El nuevo y exclusivo iglú de Andorra en el que cenar bajo las estrellas

La maison Veuve Clicquot ha inaugurado un iglú en la estación de Grandvalira de Andorra con una lujosa propuesta gastronómica.

La Clicquot Bubble Experience, una burbuja a la que los clientes podrán acceder en un todoterreno y en la que disfrutar de una cena bajo la luz de las estrellas.

La Clicquot Bubble Experience, una burbuja a la que los clientes podrán acceder en un todoterreno y en la que disfrutar de una cena bajo la luz de las estrellas.

Sus 210 kilómetros hacen de Grandvalira el dominio esquiable más grande de Los Pirineos. Situada al norte del Principado de Andorra, en la zona de la frontera con Francia, nació en 2003 y actualmente el espacio está formado por siete sectores: Pas de la Casa, Grau Roig, Peretol, Soldeu, El Tarter, Canillo y Encamp. La estación andorrana cuenta con una amplia oferta gastronómica y los après-ski de sus restaurantes y terrazas han puesto de nuevo este destino idílico para los amantes de la nieve en boca de todos.

Los restaurantes de Grandvalira cuentan con chefs de renombre internacional y cocinas para todos los paladares, que pueden recibir a sus comensales tanto de día como de noche en un espectacular entorno natural. Entre las experiencias nocturnas de restauración este año sorprende la exclusiva Clicquot Bubble Experience, en la que los comensales son recogidos por un todoterreno y llevados hasta la burbuja, una estructura climatizada en forma de iglú transparente con capacidad para seis comensales y ubicada en una zona remota del bosque.

Los clientes son recogidos por un todoterreno a pie de pistas y conducidos hacia una zona remota del bosque, donde se instala la 'Bubble'.

Los clientes son recogidos por un todoterreno a pie de pistas y conducidos hacia una zona remota del bosque, donde se instala la 'Bubble'.

Hasta la Bubble, ubicada a 2.100 metros de altitud, en un paisaje nevado y solitario, se accede en todoterreno y la recogida de los comensales se hace a pie de pista. La estructura se puede montar y desmontar, por lo que la ubicación de la cena puede variar entre los distintos sectores con los que cuenta la estación, aunque suele estar en la zona de Soldeu. Las cenas, bajo rigurosa reserva previa, se preparan en un Food Ratrac situado junto a la burbuja, con una propuesta gastronómica que incluye platos en el menú como Ceviche de lubina salvaje con aromas de humo, Bogavante con papada ibérica y caviar o Pluma ibérica Joselito con berenjena glaseada y trufa. Una propuesta de seis platos y postre y maridada íntegramente con los diferentes champagnes de Veuve Clicquot. Experimentar esta lujosa experiencia en la montaña con vistas inigualables y en un horario de 20.00 a 00.00 horas, tiene un precio de 300 euros por persona.

La cena se disfruta en un escenario único.

La cena se disfruta en un escenario único.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?