10 hoteles rurales para la gran escapada

Son propuestas de establecimientos con gran encanto en contacto con la naturaleza

Nuria López

1 / 10
Hotel Quinta da Corte. [01] Hotel Quinta da Côrte

1 / 10

01

Hotel Quinta da Côrte

Ubicado en Valença do Douro (Portugal), Quinta da Côrte ofrece una propuesta de enoturismo de lujo, tradición y modernidad en una finca del siglo XIX. El interiorista Pierre Yovanovitch reinterpreta este hotel con bodega cuyo interiorismo aúna sencillez, tradición y artesanía, rindiendo un homenaje a la cultura de la zona, con materiales simples y naturales como la madera, el barro o las fibras naturales. Una experiencia única con los vinos de Oporto como hilo conductor.

La Granja Ibiza. [02] La Granja Ibiza

2 / 10

02

La Granja Ibiza

Este hotel se ha propuesto enseñarnos "la otra Ibiza". En el corazón rural de San Mateo encontramos esta granja dentro de la marca Design Hotels, además de formar parte de la asociación/club internacional Friends of a Farmer dedicada al cultivo de las artes y de la sensibilidad en torno a la tierra, desde una perspectiva sostenible. Sobriedad y sencillez pueblan las estancias, tan solo 9 habitaciones decoradas con baldosas, madera natural, colores oscuros, detalles Wabi Sabiy aperos de labranza que nos recuerdan la importancia de volver a lo básico.

Companhia das Culturas. [03] Companhia das Culturas

3 / 10

03

Companhia das Culturas

El arquitecto Pedro Ressano García ha recuperado esta finca rodeada de árboles para crear una propuesta de enoturismo sostenible y orgánico en la Reserva Natural de Castro Marim. Un remanso de paz al que irse a desconectar en sus 9 habitaciones que conjugan mobiliario y objetos de diferentes épocas, fieles a sus principios de recuperar el origen, tal y como han hecho con la casa agrícola en la que se han asentado y en la que ofrecen servicios extra como retiros de yoga, un baño turco y masajes para complementar la experiencia relax.

Les Cols Pavellons. [04] Les Cols Pavellons

4 / 10

04

Les Cols Pavellons

Situado en Olot, cerca de la reserva volcánica de la Garrotxa (Girona), están ubicados en el complejo de una masía del siglo XII en la que se incluye también el futurista restaurante de Les Cols (2 estrellas Michelin). Un total de cinco pabellones obra de RCR Arquitectes, modelados en vidrio y acero, que ofrecen al viajero una experiencia sensorial e iniciática inigualable. Espacios minimalistas y acristalados a modo de contendor que permite pasar la noche en comunión con la naturaleza en un paisaje único.

 

[06] The Olde Bell. [05] The Olde Bell

5 / 10

05

The Olde Bell

A tan solo 40 minutos de Londres, se asienta The Olde Bell, una de las posadas más antiguas del país, que data de la época medieval. Diseñada por Ilse Crawford,  es un contraste de estilos y épocas: tonos neutros simples, sillas Ercol vintage y mesas de roble macizo, con algunas partes que datan de 1135. El encantador interior es una celebración del antaño, con especial esmero en los pequeños detalles. Un total de cinco edificios forman el complejo que además cuenta con un excelente restaurante donde sirven productos de primera calidad y KM0.

Le Barn. [06] Le Barn

6 / 10

06

Le Barn

En el corazón de Rambouillet Forest, al norte de París, Le Barn es la ubicación perfecta para los amantes del bosque. A la magia de su entorno se suma un área dedicada al bienestar de sus huéspedes con hammam, sauna, jacuzzi al aire libre y servicios de masaje y terapia de todo tipo. Más que un hotel, es un verdadero centro de bienestar.

 

[08]Tourist. [07] Tourists

7 / 10

07

Tourists

Un hotel y retiro a orillas del río inspirado en el clásico motel americano de carretera, pero en un emplazamiento natural alejado del mundanal ruido: a orillas del río Hoosic en Berkshires (EEUU). Diseñada para viajeros del siglo XXI, la propiedad consta de 48 habitaciones unidas por la estrecha relación conseguida entre diseño y naturaleza. Con senderos boscosos, vistas a la orilla del río e instalaciones escultóricas, los "turistas" encuentran aquí un destino que no defrauda. Con materiales simples y orgánicos, cada habitación es a la vez refugio y camino que conecta al viajero con la exploración y la aventura.

[04] Hotel Son Brull. [08] Hotel Son Brull

8 / 10

08

Hotel Son Brull

Son Brull está lleno de historia. Durante la ocupación árabe de Mallorca fue una alquería (granja), en el siglo XVIII pasó a convertirse en un monasterio jesuita en el que los monjes vivían de la agricultura y acogían a los huéspedes que llegaban a la zona. En la actualidad, sigue manteniendo intacta esa hospitalidad, ahora como hotel boutique con spa incluido, del que se encarga la familia Suau desde 2003.

Babylonstoren Farm Hotel. [09] Babylonstoren Farm Hotel

9 / 10

09

Babylonstoren Farm Hotel

Esta histórica granja de fruta y verdura de Sudáfrica es uno de los mejores ejemplos del estilo Cape Dutch, desarrollado por los emigrantes holandeses y flamencos del siglo XVII, caracterizado por plantas en forma de H, gruesas paredes de piedra pintadas de blanco, techos de paja y frontones en la fachada. La granja, fundada en 1960, está todavía en funcionamineto con cultivo de verduras, plantas aromáticas y viñedos, siendo uno de los principales atractivos de los huéspedes que disponen de 14 suites en las antiguas cottages de los trabajadores, con el blanco y la sencillez como protagonistas absolutos.

Casa no Tempo. [10] Casa no Tempo

10 / 10

10

Casa no Tempo

Casa no Tempo es un hotel rural transformado por Manuel Aires Mateus en el Alentejo portugués en un refugio totalmente blanco de estilo atemporal, tradicional y contemporáneo a un mismo tiempo y de ahí su enorme encanto. Se trata de una casa arquetípica, de una sola planta y con cubierta a dos aguas, con superficies teñidas de blanco y suelos tradicionales de barro seco que se mantienen cálidos gracias a la calefacción radiante.

Loading...