Rascacielos en España que desafían la altura: descubre los edificios más altos e impresionantes de cada comunidad autónoma

Esta ruta arquitectónica no es apta para personas con vértigo. Recorremos el país en busca de la torre más alta, ¿cuál se llevará la palma en este ranking de altura?

SOM Hotel Arts Barcelona
HOTEL ARTS
Eduardo Infante
Eduardo Infante

Periodista especializado en decoración, diseño e interiorismo

Puede que la Torre de Cristal de Madrid sea uno de los edificios más famosos de España precisamente porque es el más alto del país. Sin embargo, España cuenta con otros muchos rascacielos que dominan el skyline de nuestras ciudades y que son totalmente desconocidos. De Andalucía a Valencia, estos son los edificios más altos de cada comunidad autónoma.

 

Andalucía - Torre Sevilla (180,5 metros)

Con 180,5 metros de altura y 40 plantas la Torre Sevilla destaca por encima de todos los edificios de la capital andaluza. Cuenta con un centro comercial y es la sede de numerosas empresas. Se inauguró en 2015 y se considera la puerta de entrada al Parque Científico Tecnológico Cartuja, el principal espacio de innovación y ecosistema de empresas de la ciudad. En cuanto al proyecto, fue obra del arquitecto argentino César Pelli y está diseñada en hormigón y vidrio. ¿Su toque de personalidad? Unas lamas color rojo terracota que en una ciudad como Sevilla sirven para aclimatar el edificio.

 

 

 

Aragón - Torre Zaragoza (117 metros)

Con 106 metros este edificio residencial preside los cielos de Zaragoza quedando solo por detrás de la Torre de telecomunicaciones de Zaragoza de 117 metros, que no está en el ranking al no servir ni como viviendas ni como oficinas. Recién finalizado, se concluyó en 2022, es obra de Joaquín y José María Lahuerta y Ferrán Calzada, del despacho Ingennus, y cuenta con 30 plantas y más de 200 viviendas privadas. Una vez finalizada, la polémica vino con las quejas de sus inquilinos que aseguraron que las casas no alcanzaron la certificación Passivhaus como inicialmente se había prometido.

 

Asturias - Torre de la Universidad Laboral (130 metros)

Nada menos que 130 metros tiene esta torre terminada en 1956 y considerada el edificio de piedra más alto de España. Gracias a un ascensor interno se pude llegar a su planta 17 desde donde se divisa la ciudad. Su arquitecto, Luis Moya Blanco, se inspiró en construcciones como el Faro de Alejandría, la Torre de Hércules o la Giralda. Por cierto, la Universidad Laboral en la que se encuentra es considerada el edificio más grande de España por superficie con 270.000 metros cuadrados.

 

Cantabria - Torre de Carabaza (52,42 metros)

Probablemente las torres de Carabaza sean de los más bajos de este ranking: 52,42 metros tiene una de las torres de este complejo de viviendas de la localidad de Torrelavega construido en los años 70. Aunque el edificio no cuenta con nada demasiado destacable, probablemente sea el único en la lista que se encuentre entre vacas. Por cierto, la Torre Feygon, en la zona de El Sardinero de Santander mide apenas mide un metro menos.

 

 

Torre Las Pajaritas  Barrio La Pajarita  Albacete

Castilla-La Mancha - La Torre de las Pajaritas (70 metros)

Un total de 68 metros mide esta torre de viviendas de Albacete que cuenta con 20 plantas. En toda la comunidad solo es superada por una torre de agua de 70 metros, que tampoco hemos incluido en el ranking. Obra de los arquitectos Manuel Carrilero y A. Pascual se bautizó así por una antigua fábrica de chocolate de la zona, llamada la Pajarita, que se cerró en 1969. El edificio, con fachadas de ladrillo, se construyó en torno a los años 70.

 

 

 

Castilla y León - Torre de la Rosaleda (110 metros)

Aunque la torre de la catedral nueva de Salamanca cuente con 110 metros de altura, la Torre de la Rosaleda es la construcción más alta de Castilla y León a la que se puede acceder. Con un total de 107 metros y 30 plantas, este edificio de Ponferrada se construyó entre 2006 al 2009 en un estilo deconstructivista poco usual en la ciudad. De ella se encargó el arquitecto Juan Francisco Álvarez Quirós. Una curiosidad sobre ella es que en 2006 fue elegida como uno de los puntos del Mundial de Salto Base que se celebró en la ciudad.

 

 

Cataluña - Hotel Arts Barcelona (154 metros)

Como no podía ser de otra forma, el edificio más alto de Barcelona data de 1992 y se construyó con motivo de los Juegos Olímpicos. A la entrada del puerto olímpico y con 154 metros el Hotel Arts comparte altura con otro edificio construido en la misma época: la Torre Mapfre. La única diferencia entre ellos es que el Hotel Arts mide cuatro plantas más. Su diseño se encargó a Bruce Graham y se caracteriza por una curiosa estructura de hierro de color blanco, muy poco habitual, que protege la torre de vidrio en tonos verdes y grises. Dentro, se encuentra el Hotel Ritz Carlton, viviendas de lujo y restaurantes como el del chef Sergi Arola.

 

Badajoz Siglo XXI

 

Extremadura - Badajoz Siglo XXI (82 metros)

Conocido como Torre Caja Badajoz este edificio de la ciudad extremeña mide un total de 82 metros y se construyó entre 2007 y 2012. Se dedica en su totalidad a oficinas, siendo la sede de Caja Badajoz, aunque también alberga una sala de exposiciones o un auditorio en su zócalo de la base. En cuanto a su diseño, es obra del estudio de Antonio Lamela, Estudio Lamela Arquitectos, que lo ideó como un homenaje a la naturaleza y el paisaje de Extremadura en el que la cubierta del zócalo reinterpreta la dehesa extremeña.

 

 

 

Galicia - Torre Hercón (119 metros)

Más conocido como la Torre Costa Rica (por la calle en la que se encuentra) esta construcción de La Coruña llegó a ser el tercer rascacielos más alto de España en el momento de su inauguración en 1975. Con un total de 119 metros y 30 plantas cuenta tanto con oficinas como con viviendas y una estructura de hormigón. Su arquitecto, José Antonio Franco Taboada, fue también el artífice del Pabellón de Galicia en la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

 

 

 

Islas Baleares - Torre de Es Fortí (72 metros)

Contruida en lo 70 la Torre Es Fortí de Palma mide 72 metros y cuenta con un total de 24 pisos. Está ocupada por 90 viviendas y cuenta con varios negocios en sus bajos. Cuando se construyó la zona apenas contaba con construcciones a su alrededor y, sin embargo, hoy en día, se encuentra en una zona plenamente edificada y llena de edificios semejantes.

 

Islas Canarias - Torres de Santa Cruz (120 metros)

Sin contar con el pararrayos estas torres gemelas miden 120 metros, con lo que son el edificio más alto de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y de la Comunidad Autónoma de Canarias. Además, son las torres gemelas más altas de España, por delante de Las Torres Kio de Madrid. Obra del arquitecto canario Julián Valladares cuentan en total con 32 plantas en las que se distribuyen más de 272 viviendas. Por cierto, entre 2004 y 2010 fueron el edificio residencial más alto de España.

 

Torre Blanca, Logroño

La Rioja - Torre Blanca (75 metros)

En la capital de La Rioja, Logroño, se encuentra el edificio más alto de esta comunidad Autónoma. Se trata de Torre Blanca, un rascacielos residencial de 75 metros y 22 plantas desde el que se divisa toda la ciudad riojana. Construido en 1980 se ubica en plena Gran Vía de la Ciudad.

 

 

 

 

Madrid - Torre de Cristal (249 metros)

César Pelli, autor de las Torres Petronas de Kuala Lumpur (452 metros) entre otros muchos proyectos, ideó este rascacielos con una espectacular fachada de vidrio tallado que le da nombre. Con sus 249 metros de altura es el edifico más alto de España y uno de los más alto de Europa desde que se inauguró en 2009 como parte del complejo de las Cuatro Torres de Madrid. Poca gente sabe que el edificio termina, en su cumbre, con un jardín vidriado cubierto de plantas o que su fachada cuenta con 44.000 m2 de cristal lo equivalente a seis campos de fútbol. Por cierto, es el edificio más alto de España por apenas solo un metro: la Torre Cepsa, construida justo al lado, cuenta con 248 metros.

 

 

Murcia - Torres Gemelas Urban Center (95 metros)

95 metros miden estas torres gemelas, anteriormente conocidas como Torres JMC, construidas en 2009 en el surestes de la ciudad de Murcia y que sirven como sede de numerosas empresas, entre ellas la del grupo alimentario Fuertes. Cuentan con 22 pisos y 460 metros cuadrados de instalaciones . El edificio se ha diseñado en hormigón y cristal que genera una serie de reflejos diurnos y nocturnos dependiendo de la luz. Su última planta, la 22, cuenta con forma de pirámide.

Edificio Singular

 

Navarra - Edificio Singular (70 metros)

El edificio más alto de Navarra se encuentra en su capital, Pamplona, y es de uso mixto: alberga tanto oficinas como viviendas. Construido entre finales de los 60 y principios de los 70 es un emblemático edificio del primer ensanche de Pamplona y cuenta con un total de 70 metros. Como curiosidad, destaca que en origen el edificio iba a ser más alto pero se terminó reduciendo para que no molestara al cercano Aeropuerto de Noáin.

 

 

 

País Vasco - Torre Iberdrola (165 metros)

Obra del arquitecto César Pelli con su fachada de vidrio la Torre Iberdrola se ha convertido en uno de los iconos del nuevo Bilbao junto al Museo Guggenheim (de hecho, se encuentra en la zona de Abandoibarra, muy cerca de este). Con 165 metros de altura en su construcción alberga la sede nacional de Iberdrola y oficinas del banco Kutxabank. Además, ha obtenido numerosas certificaciones medioambientales gracias a medidas como contratar todo su consumo energético con Energía Verde.

 

Comunidad Valenciana - Edificio Intempo (202 metros)

El edificio Intempo no solo es el más alto de la Comunidad Valenciana: gracias a sus 202 metros y 47 plantas es el más alto de la ciudad europea con más rascacielos por metro cuadrado, Benidorm. Además, se considera el segundo edificio residencial más alto de Europa. Eso sí, lo cierto es que su historia ha estado llena de inconvenientes. Aunque comenzó a construirse en 2004 no se acabó hasta julio de 2021 debido a problemas entre las constructoras y durante muchos años fue sinónimo de la voraz especulación inmobiliario de las zonas de costa españolas.

Aunque comenzó siendo obra del estudio de arquitectura alicantino Pérez-Guerras con la colaboración de Olcina & Radúan Arquitectos, ambos fueron saliendo del proyecto a medida que los problemas económicos y con los constructores iban siendo más notables. Aún así, una vez finalizado tras tantos contratiempos el edificio se ha convertido en uno de los símbolos de Benidorm gracias a su peculiar forma con dos torres paralelas unidas por un cono invertido de base elíptica a 150 metros de altura.

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...