Las 20 esculturas más famosas del mundo (que debes visitar al menos una vez)

Recorremos el mundo para descubrir las estatuas más conocidas de la historia. De piedra, bronce o mármol, todas tienen una historia detrás que hay que conocer.

Las 20 esculturas más famosas del mundo
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Hemos recorrido el mundo para seleccionar las esculturas más famosas de la historia, esas obras de arte que han marcado la historia. Todas ellas son el reflejo de un determinado momento histórico y aún hoy sirven para inspirar a futuros artistas, como lo hicieron con artistas del pasado.

Para los historiadores del arte son joyas de incalculable valor artístico e histórico y para el resto de la población iconos que se deben conocer. Aquello que representan, la fascinante técnica con la que fueron creadas o su impacto dentro del rumbo de la historia son solo algunas de las virtudes que ha contribuido a que se conviertan en las esculturas más famosas del mundo. Hacemos un repaso a las 20 esculturas más icónicas del planeta.

1 /20
El David

El David

El David de Miguel Ángel es una de las grandes obras maestras del Renacimiento. Representa a David antes de su batalla contra Goliat. Actualmente, se encuentra expuesta en la Galería de la Academia de Florencia, aunque hasta 1873 la escultura estuvo ubicada en la plaza de la Señoría de la capital toscana; desde entonces en su lugar se erige una copia de tres metros realizada también en mármol blanco.

Discobolo

Discóbolo

Esta famosa escultura griega fue realizada por Mirón de Eléuteras en torno al 455 a. C. Representa a un atleta en un instante anterior al lanzamiento del disco. Una de sus copias romanas se encuentra en el Museo Británico de Londres, ya que como ocurre con muchas de las esculturas griegas más importantes, no se ha conservado la obra original.

Cristo Redentor

Cristo Redentor

Sobre el monte del Corcovado se erige el Cristo Redentor, icono de Brasil. Esta imponente escultura e levanta a más de 710 metros sobre el nivel del mar, por lo que ofrece una impresionante vista panorámica de la ciudad. La estatua tiene una altura de 30,1 metros y está situada sobre un pedestal de ocho metros. En 2007 fue declarada una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

El eje´rcito de terracota

El ejército de terracota

Esculpidas en arcilla de terracota, 8.000 esculturas de soldados de tamaño natural se descubrieron cerca de la tumba del primer emperador chino Qin Shi Huang para protegerle en la otra vida. Cada soldado tiene unos rasgos faciales diferentes, un tipo de cuerpo único y una altura y peso variables. Cada uno lleva un arma de bronce, y algunos tienen caballos a su lado.

Cloud gate

Cloud gate

Esta escultura cuyo nombre se traduce como Puerta de Nube, de Anish Kapoor, es todo un emblema de Chicago. Apodada "la judía", preside la plaza AT&T del Millenium Park y crea una superficie que refleja el paraje urbanístico que la rodea.

E´xtasis de Santa Teresa

Éxtasis de Santa Teresa

Santa Teresa de Ávila fue una monja española que afirmó haber experimentado visiones divinas y las describió en sus escritos. En 1622, cuarenta años después de su muerte, Teresa fue canonizada por el Papa Gregorio XV. Esta escultura que hizo Gian Lorenzo Bernini en 1652 representa una de las visiones descritas por ella en su autobiografía espiritual. En ella, un ángel que lleva una lanza con punta de fuego se presenta ante ella y le atraviesa el corazón con la lanza, un acto que la lleva a un estado de éxtasis espiritual.

La Piedad

La Piedad

Esta escultura supuso el salto al estrellato de Miguel Ángel y su entrada grande al Vaticano. Esculpida en mármol, muestra a la Virgen María cuyas vestiduras se expanden con numerosos pliegues y sostiene a Cristo muerto.  

El beso

El beso

Realizada en 1881, fue una de las obras que más contribuyó a la afirmación del francés Auguste Rodin como artista. La fuerza de la escultura reside en su lenguaje universal. Aquí el tema no es tratado de manera tradicional. Los dos aparecen desnudos sin sus atributos habituales y es Francesca quien trata de seducir a Paolo. Que fuera la mujer a instigar la pasión y no el hombre era algo controvertido y muy poco común en la época.

Estatua de la Libertad

Estatua de la Libertad

Es uno de los monumentos más famosos de la ciudad de Nueva York. Se encuentra en la isla de la Libertad, al sur de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson. La Estatua de la Libertad fue un regalo del gobierno francés para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones. Desde 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La pequen~a bailarina de catorce an~os

La pequeña bailarina de catorce años

Esta escultura de bronce es una de las obras más admiradas del francés Edgar Degas, aunque cuando la presentó en la Sexta Exhibición Impresionista de 1881 de París le llovieron críticas por considerarla fea. Representa a una bailarina de catorce años, una joven estudiante de danza llamada Marie van Goethem. Se puede visitar en la Gliptoteca Ny Carlsberg de Copenhague.

La Sirenita

La Sirenita

Inspirada en la del cuento de Andersen, esta pequeña sirena de bronce recibe a los visitantes de Copenhague posando sobre una roca del puerto. A pesar de medir poco más de un metro, la escultura pesa casi 180 kilos, es un símbolo de la ciudad y el monumento más visitado de Dinamarca.

Gran Esfinge

Gran Esfinge

Continúan pasando los años y esta gran escultura mitológica sigue robándole protagonismo a las pirámides de Giza (Cairo) e, incluso, alimentando falsas teorías. Tiene una altura de unos 20 metros y 73 de longitud y los egiptólogos estiman que fue esculpida c. s. xxvi a. C., formando parte del complejo funerario del rey, durante la dinastía IV de Egipto.

Loba capitolina

Loba capitolina

Esta creación de bronce es el símbolo de Roma. Se sabe que data de la Edad Media y que los jóvenes Rómulo y Remo fueron añadidos en el Renacimiento. Sin embargo, es una de las joyas de los Museos Capitolinos y uno de los iconos de la ciudad eterna.

Moais

Moais

Los moais han sido siempre un motivo de asombro y de intriga desde que el primer europeo llegó a rapa Nui el domingo de Pascua de 1722. Ya a finales del siglo XIX, cuando Pierre Loti llegó a la isla  le llamaron la atención las "cabezas colosales que salen de tierra repartidas por toda la costa". Todavía hoy estas estatuas de piedra de tamaño imponente y expresión hierática son un misterio indescifrable para quien las observa. En palabras de Loti "no tienen ojos, y sin embargo dan la impresión de mirar y pensar".

Maman

Maman

Mamá (Maman en francés) es una escultura de bronce, acero inoxidable y mármol de 22 toneladas y 10 metros de altura de la artista francesa Louise Bourgeois. Es esta sin duda una de las obras más admiradas del arte contemporáneo que hoy en día se puede disfrutar en el Museo Guggenheim de Bilbao, justo debajo del Puente de la Salve.

Nefertiti

Nefertiti

Esta icónica estatua fue creada en 1341 a.C, presumiblemente por Tutmosis. Está hecha de piedra caliza, recubierta de estuco y luego pintada. Es una de las obras de arte más reconocidas del Antiguo Egipto y su belleza ha convertido a Nefertiti en un símbolo de la feminidad. Fue descubierta en 1912 por un arqueólogo alemán en el taller de Tutmosis. Actualmente se expone en el Neues Museum de Berlín, aunque ha habido discusiones entre Alemania y Egipto sobre su repatriación.

Venus de Milo

Venus de Milo

El Museo del Louvre acoge una de las esculturas más famosas de la antigua Grecia, la Venus de Milo. Fue creada entre el 130 y el 100 a.C., y se cree que representa a Afrodita, diosa del amor y la belleza. La escultura fue hecha en mármol blanco, en varios bloques cuyas uniones no son visibles, en un tamaño mayor que al natural, ya que mide algo más de dos metros. La encontró un campesino en Milo y se vendió a Francia en el siglo XIX. A esta Afrodita de mármol blanco le faltan los brazos, pero no importa para que se haya convertido en un modelo de belleza clásico.

Mannenkenpis

Mannenken pis

La estatua de bronce original descansa a salvo en el Museo de la Ciudad de Bruselas tras varios intentos de vandalismo. Sin embargo, una réplica de un pequeño hombre orinando sigue en pie en la fuente cercana al Gran Palacio.

El oso y el madron~o

El oso y el madroño

Esta escultura de 20 toneladas y 4 metros de altura que se encuentra en la plaza del Sol de es un símbolo de Madrid. En la Edad Media, cuando se fundó la ciudad los osos aún habitaban sus montes, animal que más adelante pasaría a formar parte del escudo de la villa junto a un árbol.

El pensador

El pensador

Esta obra esculpida en bronce de Rodin, recibió originalmente el nombre de "El poeta"  y venía a representar a Dante frente al infierno. Sin embargo, su significado trascendió convirtiéndose en un símbolo de la filosofía con el que representar las preocupaciones del hombre.

Loading...