El Grand Hotel Terminus de Noruega respeta su legado en clave actual

Los diseñadores de Claesson Koivisto Rune han utilizado un toque contemporáneo para rehabilitar el espacio. Y es que el edificio se ha apodado cariñosamente la "Gran Dama Vieja", se ha convertido en un elemento indispensable del paisaje urbano de Bergen desde su inauguración en 1928.

"Con un estado como este, se requerían intervenciones sutiles y una mano suave para sacar lo mejor de sus espacios interiores clásicos", apunta Ero Koivisto, co-fundador de Claesson Koivisto Rune.

Así, la remodelación del hotel celebra la belleza clásica del pasado al tiempo que introduce ligeramente una sensación de hoy en día. La fachada exterior permanece sin cambios y se erige con audaz confianza, dando la bienvenida a los invitados al interior a través de sus puertas.
Al entrar en la recepción, las ventanas internas muestran destellos de Bar Amundsen, que lleva el nombre de un famoso explorador noruego.
Pero sigamos el recorrido para descubrir más…

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER PARA SEGUIR DESCUBRIENDO LUGARES CON MUY BUENA ARQUITECTURA

1 / 9
Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-entrada madera

El suelo de baldosas en blanco y negro acompaña a los invitados, y su patrón geométrico se refleja en el techo abovedado de arriba.

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-bar

El Bar Amundsen es un acogedor bar de wisky envuelto en madera, el lugar perfecto para protegerse del frío exterior. Las botellas están relucientes y alineadas a lo largo de los estantes de color ámbar.

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-arte paredes

Los artistas noruegos se representan en todo el hotel. Esta pintura mural en el salón de té es de Ole Jørgen Ness. Al fondo, una obra de arte de Kjell Erik Killi Olsen.

 

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-chimenea sillones madera

La madera delicadamente tallada se pliega alrededor de la habitación como una manta, abrazando a todos los que entran con un cálido reconforte.

 

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-ventana

Los cristales tallados y de colores de las ventanas son el claro ejemplo del idioma que habla la decoración.

 

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-arte habitacion

El arte de todas las habitaciones lo firma Nathalie du Pasquier, con una serie de impresiones encargadas especialmente para el Grand Hotel Terminus.

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-habitacion vista general

Las habitaciones cuentan con un tono mucho más claro que el resto, ya que la madera gruesa y profunda se reemplaza con paredes de color verde pastel. Aquí, se persigue un interior tranquilo y silencioso.

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-baldosas baño

La sencillez de las habitaciones se interrumpe momentáneamente en el baño. Los azulejos monocromáticos a cuadros cubren cada superficie, creando una inyección gráfica audaz que es igualmente apropiada para la herencia, pero con mucha personalidad.

Claesson-Koivisto-Rune-Grand-Hotel-Terminus-Bergen-Noruega-jardin

El jardín íntimo, a las afueras de las salas de banquetes del primer piso.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?