Así es la casa perfecta según las mejores interioristas españolas

Celebramos el Día Internacional de la Mujer hablando con las grandes maestras del interiorismo español sobre qué ha de tener un espacio para ser moderno, cómodo, con estilo... en definitiva nos cuentan qué es para ellas la casa ideal

El 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer y queremos rendir homenaje a aquellas que hacen posible que nos sintamos cómodos en nuestra casa. Las grandes interioristas y decoradoras de nuestro país nos cuentan cuál es el motor de su trabajo y nos explican qué significan las casas para ellas. Fieles a su filosofía con su creatividad y talento transforman los espacios para convertirlos en hábitats llenos de vida que hacen la vida más fácil y cómoda. No te pierdas este ranking lleno de talento.

8 / 11
Sandra Tarruella

Sandra Tarruella

En 1984 una jovencísima Sandra Tarruella firmó el interiorismo del primer restaurante que su madre y su hermano abrieron en Barcelona. Se trataba del emblemático El Mordisco y desde entonces ha ejecutado cientos de proyectos que abarcan desde hoteles a restaurantes, así como tiendas o viviendas. Para la interiorista, una casa significa "guarida, refugio, también es el espacio para el ocio, la tranquilidad y la intimidad. Mi casa es el lugar donde recibo a las personas que amo, el lugar donde guardo mis tesoros, los recuerdos de mi vida, de mis  hijos, amigos, y viajes. Se refleja en los mueble que tengo y los cuadros que conviven conmigo, hablan mi idioma estético o me recuerdan momentos felices". 

Tarruella describe su estilo como "contemporáneo, moderno, luminoso, cálido, tranquilo y atemporal" y lleva más de tres décadas dedicada a una profesión que desde pequeña sintió que "puede cambiar un espacio. Estudié interiorismo para cambiar  la percepción del mismo trabajando la distribución, los, colores, materiales texturas e iluminación y de ese modo mejorar las sensaciones y la vida de las personas que lo habitan. Con la experiencia he aprendido que el lenguaje estético nos ayuda a comunicar, a simbolizar y a provocar estados emocionales".

La interiorista Laura Gärna, de Gärna Studio. Foto Manolo Yllera

Laura Gärna

"La casa es tu hogar, tu nido, tu refugio. Es el lugar para construir tu universo en el que rodearse de las personas y los objetos que te llenen de amor y de energía positiva y que te permitan tener una vida lo más plena posible. Es muy importante tener un lugar que se identifique contigo y en el que te sientas en paz", cuenta la interiorista que define su estilo como "contemporáneo, cosmopolita y rodeado de arte. Me siento una sastre que hace las casas a medida de cada cliente. Me gusta interpretar sus gustos y necesidades y acompañarles y ayudarles a crear la casa de sus sueños, a plasmar en un proyecto, la casa con la que siempre han soñado y ayudarles a materializarla. Para mí la clave está de rodearte de todo aquello que amas y vivir en armonía", cuenta.

Ya desde niña, Laura sintió la llamada de la creatividad. "Me apasiona, como arquitecto, tener la capacidad de transformar los lugares, lo feo en bonito, lo destruido en nuevo y de poder crear lugares estéticos y amables que sean los escenarios de las vidas de las personas. Personalmente me fascina el poder transformador de la realidad que tenemos los arquitectos. Lo que yo llamo #thepoweroftransformation. La belleza y la calidad de los lugares que habitamos afecta a nuestra psicología mucho más de lo que creemos".

Teresa Sapey en u EDIFICIO EN MADRID.

Teresa Sapey

Establecida en Madrid desde 1988, su nombre se dio a conocer en 2005, cuando firmó la colorida planta de aparcamientos del madrileño hotel Puerta de América. Desde entonces, sigue fiel a sus principios y plasma su energía en las viviendas que diseña. "No tengo un estilo definido en concreto. Primero me gusta entender quién va a vivir en esa vivienda. Y después para mí los elementos fundamentales son la luz y el saber aprovechar el espacio a medida para cada cliente.
 No sólo para su presente, también para su futuro. Que el espacio, de alguna manera, pueda evolucionar junto con quien lo habita. Es necesario que una casa  incluya zonas públicas, privadas y casi secretas. Me gusta jugar con el volumen, a través de la luz y la sombra, que se traducen a color, materiales, texturas y acabados. Pero, sobre todo, es fundamental entender el ADN de quien va a vivir en él", reflexiona Sapey, que tiene una extensa carrera en interiorismo.

"La casa es tu mundo, un diario en el que escribes todos los días, por lo que se va amoldando a las costumbres y tendencias que vamos viviendo a lo largo de nuestra vida. La casa no se trata solo de cuatro paredes, si no el reflejo de tu persona y de los que la habitan. En estos momentos por los que estamos pasando la casa va cogiendo, aún ,ças, protagonismo. Empezamos a notar la demanda de crear, también, un espacio: igual de acogedor, cómodo, luminoso y práctico que el resto de la casa, para la zona de trabajo. O, por ejemplo, la vuelta de la entrada y el recibidor como zona intermedia entre lo público y lo privado destinado al espacio para la higiene (desinfectarse las manos, sacarse los zapatos, etc). La casa se ha convertido en un todo: un cine, un restaurante, un colegio, una oficina o un gimnasio, por ejemplo)", cuenta esta italiana de nacimiento que además de interiorista es arquitecta.

 

Isabel López Vilalta

Isabel López Vilalta

Lleva más de tres décadas dedicada a los interiores, en los que practica una elegancia austera. "Siempre tuve interés por la arquitectura y el dibujo y creo que una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida", sentencia. El Hotel Omm, los restaurantes el Japonés en Barcelona, El Celler de Can Roca en Girona y Filandón y The art of Living-Frigicoll en Madrid llevan su sello. "Lo fundamental a la hora de abordar un proyecto de vivienda es conseguir un hogar para nuestro cliente y que se la sienta completamente suya", asegura la barcelonesa que tiene un estudio propio. "A mí y a mi equipo no gusta abordar cada proyecto de una manera muy pormenorizada; analizando el espacio que vamos a proyectar desde el “sense of place” para que pertenezca al lugar y al cliente de manera muy auténtica. Además, también procuramos que nuestros proyectos sean atemporales, que perduren en el tiempo, utilizando materiales que envejezcan bien que al fin y al cabo es la manera de actuar de manera sostenible".

 

 

La interiorista Laia Ubia

Laia Ubia

"La casa es el lugar que cumple con las necesidades y comodidades de las personas que tienen que habitarla, potenciando su bienestar y felicidad. Partiendo del ritmo frético del día a día laboral, es un refugio, un espacio donde poder relajarte, practicar actividades que nos permitan disfrutar, como cocinar, leer, estar en familia o con seres queridos.Tiene que ser el lugar donde queremos passar el tiempo, asi que cada estancia debe aportar buenas vibraciones", cuenta la interiorista barcelonesa a quien le gusta trabajar con materiales naturales y respetuosos con el medioambiente "que también nos permiten crear una connexion con la naturaleza y el entorno y crean una atmósfera de bienestar y serenidad", apunta. Para conseguirlo busca potenciar la luz natural al máximo y pone especial énfasis en la iluminación de sus proyectos. "Tambien diseñamos el mobiliaro a medida. Es la manera de conseguir la continuidad y fluidez en los espacios, así como aprovecharlos al máximo". 

A Laia siempre le ha fascinado poder da vida a los espacios y cada proyecto es un reto. "Me encanta empezar de cero, reconocer su esencia, la historia que desprenden, la historia que desprenden y enlazarlo con las necesidades, presupuesto, tiempo y normativa. De mi profesión me gusta ayudar a la gente a ser más feliz, a estar más agusto en sus casas, oficinas o comercios".

retrato de Beatrice Askanazy, propietaria de  materia

Beatrice Askanazy

"Mi padre era arquitecto y trabajé con él muchos años. No me decidí por la arquitectura hasta el final de mi etapa estudiantil, pero el camino ya me vino bastante marcado. Siempre me gustó todo lo relacionado con la creatividad, como la pintura y la manipulación de materiales. Durante un tiempo, me centré más en la moda. Que no deja de formar parte del mismo mundo de la creatividad, con los colores, el patronaje, las composiciones y los materiales, hasta que, con la crisis del textil en los 90, volví a la arquitectura de interiores. Me llamaba. Por eso es mi profesión y mi pasión", reconoce Beatrice Akanazy, quien hoy desde su espacio Matèria selecciona ropa de hogar, mobiliario y complementos de decoración que comparten una misma filosofía: el uso de fibras naturales, de materiales amables, la artesanía, la singularidad, la atemporalidad y ausencia de lo tendencioso. "Soy muy hogareña. Considero la casa un refugio en el que poder ser uno mismo y relajarse completamente. Así como en la calle hay que vivir y actuar de una manera estipulada, en sociedad, en casa cada uno hace lo que le da la gana. Creo que es fundamental que la casa no se convierta en un sitio de paso, en el que sólo llegas a descansar. Tiene que ser el lugar donde encontrarse a gusto y pasar ratos agradables", desvela esta experta que califica su estilo como contemporáneo: "vivimos en el siglo XXI y eso se debe plasmar en los ambientes que creamos. Pero huyo de seguir tendencias y también del minimalismo, del 'mírame y no me toques'. El ser humano no es perfecto, así que la casa tiene que ser como es uno mismo: hay que vivirla. Considero clave el hecho de que un interior sea fresco, natural y que podamos movernos libremente por él. Vivimos en continuo cambio: todo suma, todo cabe si se tiene en cuenta que sea atemporal y de buena calidad", reflexiona.

 

patricia Fernández de Castro

Patricia Fernández de Castro

"Mi pasión por el interiorismo viene de muy pequeña, de herencia familiar. Mi abuela ya tenía una tienda de objetos de decoración, mi padre se dedicaba a la iluminación con una tienda maravillosa en la zona antigua de pontevedra, la electrica moderna, que hoy es un templo de decoración muy reconocido en Galicia, y que dirige mi madre, Isolina Castro. Desde desde muy pequeña eduqué el ojo y aprendí a patear las ferias, negociar con los proveedores, elegir y saber qué tendencias funcionan", cuenta esta interiorista que hoy sigue el mismo modelo de empresa familiar en Indietro, un espacio de 200 metros cuadrados en Madrid, "donde atendemos de una forma relajada y sin prisas a nuestros clientes, a quienes ayudo a elegir, porque no es fácil, entre los numerosos catálogos, materiales, textiles, papeles...", dice la interiorista especializada en mezclar estilos, materiales y colores con un toque "femenino, elegante y vibrante en el que se mezclan estilos respetando siempre las reglas del clasicismo con un punto de tendencia". 

Para Patricia, "la casa es donde uno está a salvo y tranquilo. Es el espacio, grande o pequeño, que te pertenece. Me gusta crear confort y que se noten los cambios de estación usando los colores, que transmiten emociones, o cambiando ciertos elementos como si se tratase de moda. "

 

 

 

 

interiorista verónica mimoun

Verónica Mimoun

"Relaciono la casa con los sentimientos que transmite, confort, tranquilidad y personalidad. Busco adaptar los distintos espacios a las necesidades de la familia, intentando que resulte acogedora y práctica, pero que a la vez desprenda estilo. Es un proyecto a largo plazo en el que vas renovando y modificando lo que consideras oportuno según las necesidades de cada etapa", cuenta la fundadora y directora creativa de Le Bond Studio. Asegura que su estilo consiste en estudiar el potencial de cada vivienda y convertirla en un hogar. Para mí es fundamental que mi cliente participe en el diseño, las casas nos definen y reflejan nuestra manera de ser".

Decidió apostar por el mundo del interiorismo, "porque me apasiona tanto la parte creativa como la parte técnica de esta profesión: crear espacios, optimizar los recursos, conseguir acondicionar y decorar una vivienda para que transmita bienestar", asegura Mimoun a quien no le interesan las tendencias pasajeras. "Apuesto por soluciones eficaces y duraderas. Me gusta trabajar con materiales nobles, doy prioridad a los colores, las texturas y la calidad. Me encanta mezclar distintos estilos y procedencias con piezas únicas. Soy feliz encontrando esa pieza singular que encaja perfectamente con mi cliente". 

 

Beatriz e Isabel Blanco

Beatriz e Isabel Blanco

"La casa es el lugar sagrado de cada persona, un espacio que conecta con las emociones y se relaciona directamente con los habitantes, un lugar calmado y tranquilo como contraposición a la vida rápida que hay en el exterior, donde tomar conciencia de cómo queremos vivir", cuentan Isabel Blanco que junto a su hermana Beatriz ha formado el estudio de arquitectura e interiorismo Burondo. Hijas de padre arquitecto, Juan Blanco, y madre artista, Isabel Rico, se confiesan "curiosas por naturaleza. Desde muy pequeñas nuestra familia nos ha inculcado la pasión por esta profesión, el arte y el diseño, por lo que de forma muy orgánica estábamos haciendo de nuestro pasatiempos nuestro apasionante trabajo. Creemos que la arquitectura es una profesión abierta que requiere estar alimentándose constantemente de nuevas ideas, las cuales se transforman después en la creación de cosas bellas". 

Definen su estilo como "un minimalismo cálido, que apuesta por espacios serenos y honestos. Intentamos crear espacios ordenados que conecten con las emociones. Partimos de lo esencial para después añadir distintas capas como los materiales naturales que tienen su propio carácter y bello envejecer". 

 

Pia Capdevila

Pia Capdevila

"La casa debe de ser un espacio que refleje tu personalidad, donde estar a gusto y donde se plasma cómo se encuentra el estado de ánimo de los que habitan en ella. Es un lugar que nos representa a todos y además de hacernos la vida fácil, debe de ser estéticamente bonito. Es nuestra guarida así que para es importante que siempre haya dos escenarios: una parte de la casa como zona privada y otra social", cuenta la interiorista que define su estilo como neutro. "Me baso siempre en bases neutras sobre las que dibujo varios colores, personalidades, tendencias. Parto de una base atemporal en cada proyecto para poderla ir nutriendo y adaptando a cada necesidad".

Fue en 2007 cuando Capdevila materializó su pasión por el interiorismo y la decoración con la apertura de su propio estudio en Barcelona, desde donde firma espacios con personalidad y elegancia, siempre adaptadas al gusto y a las necesidades de cada cliente. "La arquitectura y el diseño siempre han estado latentes en mí, desde pequeña. Tengo genes de arquitectos pero no me planteé el interiorismo hasta justo antes de empezar la universidad cuando descubrí que, a parte de la arquitectura, existía un sector que se dedicaba a mirar el detalle de todo lo que pasaba dentro de un espacio. Fue lo que me decidió a dedicarme al interiorismo. Me gustan el reto de sacarle el máximo partido a cada uno de los espacios".

mc interiorismo

Marta de la Torre y Marta García-Bardon

Este dúo creativo lleva más de 15 años compaginando su trabajo de interioristas con el desarrollo de la empresa MC Pintura "dedicada a la elaboración de nuestra propia cartas de colores especializadas en arquitectura decoración y a la asesoría de color". Ambas son apasionadas del arte, la arquitectura y la decoración y para ellas "la casa es el lugar de descanso, de disfrutar con familia y amigos, pero¡ también el espacio en el que podemos recrear la estética con la que nos sentimos mejor, rodearnos de los objetos que nos gustan y que nos hacen disfrutar con solo mirarlos". Especializadas en la rehabilitación de casas y locales, su fórmula parte del respeto  por la arquitectura original del edificio y la recuperación de los materiales originales. "Suelos de pino Melis, baldosas hidráulicas, ventanas de madera, molduras, cornisas... Para nosotras es un reto encontrarnos con estos materiales deteriorados o escondidos y volverlos a sacar a la luz, respetándolos y restaurándolos", aseguran.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?