El dormitorio es, junto con la escuela, uno de los espacios más importantes para el desarrollo de un niño. Allí pasará gran parte de su tiempo jugando, aprendiendo y descansando. Por eso, es imprescindible contar con muebles y accesorios que se adapten a sus necesidades y que garanticen la seguridad de los más pequeños.

En IKEA, disponen de muchas piezas infantiles para todo tipo de preferencias y bolsillos. Te contamos cuáles son nuestras favoritas y te damos algunos consejos para llevar la decoración del cuarto infantil al siguiente nivel

1 / 7
lámpara FUBBLA en blanco
IKEA

Una iluminación óptima

Un cuarto bien iluminado es un cuarto que ayuda al desarrollo infantil. La firma sueca dispone de una gran cantidad de modelos que aportan luz a la estancia, con diseños adaptados a los gustos de los más pequeños. 

La lámpara FUBBLA es una muy buena opción de iluminación, ya que su estilo minimalista se adecúa a cualquier decoración y puede perdurar más en el tiempo. Además, la luz que desprende es potente, pero sin resultar invasiva. Se trata de una lámpara de pared, por lo que su colocación es de lo más sencilla. 

sillón gris STRANDMON
IKEA

Igual que los adultos

IKEA tiene en cuenta las necesidades de los más pequeños, y estos muchas veces desean copiar a sus padres. Por eso, ha diseñado la versión en miniatura del sillón STRANDMON. La tela es de lo más duradera y las patas garantizan su estabilidad.

Desde este cómodo asiento, los niños podrán dibujar, pintar o leer durante horas, apoyándose en el respaldo y estirando las piernas, igual que hacen los adultos. 

alfombra espacio
IKEA

Para todos los gustos

A los niños les encanta descalzarse en la comodidad de su hogar, porque así se sienten más cómodos. Por eso, es fundamental que dispongan de una superficie en su cuarto que les impida coger frío en los pies y, para ello, las alfombras serán tus mejores aliadas. IKEA dispone de varios modelos, según las preferencias de cada usuario.

Se puede elegir entre motivos de animales, corazones o carreteras. En esta ocasión, hemos escogido el diseño AFTONSPARV, perfecto para los amantes del espacio. 

mueble almacenaje ikea
IKEA

Almacenaje de lo más sencillo

El mueble TROFAST de IKEA es una muy buena opción para un dormitorio infantil, porque permite una gran cantidad de almacenaje sin ocupar demasiado espacio. Además, las cajas de plástico que incluye son ideales para que los niños puedan elegir y guardar los juguetes de forma cómoda, a la vez que mantienen el lugar en orden. 

En el momento de escoger muebles para una habitación infantil, es muy importante asegurarse de que estos sean de una altura idónea para que los más pequeños puedan llegar sin problemas. 

IKEA cama reversible
IKEA

Un espacio de juego extra

El modelo KURA es uno de los más versátiles de la marca sueca. La cama baja es ideal para los niños más pequeños. Y, a medida que se van haciendo mayores, pueden trasladar la cama a la parte superior y convertir la zona inferior en un lugar ideal para jugar. De esta manera, se consigue aprovechar el espacio al máximo de forma vertical. 

cómoda de tres cajones
IKEA

Con pomos accesibles

Disponible en varias tonalidades que se adaptan al diseño de cada sala, la cómoda de tres cajones SMÅSTAD / PLATSA es un mueble ideal para conseguir un espacio de almacenaje extra. Además, los pomos son lo suficientemente grande para garantizar la accesibilidad de los más pequeños y su altura es ideal para que estos aprendan a ordenar sus pertenencias por sí mismos. 

escritorio blanco ikea
IKEA

Duradero y resistente

Para escribir, hacer manualidades o completar las tareas del colegio. Un escritorio es un mueble multiusos esencial en el cuarto de un niño. El diseño PÅHL se adapta fácilmente a cualquier espacio gracias a su estilo sencillo y minimalista.

Con materiales de lo más resistentes, este mueble acompañará a tu hijo desde la infancia hasta la adolescencia. 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.