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--34

El rincón de estar se ha amueblado con una mesa baja de madera de pino maciza, un sofá a medida tapizado en lino belga y una mesa auxiliar antigua con sobre de terrazo. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

jim-dierickx-photo-cafeine-be--41

Todas las cortinas de la casa, de lino belga, se han elegido del mismo color. En la suite principal, la tarima tiene un diseño de punta Hungría o chevrón. Los grifos de la bañera exenta proceden del Reino Unido. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

 

jim-dierickx-photo-cafeine-be--39

El espejo se ha enmarcado con la misma madera que las puertas originales de la residencia. El mármol es arabescato. Foto: Thomas de Bruyne/Photofoyer

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?