Si vivieras en Estados Unidos, estas casas prefabricadas podrían salirte gratis

Varias empresas estadounidenses ofrecen instalar gratis módulos prefabricados en fincas particulares a cambio de un porcentaje de lo que obtengan sus propietarios por el alquiler.

Las casas modulares Trillium de NODE están construidas con madera y tienen un balance de carbono neutro.

Las casas modulares Trillium de NODE están construidas con madera y tienen un balance de carbono neutro.

Si Estados Unidos ha sido siempre tierra de promisión es porque allí saben hacer de la necesidad virtud, y sobre todo oportunidad de negocio. Como una forma de afrontar la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, y también para difundir las bondades del producto, varias firmas, la mayoría startups y basadas en California, han empezado a ofrecer la posibilidad de instalar de forma gratuita módulos prefabricados –lo que allí denominan ADU, accesory dwell unit o unidades habitacionales accesorias– en viviendas particulares con espacio exterior de sobras a cambio de un porcentaje de lo que ganen los propietarios alquilando las unidades como hábitat asequible, para estancias vacacionales o como espacio de trabajo.

Gracias a su cubierta equipada con paneles fotovoltaicos, producen su propia energía eléctrica para ser completamente autónomas.

Gracias a su cubierta equipada con paneles fotovoltaicos, producen su propia energía eléctrica para ser completamente autónomas.

Es el caso de Rent the Backyard –que literalmente significa alquila el patio trasero–, la cual incluye en su catálogo la serie Trillium de la empresa NODE. Se trata de una gama de construcciones de uno o dos dormitorios equipada con paneles fotovoltaicos para producir su propia electricidad. Según los responsables de Rent the Backard, instalar un módulo prefabricado en la zona de Bay Area –San Francisco y alrededores– podría reportar a los propietarios unos ingresos adicionales próximos a los 13.000 euros anuales.

Casa prefabricada móvil de Escape.

Casa prefabricada móvil de Escape.

La propuesta de OBY Cooperative, otra startup de la zona de Bay Area, es una vivienda modular de algo más de 50 metros cuadrados con dos dormitorios, baño y zona living abierta. Su alquiler puede aportar a los propietarios unos 425 € al mes, o algo más de 5.000 € al año, sin los inconvenientes ni costes derivados de la construcción y la gestión como arrendador.

Fieles a la tradición de las casas móviles que hay en EE.UU., las firmas Backyard Tiny House y Escape ofrecen ADUs sobre ruedas para desplazarlas cuando se desee. Los propietarios que opten por un modelo Escape reciben el 40% del alquiler ingresado a través de plataformas como Airbnb o similares.

Los modelos de United Dwelling incluyen un pequeño porche.

Los modelos de United Dwelling incluyen un pequeño porche.

Finalmente, United Dwelling, basada en Culver, California, quiere ayudar la problemática de vivienda en Los Angeles instalando unidades asequibles en parcelas de particulares. La empresa se encarga de asegurar la construcción, elegir a los inquilinos y gestionar el alquiler a cambio de una porción de la renta.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA CONOCER LA MEJORES CASAS PREFABRICADAS

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?